30
Ago

Is Xiaomi ready for the global market?

Escrito el 30 agosto 2013 por Ricardo Pérez Garrido en Asia, Dispositivos / Devices, Innovación / Innovation, Software

The news that one of the top executives at Google’s Android initiative is moving to Xiaomi where all over the place yesterday. There are a few interesting issues here. Let me talk about some of them, related to the role of Xiaomi, the evolution of the Android ecosystem, and the possible fit of the Chinese manufacturers in a global, complex market.

Xiaomi is basically a Chinese company. They offer the level of functionality of a high end smartphone at a fraction of the price of higher-end products. They are very smart in how they manage the personalization of Android, and also in how the control the number of different models vs. their marketing efforts. Though their market share is still low, their growth is amazing and the approach to how they add value is different to the traditional players. Though many think about the US market as the next step for the company after Mr. Barra joins the company, it makes more sense to think about other emerging markets where customers desperately want options for high end capabilities in a cheap smartphone. Xiaomi, with its products and marketing approach, can be a great candidate  for this expansion.

The Android ecosystem can become an issue for Google if they loose control of the advertising market and the basic applications. With Xiaomi heavily modifying the system, there is a strong risk of losing control. If Google then moves to close more and more the OS or give priority access to Motorola (or Samsung in this case), it will be a good indicator for the rest of the players to find a replacement. Samsung is already doing that. Xiaomi might be for now a great ally of Google. But it might also risk the great multisided network business model that they have created for many companies. With more players gaining relevance, the decisions related to how much control to exert over Android are going to be key in the future of Google in the mobile space.

Finally there is the role of Chinese manufacturers in a global market, which can change the dynamics of the evolution of emerging markets in Asia and Africa. Another competitor will be the Firefox alternative that some Telcos are promoting as an alternative to Android. The fact that most of these manufacturers use Android is a great opportunity to improve the ecosystem of solutions to customers with quite different needs than the ones Apple or Samsung are covering. Great opportunity again for complementary products and business models. From payment systems, to specialized coupons, to… (if you have a brilliand idea please call me…)

7
Mar

Durante los últimos años uno de los trabajos más complicados en el sector de tecnología ha sido intentar pensar en formas en las que las empresas de telecomuncaciones puedan recuperar parte de la influencia y de los beneficios que tenían hace unos años. Varias tecnologías y modelos de negocio disruptivos a la vez afectando a sus negocios (desde la voz por ip hasta los smartphones) han hecho que los buenos viejos tiempos donde lideraban la evolución y adopción de tecnología de comunicaciones esté ya casi olvidado. Y en este momento toca pensar en cómo volver a generar ingresos jugando al mismo juego que las empresas que han ganado en estos últimos años. Así que claro, toca imitarles y… montar una tienda de aplicaciones… ¿no? ERROR. No sirve para nada, para casi nada.

Si hace unos días presentaban su apoyo en Barcelona a Mozilla con su sistema operativo como escenificación del “hay que romper el monopolio de Apple y Google”, ahora toca sacarle partido a estas ideas. Entre ellas una que ya había escuchado varias veces y que ahora recoge GigaOM: podemos usar las capacidades de las tarjetas pre-pagadas para ofrecer sistemas de pago de aplicaciones en mercados emergentes? Pues eso, que toca pensar diferente para buscar soluciones. Para aquellos que no tienen acceso a tarjetas de crédito, en entornos donde se empiezan a usar este tipo de teléfonos, y seguramente para precios distintos, seguro que hay una oportunidad. Y si no que se lo digan a los millones de clientes que hacen banca con Vodacom en África (no, no es un nuevo banco, es una telco…).

Lo que toca no es imitar tanto, sino pensar en soluciones sencillas para muchos millones de clientes que todavía no tienen acceso a los servicios que algunos damos por normales, y que están deseando que alguien les haga la vida más facil. Con su control de la red y su acceso a los bolsillos de millones, las telco están muy bien posicionadas para este tema.

18
Abr

Elearning y cambio

Escrito el 18 abril 2012 por Jose Gallo Ferez en Educación / Education

No cabe duda que la formación es un indicador del grado de desarrollo de un país. De hecho es uno de los 3 parámetros clave que el PNUD (El programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) utiliza en su metodología para el cálculo del IDH (Indice de Desarrollo Humano). Es muy interesante pues, analizar el elearning, como variante de la formación asociada al cambio tecnológico y al cambio de la concepción de la formación en si mísma.

En países muy avanzados, como Noruega o Suecia, con los mejores IDH, el elearning está siendo una de las piezas claves para la desaparición física del aula, incluso entre los estudiantes más pequeños, con el planteamiento de metodologías adaptadas casi a medida para cada alumno. Vittra, una empresa que opera en 30 escuelas privadas de ambos países, es un ejemplo de esto. En este caso tecnología no significa deshumanización, sino herramienta.

En países con IDH altos, pero con problemas muy serios en educación, como México, que ocupa uno de los últimos lugares en el ranking educatico de los informes PISA de la OCDE, también es muy interesante el papel que puede jugar el elearning. México con corrupción, miedo, violencia y represión, obviamente necesita algo más que tecnología. Como dice en la experta Denise Dresser en el el vídeo oficial de De Panzazo, se necesitan “cojones” para plantear un cambio social y político. Pero lo que no cabe duda, es que el Elearning como herramienta, una vez tomada la decisión puede ser muy valioso, por su capacidad para llegar simultáneamente a casi todos los alumnos, porque bien planteado podría suponer un importante ahorro de costes, y concretamente para el caso de México, porque puede evitar serios problemas como la violencia o favorecer de forma muy importante el control y el seguimiento de los avances de los alumnos y de los profesores.

El elearning puede suponer una herramienta muy importante para el cambio del modelo de formación que tanto se pregona en países más avanzados, como una herramienta para el cambio necesario y urgente, en países donde la educación es una de las más tareas más pendientes para conseguir una sociedad mejor.

9
Mar

Contrariamente a lo que pensamos, la elaboración de mitos no sólo se produce en la Grecia clásica. Cierto que a los antiguos griegos debemos la creación de algunos de los más universalmente reconocidos como la hidra de las siete cabezas o las musas. Pero no es menos cierto que la cultura popular sigue creando mitos en nuestros días para intentar explicar lo racionalmente inexplicable. Y entre ellos están el del butanero como alegoría del vigor físico, el vendedor de enciclopedias como paradigma del tesón, o -y éste es el que nos interesa hoy- el intermediario como ejemplo de la capacidad desmedida de crear riqueza.

Casi siempre, hay hechos lógicos que tienen que ver con la génesis del mito. Resulta complejo dar con los más remotos, pero no tan difícil hacerlo con los más recientes. En el caso del intermediario, creo recordar que entró en el imaginario colectivo de la mano de la primera crisis del petróleo, cuando se hablaba de la inflación (descubrimiento económico de aquel momento, equivalente a la actual prima de riesgo) y se buscaba a los perversos responsables de la misma (lo que sería, en la época, el equivalente a nuestros banqueros de inversión).

Y ahí contribuyó decisivamente Alfredo Amestoy con un programa en la TV de la época en el que, según creo recordar  (y perdóneme el lector la imprecisión, porque un servidor tenía sólo once o doce años), perseguía unas hortalizas desde el huerto de un honrado agricultor hasta el supermercado, donde el ama de casa pagaba un precio que nada tenía que ver con el que el productor había recibido. El intermediario era -huelga decirlo- el malo malísimo que había recargado enormemente el precio de aquellas berenjenas en su caminar del huerto al plato.

Hoy, tras años de vida y formación, tengo claro que existe algo que se llama “la distribución”, que aporta un valor real que debe ser retribuido. Aquel intermediario de Amestoy contruye hoy plataformas logísticas, monta cámaras de frío, paga controles de calidad, mueve flotas de transporte … es decir: se gana el derecho a retener una parte del precio de esa berenjena que finalmente consumimos. Puede que nos siga siendo menos simpático que el agricultor, que sigue asumiendo en el campo la dura maldición bíblica de ganarse el pan con el sudor de su frente, pero hace un trabajo que es importante y que alguien debe pagar.

Pero hoy tenemos otro tipo de sectores de actividad, que no tienen nada que ver con lo físico, y a los que -supongo- algunos llaman “industria” sólo por evitar parecer aún más etéreas de lo que en realidad son. Es el caso de la “industria cultural” o la “industria del contenido”. En ellas -pese a que cada vez hay menos “cosas” que transportar, almacenar o distribuir- siguen existiendo intermediarios. Que tienen aún más impacto en los precios finales que aquellos del programa de Amestoy. Basta mirar el porcentaje del precio que cobra el autor de un libro para darse cuenta de por qué Amazon encontró un lugar bajo el sol “desintermediando” en el mundo del papel; basta mirar lo que ingresa el cantante por cada CD para entender por qué iTunes se convirtió en la tienda de música más grande jamás explotada. Eliminando intermediarios innecesarios, los consumidores compramos hoy libros y discos más baratos que hace quince años.

Y nunca se han escrito más libros ni se ha hecho más música que en estos años. Y nunca ha habido un modo más eficaz de transmitir cultura que el que las redes digitales ponen hoy a nuestro alcance. Así que, como decía el título del mítico álbum de Supertramp … “Crisis? What Crisis?” De haberla, no es una crisis de creatividad, ni una crisis de desabastecimiento del consumidor, ni -en muchos casos- una crisis de caída de ingresos para quienes crean. Es una crisis de los intermediarios. Una crisis que afecta a quienes viven del modo puntual en que se han distribuído unos bienes (los culturales) durante una época histórica. Una crisis de los intermediarios.

Enlazando con el principio, puede que estemos viviendo el final de otro mito. Y siempre es triste que se nos caiga un mito. Pero del mismo modo en que los gobiernos no acudieron en socorro de los simpáticos vendedores de enciclopedias al salir la “Encarta”, ni nadie movió un dedo por el prolífico butanero cuando se montaron los gaseoductos desde el Magreb, no entiendo qué hacemos pagando entre todos a los intermediarios culturales para hacer más dulce su reconversión.

Lo cual cierra el círculo definitivamente llevándonos a uno de los pocos mitos perdurables en el tiempo: el del político que no se entera de nada. ¿Nos librará alguna vez alguien de ellos?

29
Feb

No es la primera vez que escribo sobre hoax o leyendas urbanas. Y no creo que sea la última, porque la mezcla de las buenas intenciones y la estupidez humana proporcionan estupendos ejemplos de ambas cosas cada día en nuestro correo electrónico.

Ayer, sin ir más lejos, recibí un enlace donde se recogían algunos consejos sobre la educación de los jóvenes en la actualidad, supuestamente procedentes de Bill Gates. Y me extrañó tanto leer algo tan ácido procedente del fundador de Microsoft, que me puse a investigar la procedencia de la pieza.

El primer intento fue teclear la primera parte de la primera frase en Google. Allí escribí: “la vida no es justa acostúmbrate a ello” para encontrarme con 22.600 resultados procedentes de diversos lugares de la red. La mayoría de ellos se limitaban a hacer una atribución difusa de la autoría a Bill Gates, pero algunos iban incluso más allá y los situaban en una conferencia dada en alguna institución académica semidesconocida. Y como seguía sin estar convencido, se me ocurrió algo tan simple como cambiar de idioma y preguntar al Gran Hermano por “bill gates’ 11 rules”. Y el primer resultado fue perfecto, a juzgar por la URL, que me remitía a un site llamado “http://urbanlegends.about.com/”.

Nada más llegar a la referencia me encontré con la verdad de la historia. Que consiste en que desde el año 2.000 circulan correos y se escriben posts atribuyendo estas reglas a Bill Gates, cuando el origen comprobado está en un artículo con 14 puntos en torno a “cosas que los niños no aprenderán en la escuela” publicadas en el “San Diego Union Tribune” cuatro años antes por un tal Charles J. Sykes. Autor que, efectivamente, existe y tiene un website llamado “las 50 reglas” que sigue la misma línea.

Es decir, que aún no procediendo de donde se supone que vienen, aquello fue un pequeño éxito una vez difundido en la red. Y son tan interesantes, que recomiendo al amable lector que les dé un repaso. Basta con seguir el link al archivo original.

 

Les aseguro que la lectura merece la pena.

14
Feb

Si algo ha demostrado el elearning es que la convergencia, digital y tecnológica, entendidas como diferentes sistemas tecnológicos que han evolucionado para hacer tareas similares, es posible.

Ahora, desde un smartphone, cuyo ancestro servía para poco más que hablar y enviar mensajes cortos, podemos llegar tan rápido e incluso más cómodamente a la nube que desde un laptop, cuyo ancestro se centraba en labores técnicas. Ambos dispositivos nos abren las puertas al entretenimiento, la comunicación, las redes sociales, y como no, al conocimiento y a la formación.

Niños en Nicaragua con su XO. Iniciativa one laptop per children.

Debido a esta convergencia, el acceso al conocimiento se está trivializando, se puede llegar a él desde cualquier parte, en cualquier momento, a través de cualquier aparato que se conecte a internet.

La pregunta a hacerse ahora es ¿a qué tipo de conocimiento se tiene acceso? ¿cual es la calidad de ese conocimiento al que se tiene acceso? entendiendo calidad como la profundidad, complejidad o alcance del conocimiento al que se accede. Es decir, ¿se tiene acceso libre a todo el conocimiento o al conocimiento por el que otros pagan? 

Primer nivel: acceso al conocimiento general. Wikipedia con sus más de 20 millones de artículos en 282 idiomas desde 2001, nos parece ya un conocimiento básico que damos por hecho, nos parece un derecho, algo a lo que ya no se nos puede negar. El primer gran paso hacia la visión de Jimmy Wales: “Imaginemos un mundo en que cada persona tiene el acceso libre y gratuito a la suma de todo el conocimiento humano. Es lo que estamos haciendo”.

Jimmy Wales. Fundador de Wikipedia.

Este acceso, lo hemos dado tan por sentado, que se nos olvida que wikipedia pudiera desaparecer. Periódicamente, su creador y sus colaboradores nos recuerdan que no es un negocio sino una fundación y que necesitan nuestra ayuda para seguir en esa tarea. Pero ese, es otro debate. A partir de este nivel 1: si queremos seguir profundizando, podemos irnos a blogs y webs especializados, redes sociales, foros. ¿Pero que pasa si queremos seguir avanzando?.

Nivel 2: formación reglada o semireglada:  Hasta 1990, había que matricularse y acudir de forma presencial para acceder a ese importante conocimiento necesario para acceder al mercado laboral. Después aparecieron las universidades virtuales como la UOC, que con sus 44.000 estudiantes matriculados para este año demuestra el cambio virtual de presencia en las aulas. La UOC tiene la misión de facilitar la formación de las personas a lo largo de la vida. Obviamente la facilita a través de un pago previo, pero las cifras son contundentes. Cada vez son más los estudios reglados o avanzados que se ofrecen a través de internet, por prestigiosas universidades y escuelas de negocios.

Nivel 3: formación a la carta, gratis y de calidad. Mama quiero ser físico pero tengo 9 años. No te preocupes hijo, vete a la academia Khan y mira a ver si te gusta. Curiosamente un sueño muy similar al de wikipedia: “Everyone deserves an education, Todo el mundo merece una educación”. and “providing a free world-class education to anyone anywhere, educación gratuita para todo el mundo en cualquier lugar”. 

La academia Khan, basa su conocimiento en vídeos subidos a Youtube, pero organizados y estructurados en itinerarios pedagógicos, y con herramientas que permiten el seguimiento tanto por el alumno como por el coach o emisor de conocimiento o guía. Existen numerosos videos que explican cuestiones concretas de cientos de materias, aunque también aquellos que aportan nuevas visiones y animan a los alumnos a ir más alla.

Salman Khan talk at TED 2011

Curiosamente sus principales donantes son Google y Microsoft. De momento llevan 3,5 millones de estudiantes durante el año 2011 y 95 millones de lecciones a través de videos de youtube. ¿Que pasará cuando en esta página estén volcadas las mismas o más lecciones y con los mismos o incluso mejores itinerarios pedagógicos que para cursar las titulaciones regladas existentes en la actualidad? con coach o tutores a los que contactar y que avalen tu avance ¿Que diferenciaría esto de una universidad como la UOC o una presencial?. ¿Que pasaría si los estudiantes marcan su propio ritmo y son capaces de terminar titulaciones en otros tiempos distintos a los estipulados? ¿Quien avalaría un titulación Khan?

Otra de las implicaciones claves es sobre los formadores y la formación en si misma. No sabemos si la academia Khan se transformará en la mega universidad abierta del siglo XXI, y podrá echarle un pulso a las universidades presentes y futuras, que problemente también adquieran total o parcialmente la misma metodología, pero hay ciertas cosas que parece que van a cambiar:

Precisamente de la Academia Khan nos llega una predicción de cómo será la educación para 2060:

Year 2060: Education Predictions. The Khan Academy.

De este vídeo se extraen interesantes propuestas:

  • Se pasará de un modelo pasivo donde el profesor imparte la lección y los alumnos escuchan, a un modelo activo donde los profesores y alumnos colaboran entre ellos buscando creatividad, innovacion y descubrimiento. Curiosamente coincide con las tesis de Gardner donde el profesor deja de ser fuente de conocimiento y se transforma en guía.
  • De una formación con un tiempo fijo y unos logros variables a unos logros o metas fijas y un tiempo variable. Una vez, fijados los itinerarios pedagógicos dependerá más que nunca del alumno su evolución. La variable es el tiempo. En cuanto tiempo seas capaz de acabarlo. Vuelve aquí a ser clave la figura del guía, para motivar y orientar.
  • Un acceso global a la información y a el conocimiento necesarios. Vemos que el acceso a conocimiento avanzado cada vez es mayor.
  • Un reconocimiento global e inmediato de los méritos de los alumnos y mayores posibilidades de promoción para ellos. Menos barreras para los alumnos con mayores logros.

Ahora en mi trabajo, buscamos que los profesores sean el catalizador entre el alumno y el conocimiento que ya tiene a su disposición, alguien que refuerce en positivo su avance, y que le de confianza y le anime a seguir en el aprendizaje de algo tan importante para la comunicación como es un idioma global. Ese leader, coach o guía, pensamos como Gardner o “Sal”, que debe seguir siendo humano para transmitir unas motivaciones que edades tempranas son fundamentales para el alumno.

13
Feb

Cierto es que este post tiene bastante sesgo personal dado que soy parte implicada por dedicarme profesionalmente al mundo “mobile” y que puede decirse que “barro para casa” pero lo cierto es que no pretende sino mostrar una tendencia y una serie de errores que, a mi juicio, se siguen cometiendo.

Segun el ultimo estudio de la IAB, el tráfico móvil en España ya es de un 5%-6% del total del trafico web y que ha experimentado un crecimiento de entre el 300% -400% (en algunas webs), parece que desde el punto de vista de marketing se sigue considerando “residual” y no atractivo.

El otro dia, comentando con una persona responsable del mundo mobile en una gran agencia de medios, me comentaba un caso que me hizo reflexionar. Pongamonos en situacion: se esta planificando la campaña de Navidad para una importante empresa de electronica y se le propone realizar una campaña de marketing mobile en webs y aplicaciones afines a su target pero de manera muy “accurate”. Lo que se proponia era mostrar una serie de anuncios (desde simples banners hasta anuncios rich media) a usuarios que accedieran a esas webs y apps cuyo terminal tuviera mas de un año. La manera de segmentarlo era mediante el “user agent” que todo navegador tiene. El objetivo era claro: hey, tu movil tiene mas de un año y yo tengo unos modelos chulisimos todos nuevecitos. ¿Porque no se lo pides a los Reyes Magos?. Además el CPM no era excesivo y la inversion que se proponia no era una barbaridad. La respuesta: es muy interesante pero casi que prefiero gastarme ese dinero en UN anuncio en la tele en horario quiza no prime time y que no se quien lo va a ver.

Resultado: un “cañonazo en television” quiza no sea el camino mas eficiente para llegar a tu target: lo mismo el mensaje no llego a quien pudiera interesarle y por tanto la campaña no seria todo lo efectiva que toda persona de marketing desearía.

Con esas cifras de trafico y con la inversion comentada, ¿no merecia la pena probarlo? Tengo la sensacion que desde el punto de vista de marketing, se estan repitiendo errores cometidos con la web “tradicional” y que parece que no se aprende.

Pero seria injusto echar las culpas al mismo. Creo que parte del problema es de los profesionales que estamos involucrados en “esto del mobile”.  Estoy convencido que no estamos siendo capaces de transmitir las ventajas que tiene el mobile marketing y que nosotros mismos no estamos convenciendo a los responsables para que realmente apuesten por nuestro canal y las ventajas que tiene.

Vale, quiza no haya una masa critica suficiente pero el mobile marketing tiene a favor que no hay muchas campañas de marketing, que los precios son razonables, que las posibilidades de segmentacion y de “targetizacion” son enorme  y que por tanto merece la pena probar y medir. Ademas, el “marketing mobile” es cool y guay.

Conclusion: seguimos tropenzando varias veces en la misma piedra, seas de marketing o no.

7
Feb

Acabo de volver de algo que va muchísimo más allá de la presentación de un producto. Si me apura el amable lector, creo que lo que he visto y oído va incluso más allá de la presentación de un concepto. Y a mis 48 años, con todo lo que he visto en este bendito mundo de la tecnología, soy consciente de que esto es mucho decir. Pero creo honestamente que la ocasión lo merece.

Los responsables de la compañía presentan Anfix como “El primer escritorio empresarial en la nube”, cosa que no deja de ser cierta. E incluso de tener su punto, por aquello de que nada hay de interesante hoy día en el mundo de las aplicaciones si salimos del entorno cloud computing. Pero creo que la propuesta de valor de Anfix va mucho más allá que la de ser un escritorio, y su interés supera con mucho el que estemos hablando de una empresa española.

Lo que nos presentaron Jorge Pascual y su equipo es un entorno de trabajo accesible desde cualquier navegador, perfectamente independiente de sistema operativo que el usuario desee emplear, y donde uno decide cuales son las herramientas que necesita emplear y las tiene disponibles en un solo click de ratón. En la presentación hablaron de “instalar herramientas en el escritorio” porque supongo que es el modo de explicarlo con facilidad, pero la experiencia de uso no tiene nada que ver con lo que entendemos por una instalación al uso: dentro del entorno Anfix, instalar es sinónimo de “decidir que la quiero tener disponible”. No hay tiempos muertos, no hay configuraciones, no hay preguntas esotéricas para angustiar al usuario. Simplemente hay una disponibilidad instantánea, incondicional y comodísima de la aplicación que necesitemos utilizar.

La aplicación que centró parte de la presentación fue la de facturación. Que entre otras características poco comunes, cumple con la normativa legal sobre generación y depósito de factura electrónica … además de ser capaz de importar datos desde Facturaplus, que es uno de los sistemas de más difusión en España hoy. Pero la cosa no queda ahí, sino que desde la misma aplicación el usuario tiene enlace -si lo desea- a información de solvencia sobre los potenciales clientes a través de un acuerdo con “Einforma” y muchas otras cosas más.

Hablando luego con Jorge, que también es profesor de IE Business School y buen amigo hace muchos años, me confirma que tras los 20 meses de desarrollo que han invertido, y despúes de una exhaustiva fase beta, están ya en producción y con un calendario de incorporación de aplicaciones muy ambicioso, que irán perfectamente coordinadas con la facturación.

Por si todo ello fuera poco atractivo, el modelo de negocio que proponen es completamente rompedor con lo visto hasta la fecha. Porque es gratis. Gratis el soporte técnico, gratis las licencias, gratis el uso de todas las aplicaciones sin otra limitación que 5 Gigas de almacenamiento (nadie ofrece más en el mercado), y gratis incluso el servicio técnico a través de un número 900. En opinión de Jorge, “no quieren hacer negocio con los problemas de sus clientes” y por eso no lo cobran. Sólo se paga `pr el uso del escritorio y las aplicaciones en caso de que un autónomo facture más de 50.000 euros al año, o una empresa supere los 12o.000. Y los precios son en torno a la décima parte de lo que se suele cobrar por algo así. Claro que si eres ONG, centro educativo o estás lanzando tu negocio, también es gratis. Como emprendedores que son, están dispuestos a apoyar a otros emprendedores.

Todo ello soportado en infraestructura de Acens, otra empresa española, con instalaciones completamente redundantes y un cumplimiento exquisito de los estándares de seguridad más exigentes.

Realmente, hay días en que uno piensa que igual este país termina saliendo adelante, y hoy es uno de ellos. Si tiene un rato, de una vuelta por http://www.anfix.com y dedique un minuto a registrarse, le aseguro que no quedará decepcionado.

31
Ene

Telefónica Digital

Escrito el 31 enero 2012 por Julian de Cabo en Convergencia / Convergence, Telecom

Hace ya un tiempo que se anunció la última reorganización de Telefónica. Y aunque sea pronto para saber qué frutos dará la nueva estructura, no es menos cierto que movimientos como estos siempre tienen un interés, porque representan el modo en que una de las empresas que sirven de “benchmark” en el sector se plantea abordar el futuro.

De entre las novedades llama la atención que España se incorpore a una unidad que controla todo el negocio europeo, equivalente a la segunda gran unidad de negocio que es Telefónica Latinoamérica. Pero resulta aún más interesante la creación de una tercera unidad de negocio, que es Telefónica Digital.

En esta unidad se integran los portales de Terra, Tuenti, Jajah y algunos otros “activos digitales” preexistentes, así como los restos de los anteriores “verticales” que explotaban oportunidades de negocio como cloud computing, eHealth o mobile advertising entre otras. La compañía la presenta como una unidad diseñada para capturar las oportunidades de crecimiento que nazcan para la operadora en el mundo digital. Y parece que tenga lógica su despliegue, dado que debe ser en territorio digital donde deben comprar parcelas para instalar sus siguientes negocios.

La gran pregunta es si un centro corporativo tan marcado por el rigor financiero será capaz de gestionar simultáneamente dos líneas donde la disciplina lo es todo, a la par que una tercera formada por un conjunto de startups a las que se debe exigir que capturen nuevo valor en lugar de re-etiquetar viejos ingresos.

Todo un reto, sin duda. Pero como dice el adagio, “los caminos fáciles nunca llevan lejos”.

19
Ene

Vivir de la #SOPA boba

Escrito el 19 enero 2012 por Julian de Cabo en Internet, New Media / Nuevos Medios

Nos dice la Real Academia que la segunda acepción de “sopa boba” es la de “vida holgazana y a expensas de otro”. Y la definición viene al pelo para entender lo que está sucediendo estos días con la disputa en torno a la “Stop Online Piracy Act”, popularmente conocida como “la SOPA”.

Por hacerles el cuento corto, se trata de algo que viene a ser como nuestra ley Sinde, pero con más peligro, puesto que contempla medidas más estrictas, y viene propuesta desde un país como Estados Unidos, cuyo peso en la red es mucho mayor que el nuestro. Tal vez, sin embargo, lo peor que tengan SOPA y Sinde sea lo mismo: que permiten cerrar páginas web sin previa autorización judicial. Que es tanto como decir que se cargan de un plumazo una de las mejores conquistas del ser humano: la libertad de expresión.

Y claro, visto lo duro de las medidas propuestas, lo primero que pensamos es que debe tratarse de proteger algo muy grande cuando se está dispuesto a sacrificar a cambio nada menos que el ejercicio de una de nuestras libertades básicas. Pero en cuanto se rasca un poco, es para echarse a llorar. Lo único que hay detrás es la protección de una industria en decadencia, que pretende seguir viviendo de intermediar entre los artistas y quienes consumimos sus obras. La sopa boba que unos pocos desean perpetuar.

Supongo que parte del problema lo tenemos en la formación de la actual generación de políticos, a pocos de los cuales se conoce actividad previa a la de ser profesionales de la política. Un perfil que poco tiene que ver con los líderes del pasado a quienes debemos nuestros actuales derechos. Porque, por extraño que pueda sonar desde nuestra mentalidad actual, hubo una época en que Europa fue dirigida por personas que tenían un programa de cambio para la sociedad y creían en un futuro que deseaban para ellos y sus conciudadanos. Políticos que pueden ser discutibles hoy, pero cuyo legado permanece porque miraban hacia delante y no hacia atrás. Doscientos años después seguimos leyendo a Montesquieu por discutible que resulte con nuestros ojos del siglo XXI. Porque sus obras son básicas para entender lo que hoy somos; mucho más que la revista de aquel vicepresidente que quiso enterrarle y del que nadie hablará a la vuelta de veinte años.

Internet es algo muy serio. Algo en torno a lo cual estará nuestro futuro, si es que queremos tenerlo. Algo que, efectivamente, tiene que ver con la cultura. Con la pasada y con la futura. Porque, aunque muchos de nuestros dirigentes lo ignoren, en la red igual encontramos las obras de Manrique que propuestas interesantes sobre la configuración de la sociedad del futuro. Pero poco partido podremos sacar de la red sin entenderla, sin saber lo que aporta, y haciendo de ella un vehículo más para la propaganda.

Me encantaría ver a nuestros políticos mirando al futuro, generando programas que garantice que la red siga siendo un espacio de libertad, de intercambio cultural y de prosperidad económica. Desde luego sería mucho mejor que seguir dejándose engañar por intereses del pasado que los harán pasar a la historia como los bobos de la sopa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar