Archivo de la Categoría ‘Internet’

12
Dic

El huevo y la gallina

Escrito el 12 Diciembre 2005 por Julian de Cabo en Educación / Education, Innovación / Innovation, Internet

Estos días de atrás se ha vuelto a leer sobre el portátil económico con que el MIT intenta colaborar a la alfabetización digital de los países menos favorecidos. Y suponemos que se seguirá hablando, porque la iniciativa tiene interés desde muchos ángulos distintos.
Aunque si debo ser sincero, me está sucediendo con este tema lo mismo que me ocurre siempre que oigo que el principal inhibidor para el desarrollo tecnológico son los costes: que me parece una explicación simplista. Intento explicarlo.
Siendo cierto que los actuales precios de los ordenadores los ponen lamentablemente lejos del alcance de algunas capas sociales (o de algunas sociedades, si se prefiere el ejemplo) cuya inclusión digital deberíamos favorecer, no lo es menos que su éxito depende, como en casi todos los aparatos que conozco, en su mayor o menor percepción de utilidad.
Sé que es un ejemplo simplista, pero no conozco empresario al que hubiera que evangelizar sobre el uso del fax. Simplemente, hubo un momento es que o tenías uno o perdías oportunidades de negocio, con lo que los empresarios compraron su fax sin necesidad de subvenciones ni cursos gratis sobre su funcionamiento. Todo un fantástico ejemplo de aquella ley de Metcalfe que decía que el valor de una red es igual al cuadrado de los nodos que la componen … que es como decir que cada nuevo fax conectado a la red incrementa exponencialmente la utilidad del mío.
¿Qué hace distinto al ordenador para que estemos pensando en alternativas como las del MIT?. Pues entre otras cosas, la red. Que en el fax existía de manera previa a que el aparato saliera al mercado. También los ordenadores han basado sus últimos crecimientos en el deseo de acceder a una red, que es Internet. Pero el acceso a la misma no está garantizado satisfactoriamente con las líneas de teléfono normales, ni es tan barato en ocasiones, entre otros factores diferenciales. Leyéndolo como oportunidad, aquí sí tienen los estados posibilidades de hacer una labor positiva. ¿Compraríamos coches si no hubiera carreteras?.
Y en segundo lugar está el tema de la utilidad: ¿para qué necesito conectarme a la red con un ordenador?. Si alguien es capaz de demostrarme que hay un valor ahí, no tendré necesidad de mucho más aliciente, como ocurrió con el fax. Y ahí el estado puede tener un papel de nuevo: si se despliegan servicios públicos sobre la red que hagan más fácil o cómoda la vida al ciudadano, le estaremos dando los mejores argumentos para “autoincluirse digitalmente”.
Mientras tanto, bienvenida sea la iniciativa. Mirándola en positivo y recordando aquella broma de que unas cosas caen por la Ley de la Gravedad y otras por su propio peso, seguro que si tiene éxito contribuirá a la expansión de la red en aquellos países donde el retraso es mayor.
Que en el fondo, tanto da que fuera primero el huevo o la gallina con tal de que tengamos qué comer.

28
Oct

¿Esta vez sí?

Escrito el 28 Octubre 2005 por Ricardo Pérez Garrido en Internet

Se han acuñado muchos términos para hablar del nuevo interés que Internet, más bien la inversión en negocios alrededor de ella, está provocando. El más famoso seguramente sea Web 2.0. Pero sin duda la pregunta que más está presente en los foros es ¿será esta vez la buena? , o, en otra formulación: ¿otra vez burbuja?

Dos de las revistas líderes en creación de opinión para negocios recogen historias opuestas: Forbes habla de los peligros que los blogs sin control pueden tener para las empresas a manos de críticas sin fundamento ni ética (artículo, requiere regi$tro); Fortune recoge la historia de como Rupert Murdoch está cambiando la orientación de su imperio de medios de comunicación para volcarse en las posiblidades de colaboración e integración con sitios en internet que integran el componente social y de interacción que se supone a Web 2.0.

El vínculo entre ambas noticias apunta hacia la necesidad de gestionar de alguna forma la avalancha de información que se está generando, con un nuevo modelo, parecido pero diferente al tradicional. Claramente el contenido sigue siendo el rey, pero una mezcla entre contenido generado por la comunidad y por entidades más “oficiales”, contrastadas en su reputación, su fiabilidad. Pero se pide algo más a este contenido, y se da entrada en esta categoría a miembros no tradicionales: bajo el nombre blog se esconde la necesidad de muchos de aportar sus puntos de vista, y de unos pocos de crear una reputación y un interés comparable para algunos a los medios tradicionales. ¿Le interesa un tema muy concreto? seguramente encontrará un blog que responda mejor a sus necesidades de agregación de información que ningún (o casi) medio tradicional. El futuro de estas fuentes seguramente será la profesionalización, aunque no está tan clara su integración en el modelo editorial. Weblogs Inc. ha sido comprada recientemente por AOL (noticia en español, comentarios de su fundador), y se dice publicamente que no va a afectar a su modelo: docenas de blogs, de editores que cobran en función del tráfico – ingresos por publicidad AdSense- que generan, y líneas editoriales solo guiadas por inependencia (“authentic and honest” dicen en su web).

Lo interesante es no tanto este proceso de profesionalización sino la reacción que se ha producido: si proporcionas una herramienta sencilla con la que expresarse, ésta va a ser usada, y mucho. Las estrategias locales que todos los medios de comunicación han intentado seguir durante mucho tiempo se hacen realidad en este tipo de conductas. Con la perspectiva de acceso a medios electrónicos en cualquier lugar y desde casi cualquier plataforma, seguramente la estrategia de cualquier empresa que distribuye contenidos deba integrar de algún modo una estrategia local que se base en la participación de los propios usuarios, clientes, co-generadores de contenido.Algunos como Negroponte ya proponían una situación como esta. Algunos hablabamos ya en el 2000 de la necesidad de conjugar servicios que la gente quisiera realmente utilizar con lo que las empresas están dispuestas a ofrecer. La evolución tecnológica hace que se esté produciendo un acelerado descenso de precios en comunicaciones y capacidad de proceso y almacenamiento de datos, de modo que el contenido es otra vez el rey, esta vez para quedarse. La única duda es cómo definimos contenido y quién va a ser el encargado de crearlo y hacerlo evolucionar.

30
Sep

Who rules the Net?

Escrito el 30 Septiembre 2005 por Salvador Aragón Álvarez en Internet

Uno de los temas más relevantes y a la vez más oscuros en el mundo de la convergencia es lo que ha venido en denominarse Internet Governance, o en otras palabras quien gestiona y/o controla la red de redes.

El tema del Gobierno de Internet surge inicialmente alrededor de la cuestión de cómo gestionar Internet desde un punto de vista tecnológico. Para ese fin existen un buen número de organizaciones como la Internet Engineering Task Force (IETF), el Internet Architecture Board (IAB), y los más conocidos Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) y el World Wide Web Consortium (W3C).

Entre estas organizaciones, lICANN, como responsable de la gestión del espacio de direcciones IP disponible y gestionar los nombres de dominio, ha sido la que más controversias ha planteado. Su vinculación originaria con el gobierno estadounidense, asi como la privatización de su gestión en han sido objeto de críticas. Sin embargo, el elemento más polémico es la representatividad que permite al conjunto del universo internet. Una representativodad que se intenta conseguir mediante un Board of Directors donde pueden estar representados gobiernos, organizaciones internacionales, empresas e incluso individuos.

El otro ámbito del Gobierno de Internet es el de las políticas públicas, que implican temas tan complejos como fiscalidad, privacidad, comercio, seguridad o protección del consumidor. Dentro de este ámbito la proliferación de p`puntos de enceuentro y organizaciones implicadas es enorme. Y los resultados a la hora de definir visiones compartidas entre países o bloques de países notablemente escasos.

Para el lector interesado en profundizar en estos temas me permiro recomendarle dos textos: el primero de ellos con un carácter orientado hacia las decisiones políticas titulado Who rules the Net, elaborado por CATO, un prestigioso think tank estadounidense. El segundo texto aconsejable, Ruling the Root : Internet Governance and the Taming of Cyberspace , tiene un carácter algo más abieto que el anterior con interesantes incursiones en temas afines como la propiedad intelectual.

1 5 6 7

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar