16
Jun

Todos contra Google (3)

Escrito el 16 Junio 2006 por Salvador Aragón Álvarez en Uncategorized

La guerra entre los principales infomediarios se está librando simultáneamente en diversos frentes que pueden asociarse a distintos tipos de ingresos. El primero de ellos es el de la publicidad, el segundo el de las transacciones sea comercio, y finalmente el de los servicios adicionales.

En el frente publicitario se compite mediante dos armas complementarias. Por un lado todos los contendientes implicados (Google, Yahoo, MSN) hacen uso de sus buscadores como plataforma publicitaria. En este sentido, la batalla global esta siendo ganada por Google, que pese al lanzamiento del nuevo MSN Search, es el buscador al que se dirigen más del 48% de las consultas que se generan en la red.

En segundo lugar, los principales contendientes luchan por captar el mercado publicitario en websites ajenos mediante en desarrollo de redes de anunciantes. En este sentido, la considerable ventaja que Google logró a partir de 2000 con su servicio AdWord, ha impulsado el desarrollo de nuevas plataformas publicitarias por sus competidores. Dentro de este movimiento, Yahoo ha anunciado el lanzamiento de la plataforma que sustituya a YSM (Yahoo Search Marketing) en el tercer trimestre de 2006, mientras que Microsoft ha lanzado numerosas señales al mercado alrededor de su próximo Microsoft AdCenter.

El otro frente de batalla lo constituye el comercio online. El crecimiento sostenido de las ventas online ha sido capitalizado hasta ahora por los infomediarios transaccionales, tanto basados en modelos de precio fijo (tiendas online), como en aquellos que soportan un modelo de precio variable (subastas online).

En este sentido, los infomediarios de contenidos han evitado la confrontación directa optando por captar tan sólo una parte de los ingresos tradicionales dirigiendo a sus usuarios hacia los vendedores más consolidados. La compra por parte de Yahoo en el año 2004 de Kelkoo, uno de los buscadores de productos más populares en Europa, así como el desarrollo por parte de Google de Froogle, son pruebas claras de esta evolución

El último de los frentes plantados en la alianza hace referencia a los servicios adicionales que puede aportar y facturar un infomediario. En este sentido los infomediarios han apostado por el desarrollo de servicios adicionales orientados a monetizar algunas de sus actividades. El ejemplo más claro es PayPal, un medio de pago específicamente diseñado para ser utilizado dentro del mundo de las subastas online, caracterizado por su bajo coste, y por su facilidad para ser utilizado tanto en cobros como pagos. El crecimiento de este modelo “parafinanciero” le ha permitido alcanzar casi los 90 millones de cuentas activas, y ser adquirido finalmente por Ebay a mediados del año 2002 por un monto que superaba los 1.500 millones de dólares.

En esta búsqueda de servicios adicionales ambos tipos de infomediarios han puesto su interés en mecanismos que permitan la extracción de valor en las comunidades propias de un entorno Web 2.0. Imitando el ejemplo de PayPal, los principales infomediarios percibieron los medios de pago como vía natural para lograr dicho objetivo. Sin embargo, el dominio de PayPal obligó a Yahoo a abandonar su servicio PayDirect, – desarrollado conjuntamente con HSBC-, y a Amazon a limitar el alcance su Amazon Payments.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar