Entradas Etiquetadas con ‘Television’

24
Ene

house of cardsEstaba hablando la semana pasada sobre House of Cards con un amigo que trabaja en el sector y pensando en la definición de “serie de televisión” a la que estamos acostumbrados. Lo de siempre: que interesante, como cambia las reglas del sector, que si la gente de Netflix se están pasando con el cambio de modelo de negocio, que cómo está el mercado que sube pero que no tanto, que si los ingresos online están bien pero no crecen tanto, que si los de la prensa están mucho peor, que hay que evitar estar como ellos…

Lo cierto es que el que una empresa de alquiler de películas de cine financie y publique online una serie, que la publique entera el mismo día para sus suscriptores, y que sea capaz de sindicarla en los países en los que no tiene presencia a canales tradicionales… pues como que cambia un poco los esquemas con respecto a la estrategia tradicional. A muchos niveles. No solo en cuanto a la comercialización y estructura de producción. También en cuanto al papel que van a jugar los distintos implicados más tradicionales. ¿Cómo serán de grandes las cadenas? ¿la producción será en empresas independientes o gestionadas por las cadenas? Y claro, quedan los nuevos jugadores ¿qué van a hacer los que vienen de internet? ¿Seguirán produciendo? Y algunos más, como los que hacen las teles -piensa en Samsung- y las empresas que hoy tienen poco que ver con este negocio como los Google o Facebook, que seguramente quieren una parte del pastel.

Y claro, pensando un poco parece que no solo estamos hablando de si las teles ganarán mucho o poco dinero, sino más bien de la forma de consumir contenido, de cómo de grande será el negocio, y de cómo se van a relacionar las marcas con sus clientes. Varios mercados en juego: contenidos, publicidad, cacharros. Con sus peculiaridades nacionales relacionadas con los diferentes grados de adopción de tecnología, pero con características comunes en un mercado cultural muy globalizado.

Así que si uno está en el sector o relacionado con él y quiere pensar en qué cosas hay que esperar como indicadores de cambio yo pensaría en las siguientes:

– A nivel de tecnología hay dos tendencias separadas que analizar. La primera en cuanto a ancho de banda, que ya se queda obsoleta para las líneas fijas, pero no para móviles, que podrán recibir en tiempo real una peli o serie en alta calidad (ya, ya, parece que ya se puede, pero los precios y la calidad no es para todos…). Así que en este punto nos ponemos un escenario de tres años. Queda uno más de tecnología. Que son las teles. 3d, 4k… mucha tecnología que todavía tiene que bajar de precio para que la gente vaya en masa a comprarla. Y sobre todo que tiene que ser adoptada en masa por los que producen el contenido para que merezca la pena meterse. Así que veremos a los productores de la tecnología subvencionando a las teles para que adopten la tecnología, y merezca la pena meterse… y también a los que producen contenidos y así… No mucho impacto por ahora parece. Si impacto para la velocidad en dispositivos móviles/precio de conexión.

– A nivel de las teles actuales. Parece que toca cambiar a modelos digitales que ofrezcan contenidos multiplataforma, más participación, más poder a los que hacen temas digitales, necesidad de buscar modelos de ingresos nuevos. Así que ahí tienes una oportunidad de desarrollar tecnología nueva y vendérsela, o formatos nuevos de programas. Mucha innovación en este área. Sobre todo para mantener la imagen de marca de la tele (la línea editorial de la prensa es lo mismo) para que la gente vaya a ver lo que haces porque en general le gusta. El tiempo real, lo local y lo especializado son buenos para las teles. Habrá cada vez más de esto, y menos enlatado.

– A nivel de producción de contenidos. Si quieres ingresos necesitas buen contenido -ya, muy listo y agudo ha sido el comentario. Para lograrlo incluyes formulas publicitarias dentro del contenido, y material que pueda salir por diferentes canales. Así que te implicas más en la producción. A nivel no solo de diseño sino de ejecución. Más integración entre unidades de producción. Empresas de producción más integradas. Así que si estás montando algo en este sentido, es un buen momento para pensar en integración de canales y ver si alguien te compra por tus historias o tu forma de hacer. Aunque habrá mucha competencia y los grandes se meterán también en proyectos de menor calado. Por eso decía Enrique el otro día

– A nivel de nuevos jugadores. Los que hacen contenido específico y exclusivo serán más. Y jugarán más agresivo. Si te vas a una plataforma porque tienen las mejores series, pues habrá más peleas por tener series como esas. Si HBO quiere cobrar un dineral por sus series y no es rentable para el modelo de Netflix. Pues Netflix se fabrica sus contenidos. Así que quedarán algunos grandes con músculo financiero para buscar alta calidad- alto coste- alto riesgo. Un grupo intermedio de distribuidores con capacidad para agregar + contenido específico. Y saldrán muchos que ahora están en el medio. Las Telcos, que ahora venden porque tienen fútbol, pues igual se lo tienen que replantear si el fútbol va por libre o se lo compra alguien más. El fútbol es tiempo real (no es tan interesante verlo tres días después verdad… así que al tiempo real lo dejamos aparte. Los agregadores lo tienen fácil, venderán pay-per-view en el corto plazo. Veremos si aguantan a los del all-you-can-eat. La recomendación (bien hecha) tiene todo el futuro del mundo. Tivo acaba de vender su parte de cacharros para centrarse solo en recomendaciones. Justo por eso.

Muchas cosas al mismo tiempo, pero que caracterizan un mercado que está en pleno cambio disruptivo. Un trabajo complicado pero muy interesante el de imaginar cómo será el sector en unos años. Eso si, por favor, que no me diga nadie que esto va a pasar mañana por la mañana. Lo bueno del cambio es que todavía la gente se  está sentando cuatro horas delante de la tele tradicional, así que el sector tiene todavía tiempo para reaccionar. Si, ha perdido a muchos clientes y otros ya nunca lo serán, pero hay tiempo para reaccionar.

Y esto todo se me ocurría mientras pensaba en House of Cards… que todavía no la he visto. Así que ahora va a tocar verla.

14
Mar

Hace unos días mencionaba los resultados de la industria y sus cuentas y proponía que era un momento de cambio. Creo que se puede ir un poco más lejos. Es el momento de entrar en un proceso de reconversión de la industriaLas principales empresas de medios del país (prensa, TV) han presentado resultados durante las últimas semanas. Las caídas medias están en el 40% de sus ingresos. Las perspectivas para el año 2009 son incluso peores. No solo se trata de una mayor fragmentación en los ingresos por publicidad, y en una caída de las inversiones por la crisis, sino que parece que estamos ante un punto de inflexión en la industria. Algunos puntos son claros:

– Para las televisiones la fragmentación (apagón digital, mayor competencia con nuevas cadenas, posibilidad de televisión de pago en TDT) hace que las audiencias medias sean menores, reduciendo los ingresos de las primeras y creando dos grupos entre las grandes, y uno de “marginales” que cada vez se reparten más publicidad.

– Es necesario aclarar qué papel queremos para las televisiones públicas. Las tremendas diferencias entre ingresos y gastos en las televisiones públicas – sobre todo en las autonómicas- no está claro que respondan al interés común, ni que estas televisiones estén dando realmente un servicio público.

– Para la prensa, su modelo de negocio tradicional ya no vale. No tiene futuro, y aunque sea un modelo válido durante todavía unos años, es imposible mantener las estructuras industriales y de producción tradicionales. Integración de las editoriales y maximización del producto audiovisual son la norma.

– En general para la industria se trata de buscar un hueco entre la audiencia y la segmentación, algo que va mas allá de la configuración adecuada de las parrillas o de una línea editorial, y que pone a la marca y a la selección de contenidos al frente de la lista de “cosas de las que preocuparse” en estas empresas.

Lo que parece claro es que hay que crear empresas distintas a las que han tenido éxito tradicionalmente, y esto al tiempo que los modelos tradicionales siguen produciendo un 80-90% de los ingresos. No es un reto fácil pero solamente sobrevivirán aquellos que apuesten durante los próximos dos años por tomar medidas drásticas y favorecer capacidades distintas. O al menos serán los que vean deteriorarse menos sus márgenes actuales, que no olvidemos están muy por encima de la media europea -al menos en el mundo de la TV. Capacidades como pensar en los contenidos como proyectos que rentabilizar al máximo, no importa la plataforma, y aprender a sacarle la máxima rentabilidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar