5
Dic

La Ley de Dollo y la Convergencia Digital (1)

Escrito el 5 Diciembre 2005 por Salvador Aragón Álvarez en Uncategorized

Dentro de este blog, se ha hablado a menudo de la convergencia digital como un ecosistema., donde en un entorno cambiante, diversos agentes juegan papeles muy específicos. De acuerdo a este paralelismo, en la convergencia encontramos un esquema similar al de las cadenas tróficas de los ecosistemas biologicos, con agentes productores (proveedores), consumidores primarios (distribuidores) y secundarios (agregadores).

Esta metáfora biológica se ha utilizado a menudo para representar la prirámide de la convergencia digital, con resultados muy variables según su calidad y utilidad. Quizas el resultado más interesante ha sido poder establecer unas relaciones relativas entre la dmensión económica alcanzable por cada grupo de agentes.

Sin embargo, la aplicación de los paralelismos biológicos ha sido mucho menos utlilizado para intentar comprender mejor el comportamiento de los distintos agentes convergentes de forma individual. Y es en esta persectiva donde podemos sacar partido de la Ley de Dollo.

Esta ley fue enunciada por Louis Dollo en 1880 y afirma que: “si a lo largo del proceso de evolución se ha perdido un organo o función, esté no podrá ser recuperado“. Un ley que en palabras sencillas nos indica que “no hay vuelta atras”.

Esta ley ha llamado a menudo la atención de aquellos que analizan el patrón de uso de las tecnologías convergentes. De hecho, y con permiso de Louis Dollo, su ley podría ser reformulada como “cuando el usuario abandona una forma de desarrollar una tarea por otro mejor, este no va a ser recuperado”. Sirva un ejemplo sencillo…¿qué sucedió con la marcación telefónica con botoneras giratorias?.

Y para términar, la ley de Dollo plantea un visión de futuro interesante. Y es que al igual que en loos organismos vivos, en el mundo digital encontramos la convergencia entre órgano y función. Todos hemos admirado alguna vez la similud existente entre las formas de un tiburón y un delfín, que pese a partir de inicios muy distintos han generado una solución al problema de la natación muy similar. Un fenómeno que los biólogos han denominado evolución convergente o evolución repetitiva de funciones.

Pues bien, en la evolución de los dispositivos digitales podemos asistir a numeros casos de esta evolución repetitiva que nos puede ayudar a atisbar el futuro de algunos dispositivos convergentes. A esta perspectiva se dedicará una próxima entrada en esta bitácora.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar