23
Nov

La guerra de las consolas ya está en marcha. Aunque las respuestas a un posible cambio en el líder del mercado no empezarán a estar claras hasta mediados del próximo año, cuando la nueva PlayStation vea la luz, el otro gran jugador, Microsoft, ha apostado por adelantarse.

Como se ha escrito ya en muchos foros, en juego está no solo el mercado tradicional y los ingresos provenientes de ventas de productos relacionados con las consolas (gadgets y CD/DVD de juegos), sino también la esperada evolución del mercado online y, sobre todo, un lugar de privilegio en el salón de casa, y una puerta de entrada a más servicios y más ingresos.

En ese salón se van a buscar varios tipos de servicios:

– De comunicación, añadiendo imagen a la voz para tener algo diferencial que vender, y que volverá a cambiar el concepto que tenemos de comunicación y de “estar conectados”.

– De entretenimiento, con la llegada de más servicios relacionados con el cine y una televisión donde los horarios no son tan importantes gracias a los dispositivos al estilo de TIVO. Aquí confluyen cámaras digitales, música y cine+televisión alrededor de un dispositivo nuevo que necesita todavía definir sus normas de funcionamiento y, entre otras, sus relaciones con el mundo de la publicidad. En este punto las consolas pueden convertirse en algo marginal, sustituidas por juegos en red que se adapten a las potencialidades de los centros de entretenimiento, o, por el contrario, construir capacidades específicas las conviertan en diferenciales por potencia, capacidad de interacción… no está muy claro.

– De creación y publicación de contenido. Con una cuestión sin respuesta, ¿cómo se van a relacionar estas familias digitales? ¿Tendrán sus fotos e inquietudes en red para compartirlas con familiares y amigos? ¿Tendremos el video del bautizo y la boda, los primeros pasos del niño disponibles en red para quien nosotros queramos? ¿nuestros gustos musicales y opiniones sobre determinado restaurante? Este cambio social, si se produce y deja de estar cerrado a un grupo muy pequeño de la sociedad, puede tener implicaciones no solo para aquellos que ofrecen servicios en red, sino para conocer dónde estará el valor añadido de las telecomunicaciones y quién puede proporcionarlo, si las operadoras o los creadores de software.

El que esta semana se abra de nuevo la guerra de las consolas no hace más que iniciar la discusión, de más calado, de qué cosas se van a hacer desde el salón de casa, y qué compañías se va a llevar los ingresos que pueden generarse.

Technorati Tags: , , , , .

Comentarios

Julian 23 Noviembre 2005 - 11:42

Te adelantaste, Ricardo. Había un post mío “scheduled” para hoy, así que lo cambio a mañana. Al menos nos vale para mirar cómo están ajustados los comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar