Entradas Etiquetadas con ‘banca’

22
Ene

t-mobile-mobile-moneyT-Mobile en USA va a ofrecer un sistema de pago móvil ligado a una tarjeta Visa de prepago, con el objetivo de captar a aquellos clientes que no pueden acceder a los servicios de banca tradicionales. Si, aún en un país tan avanzado como este, hay gente que no puede tener una cuenta bancaria tradicional o una tarjeta de crédito. La pista de que este tipo de soluciones podía tener éxito para ayudar a ofrecer servicios financieros a personas no banderizadas lo inició M-Pesa y lo ha continuado Movistar con Wanda en 12 países de América Latina. Ahora llega con una de las grandes (la tercera) en USA, y seguramente habrá más casos en función de su éxito.

Lo interesante es que se trata de que dos jugadores en teoría accesorios para los servicios bancarios modernos, un operador móvil y una empresa de tarjetas de crédito, toman posiciones en un servicio que en teoría debería ser ofrecido por los bancos. Y como además no necesitan ganar mucho dinero con este tema (ya lo ganan vendiendo planes de conectividad o comisiones y fidelizando a los clientes) pues pueden romper las tarifas y ofrecer condiciones muy ventajosas a estos clientes. Que ademas estarán encantados y seguramente seguirán con la compañía más tiempo que la media por esto del famoso “ya que” tengo estos productos aquí… pues voy a seguir porque es un poco complicado cambiarse.

A pesar de que el sector banca está intentando evolucionar a toda velocidad, le están saliendo competidores tecnológicos que atacan a los que no llegan a sus servicios, como es este caso o los primeros pasos de Square, o a los que quieren más simplicidad en sus actividades diarias, como serían los servicios actuales de Square para usuarios individuales -llegar a Starbucks y que tu café esté pedido y pagado.

Y lo peor de todo es que en muchos foros se sigue escuchando que las entidades bancarias tienen que ser startups que se muevan igual de rápido que las pequeñas empresas innovadoras. Esto, para la mayoría de las organizaciones del sector, es directamente imposible. Se han estructurado durante muchos años para intentar evitar errores, con mucha jerarquía y poca flexibilidad. Ahora es difícil cambiar de un día para otro. Lo que toca seguramente es utilizar esta capacidad de ejecución para ser capaces de convertir estos productos que van surgiendo y que tienen éxito en productos realmente de masas, mejorándolos y haciéndolos accesibles ha todos. Mientras tanto, los inconformistas seguirán inventando soluciones nuevas. No es coincidencia que los que se atrevan a cambiar las reglas sean los terceros del sector. Tienen menos que perder, mucho que ganar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar