24
May

Caducidad digital

Escrito el 24 Mayo 2006 por Julian de Cabo en Software

Uno de los efectos poco analizados por la literatura “digital” es el de las consecuencias personales de la obsolescencia programada, que en algunos casos hemos descrito en este blog.
Cualquiera de los que lleve diez o quince años trabajando con seriedad en formato binario sabrá a qué me refiero: uno tiende a guardar su trabajo a lo largo del tiempo con el cuidado que deriva de saber que hay una posibilidad real de que vuelva a ser útil en el futuro, pero por factores que están fuera de nuestro control, un cambio de estándares nos deja fuera de juego.
Un ejemplo hardware podría ser lo que me sucedió cuando las disketteras de 5 1/4 pasaron a mejor vida afectando de lleno a mis primeros años digitales, almacenados en aquel formato. Me tranquilicé guardando una diskettera por lo que pudiera pasar en el futuro, que aun sigue dando vueltas por mi casa. El ejemplo software puede ser cualquiera, pero por citar uno doloroso en lo personal, valga el que vivimos los usuarios de aquel fantástico Harvard Graphics cuando tuvimos que rendirnos a la evidencia de que Power Point había llegado para quedarse.
Probablemente, tanto en uno como en otro caso, lo que ha sucedido es algo de tintes parecidos a lo que sucedía con aquel “Ministerio de la verdad” en la desasosegante “1984”. Alguien ha borrado nuestra memoria. Y lo que es peor, quizá lo ha hecho sin que nadie tenga en realidad conciencia de esa pérdida.
Supongo que tal vez hoy quedan ordenadores donde pudiera enchufar aquella diskettera enorme y recuperar aquellos datos lejanos. Pero … ¿y el software que los generó? ¿Conseguiría dar hoy con una copia de Harvard Graphics? ¿Y con un sistema operativo que me dejara usarlo? Y eso es pensando en el año en que estamos. Imaginen dentro de diez años más.
La verdad es que para seres humanos que siguen desenvolviéndose en una realidad tozudamente analógica, es complicado saber qué efectos a largo plazo traerá todo esto que estamos viviendo. Pero no me nieguen que a veces impresiona mucho.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar