13
nov

A proposito de SIMO

Escrito el 13 noviembre 2006 por Salvador Aragón Álvarez en Convergencia / Convergence

Cada nueva edición del SIMO aporta una excelente oportunidad para contrastar la realidad y expectativas que provocan en nuestra sociedad, instituciones y empresas, no sólo las nuevas tecnologías, sino de forma más amplia ese proceso complejo que hemos denominado la convergencia digital.

La presente edición de este certamen recoge un momento especialmente interesante. Tras superar las nocivas consecuencias de pasadas euforias tecnológicas, el conjunto de sectores englobados en el mundo digital ha crecido a lo largo del último año a una tasa del 8,3%, situando a España a la cabeza de Europa en términos de crecimiento en la convergencia digital.

Es precisamente en esta situación de crecimiento cuando debemos preguntarnos por los factores que pueden ralentizarlo en el futuro más inmediato. Hace algo más de 30 años el Club de Roma público un famoso estudio denominado los límites del crecimiento donde ponía de manifiesto el carácter limitado de los recursos, y las complejas relaciones existentes entre el desarrollo económico y el medio. Utilizado este modelo, podemos atisbar que factores pueden catalizar o inhibir el desarrollo de la convergencia digital.

En la evolución de los mercados presentes en SIMO destaca la electrónica de consumo con un crecimiento ligeramente inferior al 15%. Este desarrollo es la muestra mal palpable de una tendencia que va a continuar y consolidarse en los próximos años: la digitalización universal. Desde la fotografía hasta los reproductores de audio portátiles todos hemos asistidos a la muerte de lo “analógico” desplazado por lo “digital”. Un proceso que va a continuar impulsado por nuevos desarrollos tecnológicos en el ámbito de los dispositivos y la conectividad.

Las telecomunicaciones son actualmente el mercado de la convergencia digital de mayor dimensión, que puede cifrarse ligeramente por encima de los 28.700 millones de euros, y un crecimiento en torno al 7.8%. Los motores de este crecimiento han sido la explosión de la banda ancha y la telefonía móvil. En el primero de los casos el crecimiento va a continuar aprovechando todavía las amplias posibilidades de captura de nuevos clientes. No olvidemos que en nuestro país el número de abonados a servicios de banda ancha se sitúa en torno a los cinco millones.

En el caso de las comunicaciones móviles, más allá de la irrupción de nuevos jugadores en telefonía móvil bajo la forma de operadores móviles virtuales, todavía queda por valorar el impacto de una tendencia tecnológica muy relevante: la ubicuidad del acceso. Esta ubicuidad va a provocar la disponibilidad de varias redes móviles de forma simultánea, y progresivamente transparente para el usuario.

Una primera aproximación a este escenario a las redes ubicuas ya ha sido vivido con la proliferación de las redes Wi-Fi, donde incluso se han planteado modelos de acceso compartido. Si se considera la entrada de nuevas tecnologías a medio plazo como WiMax el escenario de las comunicaciones móviles puede ser mucho más amplio y rico que el de la mera telefonía móvil.

El último de los mercados presentes en SIMO es el de las Tecnologías de la Información, que pese a mostrar el crecimiento más bajo entre los mercados de la convergencia digital, – un 6,9%-, ofrece perspectivas muy favorables.

Estas perspectivas vienen avaladas por el excelente comportamiento de la demanda de Tecnologías de la Información (TI) por parte de las empresas españolas. Superada la fase de mera automatización, muchas de nuestras empresas comienzan a valorar el papel de las TI como motor de productividad, e incluso de innovación. Un hecho que se refleja en una demanda de aplicaciones que crece por encima del 10% anual, y de servicios en torno al 8%.

Esta tendencia tan positiva tiende a consolidarse en el futuro de la mano de nuevas aproximaciones empresariales al uso de las TI. Por un lado, el desarrollo tecnológico ofrece nuevas posibilidades como SOA o web services con un claro enfoque empresarial. Y por otra parte, la dirección y gestión de los SI en la empresa está alcanzando una madurez impensable hace años de la mano de nuevos marcos de gestión como COBIT o ITIL. La combinación de ambos factores hacen ser optimistas en el futuro más inmediato.

Y es que de cara a futuras ediciones del SIMO, los límites del crecimiento en la convergencia digital están lejos de ser alcanzados, no en su vertiente tecnológica, ni en la económica. Que lo disfrutemos todos.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar