28
Oct

¿Esta vez sí?

Escrito el 28 Octubre 2005 por Ricardo Pérez Garrido en Internet

Se han acuñado muchos términos para hablar del nuevo interés que Internet, más bien la inversión en negocios alrededor de ella, está provocando. El más famoso seguramente sea Web 2.0. Pero sin duda la pregunta que más está presente en los foros es ¿será esta vez la buena? , o, en otra formulación: ¿otra vez burbuja?

Dos de las revistas líderes en creación de opinión para negocios recogen historias opuestas: Forbes habla de los peligros que los blogs sin control pueden tener para las empresas a manos de críticas sin fundamento ni ética (artículo, requiere regi$tro); Fortune recoge la historia de como Rupert Murdoch está cambiando la orientación de su imperio de medios de comunicación para volcarse en las posiblidades de colaboración e integración con sitios en internet que integran el componente social y de interacción que se supone a Web 2.0.

El vínculo entre ambas noticias apunta hacia la necesidad de gestionar de alguna forma la avalancha de información que se está generando, con un nuevo modelo, parecido pero diferente al tradicional. Claramente el contenido sigue siendo el rey, pero una mezcla entre contenido generado por la comunidad y por entidades más “oficiales”, contrastadas en su reputación, su fiabilidad. Pero se pide algo más a este contenido, y se da entrada en esta categoría a miembros no tradicionales: bajo el nombre blog se esconde la necesidad de muchos de aportar sus puntos de vista, y de unos pocos de crear una reputación y un interés comparable para algunos a los medios tradicionales. ¿Le interesa un tema muy concreto? seguramente encontrará un blog que responda mejor a sus necesidades de agregación de información que ningún (o casi) medio tradicional. El futuro de estas fuentes seguramente será la profesionalización, aunque no está tan clara su integración en el modelo editorial. Weblogs Inc. ha sido comprada recientemente por AOL (noticia en español, comentarios de su fundador), y se dice publicamente que no va a afectar a su modelo: docenas de blogs, de editores que cobran en función del tráfico – ingresos por publicidad AdSense- que generan, y líneas editoriales solo guiadas por inependencia (“authentic and honest” dicen en su web).

Lo interesante es no tanto este proceso de profesionalización sino la reacción que se ha producido: si proporcionas una herramienta sencilla con la que expresarse, ésta va a ser usada, y mucho. Las estrategias locales que todos los medios de comunicación han intentado seguir durante mucho tiempo se hacen realidad en este tipo de conductas. Con la perspectiva de acceso a medios electrónicos en cualquier lugar y desde casi cualquier plataforma, seguramente la estrategia de cualquier empresa que distribuye contenidos deba integrar de algún modo una estrategia local que se base en la participación de los propios usuarios, clientes, co-generadores de contenido.Algunos como Negroponte ya proponían una situación como esta. Algunos hablabamos ya en el 2000 de la necesidad de conjugar servicios que la gente quisiera realmente utilizar con lo que las empresas están dispuestas a ofrecer. La evolución tecnológica hace que se esté produciendo un acelerado descenso de precios en comunicaciones y capacidad de proceso y almacenamiento de datos, de modo que el contenido es otra vez el rey, esta vez para quedarse. La única duda es cómo definimos contenido y quién va a ser el encargado de crearlo y hacerlo evolucionar.

Comentarios

Julián de Cabo 3 Noviembre 2005 - 16:34

Me había olvidado de aquel artículo de “El Mundo”. La verdad es que hay cosas que seguiría expresando de la misma manera, y han pasado cinco años. No sé si eso es bueno, pero es así.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar