Entradas Etiquetadas con ‘Apple’

25
Ene

touchid_heroParece que Apple puede estar de nuevo preparando una estrategia para entrar en pagos móviles. Si recordáis hace un par de años cuando iban a presentar el iPhone 5, todos los que tienen que ver con pagos estaban mirando con atención si Apple iba a sacar un sistema propio de pago con el móvil. Unos con miedo, porque podía quedarse con su negocio, otros con esperanza porque se iba a mover rápido hacia adelante un ecosistema entero de nuevos negocios.

Pero al final no pasó nada. Y algunos como Square se han beneficiado de que en este sector en plena evolución rápida estamos en la fase de construir un standard de pagos móviles que sea aceptable por los clientes. Es decir, que sea suficientemente cómodo y seguro para sustituir al efectivo y a las tarjetas. Entran aquí en juego factores como el tiempo que tardas en identificarte con el móvil, en hacer la transacción, en recibir un comprobante -mejor si es digital-… Y todo esto frente a sacar dinero del bolsillo o tu tarjeta de la cartera. Parecía que 2011 y 2012 y 2013 iban a ser -cada uno- el año de los pagos móviles. Y claro, no lo han sido. Pero sin embargo algo ha cambiado. Ya tenemos publicidad de pagos móviles por todas partes. Lideradas ya por las Telco -con Vodafone+Visa lanzando en España su sistema recientemente-, o por los bancos –otro mas– , o por los de las tarjetas de crédito.  Solo queda que los clientes lo usen. Y parece el momento de madurez suficiente como para llamar la atención de Apple. ¿Qué puede pasar si lo hacen?

Tenemos entonces una empresa con varios cientos de millones de tarjetas de crédito de clientes almacenadas. Pero no solo eso. Son clientes acostumbrados a pagar en su plataforma. Y si les ponemos un sistema suficientemente sencillo -incluyendo que sea fácil de adoptar por las tiendas y comercios varios donde comprar-, tenemos una mezcla explosiva para capturar una gran parte del mercado con estos clientes y llevarse parte de los beneficios. Aquí habrá un porcentaje que se quedará el jugador que controle el estándar de pago por encima de la tarjeta. Esa es la batalla. Aunque no solo, porque además está la cantidad de datos adicionales y capacidad de personalización/recomendaciones que tendrán los que capturen esas ventas.

El escenario entonces es otra vez de “cuidado que viene el lobo”, y como el siguiente modelo se presentará después del verano, no queda demasiado tiempo para prepararse. Lo de la huella digital del último modelo está claro en una estrategia donde identificar al usuario es importante. Y esta identificación en pagos de cantidades elevadas (más de 20€ es el punto de ruptura por ahora) es fundamental para que el cliente se sienta seguro.Quedan claro muchas preguntas, si será o no NFC, si será otra tecnología, si los famosos iBeacon va a tener algo que decir aquí (seguro que si, sabes que el cliente está aquí, puede pagar rápido, le puedo hacer ofertas específicas…)… Mi apuesta es que esta vez la cosa va en serio y en el 2014 vamos a tener una solución de pago integrada con el nuevo iPhone, incluso algo para este principio de año es posible.

Sobre Apple y su estrategia en pagos móviles, lo tratan varias fuentas hoy, desde un artículo del WSJ. El análisis de Techcrunch está bien construido.

6
Sep

samsung gearTodo el mundo hablando de lo desastroso que es el nuevo cacharro de Samsung. Parece que la visión más común por lo que he estado leyendo es que el producto no parece terminado del todo y es un esfuerzo por la empresa para llegar antes que Apple a la categoría. El análisis más interesante para mi es entonces pensar en si en realidad es tan importante llegar el primero o no, y cómo cambia esto las reglas del juego entre los distintos competidores. El análisis del cacharro mejor cuando ya tengamos casos de uso continuado (este no me lo compraré… esperaré a ver si Apple de verdad tiene algo preparado).

Los que llegan primero a este tipo de innovaciones tecnológicas suelen ser compañías más pequeñas. En este caso tenemos a Pebble desde USA y a I’m Watch desde Italia y seguro que alguno más que me olvido. Vamos que no son los primeros. Es lo normal. Incluso el rompedor iPhone tenía antes otros teléfonos táctiles en el mercado compitiendo con él antes de salir. Si el factor forma y uso y la conectividad… ya se… pero todos se fijan en la categoría “se puede tocar y se conecta a internet” y no era ni mucho menos el primero. El Gear de Samsung tampoco lo es.

Los que llegan primero suelen ser los que más experimentan. No hay todavía un estándar en la categoría y se trata de luchar por crearlo. Tanto en forma como en capacidades del producto. Samsung apuesta por que esté abierto y porque los desarrolladores aporten valor con aplicaciones. Ya tenemos algunas. Las de deporte y movimiento y localización parecen prometedoras. Las de fotos y demás no parecen aportar gran novedad. Todo está en el factor uso por los clientes. Seguro que nos sorprenden. Pero para eso hace falta escalar en tamaño la categoría, que ahora es totalmente marginal.

Y es en ese trabajo de extender una categoría de innovación tecnológica a las masas y convertirlo en un producto para todos donde entran “los que no son los primeros”. Normalmente otra empresa (quizás en este caso Apple) toma el concepto, lo convierte en estándar y lo hace crecer. Captura así gran parte del valor que se ha ido creando y, al sentar el estándar, hace que los demás le sigan. Despué´s´vienen las guerras por las distintas plataformas, intentar que solo quede una, fortalecer las relaciones con los participantes en la plataforma… pero antes, el que los clientes adopten el producto y se cree un estándar.

Samsung ha intentado jugar la baza de ser el primero. Por la recepci´ñon de la prensa no parece que su apuesta le vaya a permitir sentar el estándar de este producto. Sin embargo puede que haya conseguido algo importante que la mayoría pasa por alto: abre la puerta a desarrolladores para que hagan su trabajo con la posibilidad de experimentar con datos reales de usuarios, viendo casos de uso real y pudiendo adaptar sobre la marcha lo que hacen. Recordemos que esta es una clave en los mercados en red que son los móviles y todo lo que está alrededor.

Cuando/si Apple saque su producto, tendrá la ventaja de su aureola de marcar tendencias. Si al final no sale dejará hueco para que samsung afine su apuesta, abra el estándar a otros telefonos (¿Cualquier Android?) y desarrolle y escale la categoría. Le toca el turno a Apple. Si lo hace medianamente bien, y por comparación, tendrá todavía más beneficios por no ser el primero. Como casi siempre hace.

4
Sep

Como si fuera uno de esos exploradores que uno se imagina recorriendo la Africa de hace un par de siglos. Encontrando sorpresas en cada obstáculo del camino. Con su capacidad de sorpresa mucho más intacta que nosotros, siempre buscando algo nuevo, algo distinto. Y dispuesto a fracasar en el intento. Así es como veo cada vez más a Amazon: ha renunciado a convertirse en un gigante que no es capaz de moverse. Y busca por todos los medios explorar qué es lo que quieren los clientes, cómo ofrecerles ventajas que sean de valor para su -cambiante- forma de relacionarse con la lectura.

Amazon nos enseñó que si, que estábamos dispuestos a comprar un “cacharro” solamente para leer. Al contrario de lo que decían todos los expertos en la época -un solo “cacharro” era el futuro- fueron capaces de posicionar el Kindle como un ganador y crear una industria entera. Y de acelerar la venta de libros electrónicos, cambiando las reglas de la edición, de la relación con los autores, de la forma de ganar en la industria.

Ahora va un paso más allá y anuncia que va a iniciar un programa por el que si tienes un libro en papel comprado con ellos desde que empezaron, te venden con un gran descuento (precio final entre uno y tres dólares) un ejemplar digital. Las consecuencias son inciertas, el precio también, el que la gente esté dispuesta a pagar parece que los analistas no lo tienen claro (si fuesen analistas compradores de literatura en Amazon seguro que lo tendrían más claro… pero bueno). Lo interesante es que Amazon todavía se atreve a hacer esto. No se comporta como un jugador que ya se ha hecho mayor sino como uno dispuesto a cambiar las reglas. ¿Cuantas empresas con su éxito y nivel de crecimiento todavía pueden hacer esto?

Queda ver cómo van a reaccionar los distintos jugadores. De los clientes no tenemos ni idea. Siempre dispuestos a sorprender al mejor gurú, harán lo que les venga en gana. Apuesto por una buena acogida de la iniciativa, y por gente teniendo sus librerías en papel y digital lo más parecidas posible. Un punto para Amazon en su afán de ser el proveedor de recomendaciones y conocedor de los gustos de sus clientes. Para los demás, incertidumbre. Las editoriales seguramente se lo pensarán dos veces, como siempre, tratando de proteger su negocio tradicional. Error de nuevo, veremos si terminan aprendiendo: su negocio tradicional se transforma. Mejor estar en las primeras líneas de la transformación.

Para los competidores, complicado hacer frente a esta medida en la empresa que más y mejor lleva vendiendo libros online, y que más ha crecido en este área. Buena forma de contrarrestar los intentos de Apple de tomar posiciones en el mercado. Para todos los demás, seguimos con la vieja ya regla de que mejor estar en el cambio y atreverte a hacerlo que esperar a que otro lo haga por tí. Demasiados incentivos para no cambiar en casi todas las industrias (y los directivos con alta aversión al riesgo y sobre todo a perder sus bonos)… más interesante para los demás.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar