4
May

Ingresos en la Convergencia Digital

Escrito el 4 Mayo 2006 por Salvador Aragón Álvarez en Convergencia / Convergence

La distintas formas en las que una compañía genera ingresos a cambio de sus productos o servicios constituyen su modelo de ingresos. De una forma genérica estos ingresos pueden corresponder a cuatro grandes categorías: ingresos directos dependientes o no del uso, e ingresos indirectos generados por la propia compañía o provenientes de los agentes públicos.

Atendiendo a la primera categorización entre ingresos directos e indirectos, los ingresos directos son generados por el propio usuario que se beneficia del producto o servicio. Por el contrario los ingresos indirectos no son generados directamente por el consumidor. En lugar de ellos el flujo de ingresos indirectos procede de terceras partes con algún tipo de interés en que el consumidor haga uso del servicio en cuestión.

En un segundo nivel de detalle los ingresos directos pueden ser clasificados en tres categorías. En la primera de ellas los pagos se basan en la cantidad o el tiempo asociado al servicio consumido por el usuario. Los ejemplos más claros en la convergencia digital son el pago por servicios de telefonía asociados al volumen de datos o al tiempo de conexión.

Dentro de los ingresos directos no asociados directamente al uso destacan los recurrentes vinculados a la suscripción al servicio o al pago de licencias. Las tarifas planas que inundan las ofertas de conectividad se incluyen dentro de esta categoría.

La última modalidad de ingresos directos lo constituyen los ingresos no recurrentes (ingresos on-off) asociados a sucesos puntuales como la adquisición de un equipo, el alta en el servicio, o el pago de una licencia.

Entre los ingresos indirectos debe diferenciarse entre aquellos que son generados desde otras compañías o desde las administraciones públicas. Entre los generados por otras empresas destacan la publicidad entendidos como pago por la atención del cliente. A ellos deben unirse los asociados a datamining como recompensa por el intercambio de datos que conciernen con mayor o menor detalle al cliente, y las comisiones asociadas a transacciones comerciales en cuyo cierre la compañía perceptora ha jugado un papel destacado.

Por último no debe olvidarse la posibilidad de generar flujos de ingresos desde las administraciones públicas sin contraprestación directa. En este caso de habla directamente de subsidios que, aunque en puridad no deben ser contemplados como ingresos, en determinadas ocasiones, por ejemplo en el sector televisivo, terminan por constituir un componente sustancial de sus ingresos totales.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar