Entradas Etiquetadas con ‘democracia’

27
Jul
 spaceball1 

Protected by a Syrian trademark. I dont give Google much of a chance in court. by Mike Ozturk, used under a CC-license

by Mike Ozturk, used under a CC-license

Después de viajar por Oriente Medio (Siria y Líbano) para estas vacaciones, he llegado a una serie de conclusiones y a una pregunta. Ha sido interesante viajar a sitios donde, entre otras razones, Internet está más que controlado y donde la posibilidad de conectarse no es evidente.

  1. Por un lado, controlar Internet es algo muy difícil. En Siria, páginas como facebook están prohibidas pero en cualquier cibercafé, su responsable te permite acceder (algo más lentamente) mediante técnicas de simulación de la dirección IP.
  2. Las redes de telecomunicaciones pueden estar en el origen de guerras: la reciente confrontación en el pasado entre Hezbollah y el Gobierno Libanés se debió a que este último clausuró la red de telecomunicaciones usada en exclusiva por la primera. Las redes de telecomunicaciones son poder, especialmente en sitios donde escasean.
  3. La duda es si Internet puede jugar un papel clave o simplemente marginal para alcanzar sociedades más democráticas en la región. Tengo mis dudas ya que precisamente son los sectores más radicales los que mejor usan las nuevas herramientas digitales.

La experiencia iraní puede que no sea más que un espejismo. Puede que los cambios reales (mayor educación, emancipación de la mujer; etc…) están en el origen de los virtuales (mayor debate en la red) y no al revés (el uso de twitter no hace llegar mucho antes a la democracia…si los mensajes enviados son contrarios a esta).

Sin embargo, la penetración móvil está conociendo un crecimiento espectacular y la población es jovencísima…

13
Mar

Me ha gustado mucho el título del la nota publicada en Forbes.com sobre la emergencia de un sistema nervioso para la sociedad basado en la comunicación y la participación. El tema se ha tratado desde muchos puntos de vista, con los -ya clásicos- ejemplos de la campaña de Obama o los atentados de Mumbai. La realidad es que hay toda una generación que no solo asume que participar  y compartir es la forma normal de actuar en sociedad, sino que ya ha sustituído de hecho las tribus locales a las que todos pertenecemos -grupos con los que nos identificamos por diferentes razones- por otras globales.

El impacto de estos cambios solo se está empezando a sentir. Ayer mismo hablaba en clase sobre el distinto uso que hacemos de herramientas como Facebook. Mientras los alumnos a los que les preguntaba -más jóvenes- citaban usos relacionados con lo cotidiano, lo mío es mas una agenda para conectar con gente con la que no me veo normalmente. Incluso un porcentaje alto reconocía consultar y actualizar sus perfiles desde sus móviles. Esto último, la movilidad, va a dar la siguiente vuelta de tuerca al fenómeno del “yo digital” como inseparable del yo social, algo que es un fenómeno totalmente nuevo y que solo parcialmente se había producido hasta ahora. Los retos son varios. El primero social, entender este comportamiento como normal y asociarlo a cómo se proporcionan desde noticias hasta oportunidades de participación en una democracia más abierta y participativa. Por el lado de la empresa, conseguir entenderlo y flexibilidaz aún más herramientas de colaboración y jerarquías. Bueno, el último es no quedarse demasiado atrás. El riesgo de volverse un analfabeto social para las nuevas generaciones es cada vez más alto. No porque antes no sucediese, sino que ahora directamente uno se queda fuera de los circuitos y los canales preferidos por los jóvenes. Mas o menos como siempre, pero trasladando lo social al plano digital.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar