Archivo de la Categoría ‘Convergencia / Convergence’

31
Ene

Telefónica Digital

Escrito el 31 Enero 2012 por Julian de Cabo en Convergencia / Convergence, Telecom

Hace ya un tiempo que se anunció la última reorganización de Telefónica. Y aunque sea pronto para saber qué frutos dará la nueva estructura, no es menos cierto que movimientos como estos siempre tienen un interés, porque representan el modo en que una de las empresas que sirven de “benchmark” en el sector se plantea abordar el futuro.

De entre las novedades llama la atención que España se incorpore a una unidad que controla todo el negocio europeo, equivalente a la segunda gran unidad de negocio que es Telefónica Latinoamérica. Pero resulta aún más interesante la creación de una tercera unidad de negocio, que es Telefónica Digital.

En esta unidad se integran los portales de Terra, Tuenti, Jajah y algunos otros “activos digitales” preexistentes, así como los restos de los anteriores “verticales” que explotaban oportunidades de negocio como cloud computing, eHealth o mobile advertising entre otras. La compañía la presenta como una unidad diseñada para capturar las oportunidades de crecimiento que nazcan para la operadora en el mundo digital. Y parece que tenga lógica su despliegue, dado que debe ser en territorio digital donde deben comprar parcelas para instalar sus siguientes negocios.

La gran pregunta es si un centro corporativo tan marcado por el rigor financiero será capaz de gestionar simultáneamente dos líneas donde la disciplina lo es todo, a la par que una tercera formada por un conjunto de startups a las que se debe exigir que capturen nuevo valor en lugar de re-etiquetar viejos ingresos.

Todo un reto, sin duda. Pero como dice el adagio, “los caminos fáciles nunca llevan lejos”.

2
Sep

Un CIO para un país

Escrito el 2 Septiembre 2011 por Ricardo Pérez Garrido en Convergencia / Convergence, Gestión de Tecnologí­as / IT Management

Me pasan un vínculo a un artículo diciendo que está interesante, que me gustará y que me lo lea. Como me fío del que me lo pasa, pues voy y lo leo. Lo escribe el que era hasta hace unas semanas el CIO del gobierno Obama (Federal Chief Information Officer) desde 2009. Publicado en NYT, se titula “Tight budget? Look to the ‘cloud'”. Habla de la importancia que puede tener cloud computing para no solo reducir costes sino controlar mejor los resultados que se obtienen de las inversiones en tecnologías de información, y ser más flexibles y ágiles a la hora de usar tecnología. Es simple pero tiene frases demoledoras:

” The United States cannot afford to be left behind in the cloud computing revolution”

Después de leerlo tengo, como siempre pasa con los buenos artículos, más nuevas preguntas que respuestas. Las preguntas van además en dos líneas. Una es el mundo empresarial y la relación de los CIOs con el poder de las empresas. Nos hace falta más gente que pueda entender el papel de la tecnología en la empresa, y el papel de la tecnología creada para “la gente normal” dentro de la empresa. Que no se preocupe tanto de los riesgos o de proteger “las cosas como se han hecho siempre”, y sean más innovadores. La otra es en el mundo público. Seguramente poner orden en la administración de la mayoría de los países empieza por gestionar mejor la información y la tecnología que se emplea en el esfuerzo.  Que el CIO de un país esté haciendo un discurso tan avanzado me da envidia. La pena es que no he leído en los titulares de ningún periódico que esto sea una prioridad para nadie más. Y seguro que en tiempo de ahorrar, podríamos en muchos países generar ejemplos de esos de libro para el futuro. A lo mejor alguien de un partido politico de algun país lee esto y se le ocurre alguna brillante idea. Quién sabe…

7
Jun

Ayer era el día del software, en palabras de Steve Jobs. Aunque no sé si debió decir “del software y los servicios”, porque una buena parte de lo que nos presentaron fueron eso: servicios de información avanzados, soportados por la nube privada de Apple.

El más llamativo de ellos, el que hará correr tinta durante semanas es iCloud: el servicio que ha resultado ser la razón de ser para esos enormes datacenters que todo el mundo sabía que Apple llevaba tiempo construyendo. Como casi siempre, un sistema “a prueba de tontos”, que no requiere intervención por parte del usuario para mantener sincronizados todos los contenidos digitales que gestione en sus diferentes dispositivos, y que representa una cierta “popularización simplificada” del modo en que ya trabajaban muchos usuarios avanzados integrando diversas herramientas.

Lo que más me llama la atención no es tanto eso, que dábamos por descontado como tendencia hace mucho tiempo, sino la interesante aportación de Apple a la progresiva redefinición del contenido de la propiedad intelectual. Me refiero a iTunes Match, de la que no sé si es casualidad que fuera presentado en formato “… and there’s one more thing”, que tanto gusta a Jobs. Se trata de que el usuario accede, mediante un pago de 24,99 dólares al año, a versiones de alta calidad de la música que tenga actualmente ripeada en sus dispositivos, sin tener que subirla, sino obteniéndola de la nube de Apple. Pelea frontal con Google y Amazon. Y, en palabras de Jobs, “an industry leading offering”.

13
May

La semana de Chromebook

Escrito el 13 Mayo 2011 por Julian de Cabo en Convergencia / Convergence

Si algo faltaba en una semana llena de noticias sobre ese concepto evanescente en que se está convirtiendo la nube (o estás en la nube o estás muerto), era la noticia de que Google presentaba los dos primeros modelos de portátil ChromeBook, de la mano de Acer y Samsung.

Es complicado saber cuanto tiene que ver la noticia de ChromeBook con el previsto lanzamiento en Junio de Office 365, pero suponemos que forma parte de un mismo todo: la carrera por la nube. O por las plataformas vinculadas a la nube, que es en el fondo donde está la batalla en estos días.

Convergencia total, si fuera una película de Schwarzenegger. Habiendo asentado una posición de privilegio en el mercado de los teléfonos móviles, los chicos de Google dan un paso más allá, e intentan entrar en un terrero que, hasta ahora, no había sido el suyo. Apúntense a los servicios en nube de Google, y hágalo desde un portátil con sistema operativo de Google y navegador de Google. Toda una “propuesta Google” lanzada a las masas la misma semana en que Blogger (otro servicio en nube ofrecido por Google) lleva caído (perdón, oficialmente lo llaman “en modo de sólo lectura”) a ráfagas desde el martes. Y cuando aún sigue sin estar operativa la Playstation Network que cayó allá por Semana Santa.

Hace un par de año nos decía Richard Stallman que Cloud Computing era una trampa. Literalmente se despachó con un “It’s stupidity. It’s worse than stupidity: it’s a marketing hype campaign.” Y visto lo visto, no sé hasta qué punto darle la razón.

Cloud computing es para unos la manera de acabar con la piratería, para otros el modo de asegurarse la generación de páginas vistas donde seguir vendiendo sus anuncios, y para otra parte de la industria una buena excusa para vender cacharritos “cloud oriented”. La pregunta es … ¿hay alguien ahí fuera mirando al usuario?

13
Oct
6
Oct

abanicoDel mismo modo que nuestras abuelas eran capaces de interpretar estados de ánimo a través del movimiento de un abanico, los que llevamos más años en la industria de la tecnología sacamos a veces conclusiones sólo con mirar el número de versión que un fabricante pone a un determinado producto.

De hecho, algunos recordamos como nunca hubo un DBase I que precediera al DBase II, gracias a lo que Ashton Tate dio a su producto una apariencia de madurez que otras aplicaciones no tenían. O sonreímos con aquel salto en que Microsoft hizo pasar su Word 2.0 a un 6.0 que resultaba sorprendentemete próximo al WordPerfect 5 que en aquel momento era la aplicación de proceso de textos más vendida en el mercado ofimático. Y sonreímos porque todos sabíamos que la norma no escrita venía a decir que la versión con decimales de un producto hacía referencia a simples mejoras, mientras que la versión con enteros era una “major release” en términos de la industria.

Pero hace años que no es tan habitual encontrar versiones con decimales, salvo en ámbitos muy concretos como en Linux,  los navegadores de Mozilla o las herramientas de desarrollo.

Tal vez por eso me haya quedado una sonrisa al ver como Microsoft ha gestionado una coincidencia curiosa estos días. Me refiero a la de la casi simultánea presentación de Windows Seven con un cambio en su sistema operativo para móviles, que andaba en la versión 6, y a la que han hecho pasar a la 6.5 sin atreverse a hacer coincidir la cifra con la del producto estrella.

Sería interesante conocer las razones que le han movido a no emplear el mismo 7. Es claro que Windows Seven resulta la apuesta más crítica para el futuro de los de Redmond, y que quieran hacerlo brillar con luz propia. Pero … ¿no resulta curioso que los Apple y Google sigan la estrategia de “un sólo sistema para todas las plataformas” mientras Microsoft aisla cada producto? ¿O es que no cree demasiado en su versión para móvil y no la quiere pegar al transcendental Seven?

El tiempo nos dirá, supongo. Pero hubiera sido interesante verles presentar una estrategia completa para todas las plataformas. A lo mejor, hasta hubiera llegado a pensar que estaban pasando a ser una compañía más de cliente y no tanto de producto.

1
Abr

A veces por coincidencias se da uno cuenta de lo que tiene cerca y no se había percatado. Lo del cloud computing está claro que no es promesa sino realidad, pero hoy he tenido una de estas experiencias reveladoras sobre lo confuso que le resulta al personal entender estos términos. Me había pasado a saludar a Carlos Domingo a una conferencia que organizaba hoy Enter sobre Cloud Computing, y, ya puestos, me he quedado a ver su charla. La charla, como siempre entretenida y con gran contenido, iba al final dirigida a clarificar conceptos. Y aun con un grupo de gente en la sala que se supone entendía del tema, el impacto ha sido importante, porque la confusión también lo és. Tener que diferenciar a estas alturas modos de provisión de servicios en red de las distintas capas que uno puede ponerle a las infraestructuras para hacer un delivery de servicios de TI más baratos… pues como que parece ya viejo. Carlos es bueno contando historias, pero aún así es chocante que a estas alturas sea necesario contar esta historia otra vez.

Sin embargo si uno reflexiona un poco, esto sigue perfectamente la estructura de los cambios que se producen en un mercado que está siendo “cambiado” por una innovación disruptiva que lleva años en gestación. Las tecnologías no son nuevas, solo han necesitado un tiempo para madurar y hacerse suficientemente económicas. Y están cambiando la base de lo que muchos han hecho (y vendido) hasta ahora. En este momento de madurez -aunque todavía falta mucho- entran en guerra muchos más jugadores. Por supuesto Carlos, en nombre de Telefonica, no va a decir que ellos quieren ser grandes jugadores en estos temas, pero apuesto a que veremos a empresas de este sector (telco) haciendo movimientos importantes en este área. Al fin y al cabo, pocos ingredientes les faltan para tener todo lo que hace falta para hacer el delivery de estos servicios…Supongo que al final esto encaja con lo que estamos hablando últimamente de la fuente de ingresos del futuro de las telco. Ahí va una que puede cuajar, seguramente no sola, pero si en buena compañía.

25
Mar

Mientras Yahoo, Microsoft y Google toman ventaja con la desaparición de la frontera entre ordenadores portátiles y teléfonos móviles…

Analizando los datos anuales de los operadores móviles europeos, tres conclusiones vienen a la mente:

1- Los negocios en Europa generan cada vez menos dinero (casualmente los que mejor lo hacen son los que tienen negocio en Asia o América)

2- El dinero que se gana es mas bien dinero que se deja de perder, solo hay que mirar a las cuentas de operadores (sin dar nombres solo diré que de Holanda y Alemania) que hacen dinero porque recortan gasto no porque desarrollen servicios innovadores.

3- Con el desarrollo de la banda ancha móvil los operadores corren el riesgo de convertirse de aqui en cinco años en tubos que permiten acceso para que otros hagan dinero, a costa en algunos casos de canibalizar sus ingresos.

O innovan* y descubren como hacer dinero de Internet o se convierten en una utility como el gas o el agua, con pequeños pero seguros márgenes.

Recomiendo estos artículos de hace unas semanas de The Economist

http://www.economist.com/business/displaystory.cfm?story_id=13234973

http://www.economist.com/business/displaystory.cfm?story_id=13234981

El reciente acuerdo de Vodafone y Telefónica para compartir redes hay que entenderlo en este contexto de caida de los ingresos por usuario y por lo tanto de control de costes como manera de mantener los márgenes:

*Me refiero a innovación de verdad no a vender el iPhone

13
Mar

Me ha gustado mucho el título del la nota publicada en Forbes.com sobre la emergencia de un sistema nervioso para la sociedad basado en la comunicación y la participación. El tema se ha tratado desde muchos puntos de vista, con los -ya clásicos- ejemplos de la campaña de Obama o los atentados de Mumbai. La realidad es que hay toda una generación que no solo asume que participar  y compartir es la forma normal de actuar en sociedad, sino que ya ha sustituído de hecho las tribus locales a las que todos pertenecemos -grupos con los que nos identificamos por diferentes razones- por otras globales.

El impacto de estos cambios solo se está empezando a sentir. Ayer mismo hablaba en clase sobre el distinto uso que hacemos de herramientas como Facebook. Mientras los alumnos a los que les preguntaba -más jóvenes- citaban usos relacionados con lo cotidiano, lo mío es mas una agenda para conectar con gente con la que no me veo normalmente. Incluso un porcentaje alto reconocía consultar y actualizar sus perfiles desde sus móviles. Esto último, la movilidad, va a dar la siguiente vuelta de tuerca al fenómeno del “yo digital” como inseparable del yo social, algo que es un fenómeno totalmente nuevo y que solo parcialmente se había producido hasta ahora. Los retos son varios. El primero social, entender este comportamiento como normal y asociarlo a cómo se proporcionan desde noticias hasta oportunidades de participación en una democracia más abierta y participativa. Por el lado de la empresa, conseguir entenderlo y flexibilidaz aún más herramientas de colaboración y jerarquías. Bueno, el último es no quedarse demasiado atrás. El riesgo de volverse un analfabeto social para las nuevas generaciones es cada vez más alto. No porque antes no sucediese, sino que ahora directamente uno se queda fuera de los circuitos y los canales preferidos por los jóvenes. Mas o menos como siempre, pero trasladando lo social al plano digital.

5
Mar

This week seems that all the internet heavyweights, from Google to Facebook, have twitter in their minds. From Mr. Schmidt saying that the service is a poor man’s email, to facebook adding capabilities to “follow” celebrities… seems that everybody loves twitter. The only problem is that the real one is not yet close to making any money out of the service, while others just add the same features and keep the cash flowing.

Again high hopes of being bought by someone or just burn all the money they have to serve the enthusiasts that keep posting and posting updates to their lives… the digital, shared, public ones.

Twitter front page logo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar