8
Jul

Convergencia e innovación

Escrito el 8 Julio 2005 por Ricardo Pérez Garrido en Convergencia / Convergence

Un corolario interesante que se puede extraer del post de Julián es la emergencia de nuevas formas de relación entre la creación de productos y las empresas. Si tradicionalmente este proceso estaba en manos de departamentos específicos y grupos claramente identificados dentro de las organizaciones, en los mercados de tecnología y contenidos parece que cada vez se acercan más a la realidad las innovaciones del usuario.
Esta es una de las tesis principales del libro Democratizing Innovation, de Eric Von Hippel. Hippel, que se acerca al mundo de la innovación desde un punto de vista académico, sostiene como tesis principal que este proceso de “innovación por y para todos” debe no solo permitirse sino promocionarse por las empresas que deseen mantener un ritmo de cambio constante.
El ejemplo de convergencia que todo el mundo cita, el iPod de Apple, representa claramente un proceso de innovación incansable: cada pocos meses tenemos una nueva versión, llevando más allá su producto e incluyendo prestaciones “inventadas” por los usuarios, como el “Podcasting“.
El ejemplo es casi auto-explicativo: genero un círculo de innovación donde doy un peso específico a las propuestas de los clientes, que estarán dispuestos a seguir apoyando al producto y su desarrollo, y creo mecanismos para que en la empresa se esté atento a estas innovaciones.
La dificultad parece clara: como cambio mis procesos y permito que esto suceda. No estoy seguro de que exista “La Respuesta”. Lo cierto es que un sector empresarial cada vez más extenso se está viendo en la necesidad de modificar sus procesos para “acertar” con el producto/servicio adecuado. Howard Rheingold, en su libro Smart Mobs, describía como la clave para identificar a los SMS como la próxima gran fuente de ingresos de las operadores de móviles: la extraña sensación de pasear por Tokio y cruzarse con un montón de adolescentes mirando a las pantallas de sus móviles y tecleando frenéticamente.
La discusión está abierta: ¿se puede innovar en este sector gracias al cliente? ¿Hay ventajas reales o un análisis coste-beneficio nos hará renunciar de inmediato?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar