18
sep

El New York Times, en abierto

Escrito el 18 septiembre 2007 por Ricardo Pérez Garrido en Contenidos / Content

Julián y Salva hablan siempre de la tendencia evolutiva que están sufriendo los modelos de negocio hacia buscar formas de financiación diferentes. Y el mercado les vuelve a dar la razón. Uno de los casos más sangrantes en este movimiento explorando nuevas fórmulas es la industria de la prensa, que ha visto tambalearse sus cimientos con la prensa gratuita en los últimos años y con el consumo cada vez mayor de medios online en detrimento de las ediciones en papel. Solo algunos se atrevían a cobrar por contenidos. Uno de ellos, en España, era El País, que hace una temporada cambió su política de nuevo a contenidos libres, recuperando cuota rápidamente. Esta semana el NYT ha abierto un poco más sus contenidos, intentando generar más ingresos publicitarios. La dificultad radica en conseguir convencer a alguien para que pague por algo que puede encontrar, en el mismo formato y de forma legal, en unos cuantos cientos de fuentes distintas. El propio periódico afirma que la razón es el crecimiento del número de visitas desde buscadores, que no pueden acceder a las informaciones cerradas que quieren, y que pueden ser una gran fuente de ingresos. Es decir, que no tienen suficientes suscriptores, y el número no sale.

Los modelos regidos por publicidad y patrocinio vuelven con fuerza desde hace tiempo, aunque esta vez la diferencia es que está respaldado por una clara tendencia social: todo el mundo quiere acceso a toda la información, en cualquier lugar y momento y a bajo coste. Y en este juego entran piezas como las nuevas consolas como plataformas de acceso a Internet, las portátiles y los teléfonos, el iPhone…

Esta misma semana Movistar se ha lanzado a promocionas la televisión en el móvil. Un buen paso previo para los nuevos terminales que servirán para todo y justo al tiempo que recortan las tarifas de acceso a correo a la mitad. Con la competencia llegando de todas partes, y cada vez más acceso wifi desde más sitios y más baratos, los productores de contenidos buscan formas de rentabilizar las ideas que generan y los proveedores de hacerle más fácil a los clientes acceder a ellos. El único detalle que lo hace complicado es la velocidad a la que vamos. ¿Alguien se quiere quedar fuera?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar