Archivo de la Categoría ‘Hogar digital / Digital Home’

23
May

Los nuevos dispositivos llegan de la mano del futbol

Escrito el 23 Mayo 2006 por Ricardo Pérez Garrido en Hogar digital / Digital Home

A veces las novedades tecnológicas necesitan un evento especial en la vida del consumidor para hacerse populares. El otro día hablaba con un amigo de la llegada del televisor en color. Una de las razones para su generalización fue, si, eso, un mundial de futbol. Esto mismo está pasando hoy con algunos “cacharros” que parece que se resistían a llegar al salón de casa pero que con el mundial a la vuelta de la esquina están sufriendo un tirón de ventas y aceptación muy importante.
No, no son los televisores de plasma, que también. Hace unos días, hojeando las ofertas de tecnología que una gran superficie había tenido a bien depositar en el buzón comercial de mi casa, me encontré con casi una docena de modelos de grabadores DVD con disco duro. Capaces de reproducir casi cualquier formato, y de grabar en distintas calidades de video, permiten convertir cualquier momento de un partido, una película o una serie en un trocito de vida digital, susceptible de ser cedida a cualquiera, saltándose los controles tradicionales de los dueños de los contenidos y de originar un mercado alternativo de programas de todo tipo.
De nuevo entramos en un escenario donde las predicciones son complicadas: los canales tienen que enfrentarse a la transmisión de sus contenidos originales por medios no tradicionales, los dispositivos son (o serán en breve) capaces de identificar la publicidad y eliminarla, con lo cual el modelo de inversión en la televisión tradicional se ve afectada… y finalmente la conectividad y la capacidad de almacenamiento combinada en la red y en el salón hacen que los productos digitales puedan ser originados y consumidos por cualquiera, no solo por los “iniciados” que lo hacían hasta ahora.
Y todo con la excusa del mundial de futbol, que se convierte en un importante impulsor de la adopción de tecnología audiovisual en el hogar (y no hemos hablado del efecto que generará en móviles y en accesos y usos en internet). Vamos, que a costa del mundial nos hacemos a esto de la vida digital.

6
Mar

La gestión de “lo digital” en el hogar

Escrito el 6 Marzo 2006 por Julian de Cabo en Hogar digital / Digital Home

Días atrás nos reseñaba Salvador el cambio que ha supuesto en los hábitos de consumo la llegada de la imagen digital. Probablemente, pocos ejemplos veremos que resulten tan claros como este del impacto tecnológico en un negocio ya centenario como es el fotográfico.

Pero no nos interesa hoy tanto el ejemplo en sí, como lo que supone el hecho de que la “digitalización universal de la imagen” viene a sumarse entusiásticamente a la que previamente ha sufrido el cine a manos del DVD, o a la de la música con el formato CD por no mencionar el más reciente fenómeno mp3. Lo que interesa es que la suma de todos esos procesos de digitalización tiene como resultado la aparición de nuevas necesidades en el consumidor, que alguien deberá atender. Me refiero a necesidades como: almacenamiento, catalogación, compartición, etc.

Básicamente se trata de las mismas necesidades que ya tuvimos con el “contenido doméstico” que almacenábamos con tecnología analógica. En realidad, si queremos valorarlo como mercado o tamaño de oportunidad, sería algo mayor que una simple sustitución, dado que otro de los efectos de la digitalización es potenciar la intensidad de uso: basta pensar cuantas familias tienen hoy (y en qué cantidad) recuerdos “en cine” de su historias de hace 30 años.

Retomo el hilo central. El caso es que a la par que el despegue de la imagen digital impacta negativamente en las cuentas de resultados de Kodak o Fuji, su convergencia en el tiempo con el boom digital genérico, refuerza la necesidad (aun insatisfecha) de un sistema simple de “gestión de lo digital en el hogar”. Es claro que en los próximos años necesitaremos algo que nos permita manejar eficientemente todos esos ceros y unos sobre los que almacenamos hoy nuestros recuerdos y nuestros elementos de ocio. Resumiendo: a nadie se le escapa que nace un nuevo mercado. De dimensiones aun poco claras, pero con una capacidad de crecimiento enorme.

Y un nuevo mercado significa una nueva oportunidad de hacer negocio, que muchos de los actores en el mundo de la convergencia no están dispuestos a dejar pasar. Si miramos a nuestro alrededor, ya tenemos a una Microsoft con un recorrido que viene del Windows XP “Media Center” y se concreta en una nueva versión de “Windows Vista” específicamente orientada a estos menesteres, o a los fabricantes de hardware viendo la oportunidad del Pc de salón, o a toda una Intel que apuesta por los procesadores de núcleo múltiple como la plataforma ideal para esa “gestión de lo digital en el hogar”, por no mencionar a las telcos que ven en el incremento de los anchos de banda necesarios un modo de reactivar negocios estancados.

Pero creo honestamente que en todos esos casos -y en algunos otros que no menciono por no alargarnos más de lo debido- la industria comete un error que de puro viejo y de puro simple, habría que llamar analógico. Tan estúpido como pensar de nuevo en cómo aprovecho esta necesidad naciente para hacer negocio vendiendo mis cosas en lugar de hacerlo en cómo consigo ofrecer a mis clientes lo que necesitan para hacer su vida digital algo lo más segura, placentera y cómoda posible

1
Dic

Al analizar en pasados post el papel de la innovación surgieron con fuerza los cambios que se estaban produciendo en el ámbito de los reproductores digitales portatiles (RDP). Un RDP puede ser definidoc omo un dispositivo que almacena, organiza y reproduce contenidos digitales. Entre ellos destacan por su grado de uso los orientados hacia la reproducción de audio, cuyo crecimiento en los últimos años solo puede ser calificado de exponencial. Sin en el año 2002 se vendieron apenas 700.000 unidades, en el año 2004 sus ventas superaron los 28 millones de unidades.

Dentro de los DRP pueden distinguirse tres categoría claramente diferenciadas: reproductores CD/DVD, reproductores flash y reproductores de disco duro. Los primeros en aparecer fueron los reproductores portátiles de CD que pronto incorporaron la posibilidad d e reproducir los nuevos formatos digitales de audio (mp3. WMA, AAC, APE, OGG, etc.).

Tras los reproductores basados en soporte removible tipo CD o DVD, el mercado vio aparcer los primeros dispositivos basados en memorias flash, caracterizados por una baja capacidad de almacenamiento compensada por sus pequeñas dimensiones y consumo. Por último, sobre todo de la mano de Apple y su iPod, el mnercado ha podido disponer de RDP de gran capacidad con almacanmaiento basado en un pequeño disco duro.

La extensión de esta categoría de resproductores al mundo del video ha tenido que esperar hasta la disponibilidad de tecnologías de visualización de bajo consumo y coste. De hecho, en el apartado del video todavia predomina la aproximación basada en el DVD tradicional centranda en contextos semi-móviles como es el caso del automóvil.

Desde la óptica de la convergencia digital presenta mayor interés la evolución de los reproductores flash y de disco duro. Su crecimiento confirma el paulatino desplazamiento de los dispositivos que hacen uso de medios de almacenamiento mecánico por aquellos basados en memorias de estado sólido. Esta substitución esta siendo sido reforzada por el papel que estos dispositivos han jugado en la distribución de contenidos a través de Internet tanto en su forma legal (venta por descarga) como ilegal (descargas peer to peer).

Y es que como intuyo Moore, el camnio d ela digitalización pasa de forma ineludible por la miniaturización, y la portabilidad que ello conlleva.

23
Nov

La guerra de las consolas ya está en marcha. Aunque las respuestas a un posible cambio en el líder del mercado no empezarán a estar claras hasta mediados del próximo año, cuando la nueva PlayStation vea la luz, el otro gran jugador, Microsoft, ha apostado por adelantarse.

Como se ha escrito ya en muchos foros, en juego está no solo el mercado tradicional y los ingresos provenientes de ventas de productos relacionados con las consolas (gadgets y CD/DVD de juegos), sino también la esperada evolución del mercado online y, sobre todo, un lugar de privilegio en el salón de casa, y una puerta de entrada a más servicios y más ingresos.

En ese salón se van a buscar varios tipos de servicios:

– De comunicación, añadiendo imagen a la voz para tener algo diferencial que vender, y que volverá a cambiar el concepto que tenemos de comunicación y de “estar conectados”.

– De entretenimiento, con la llegada de más servicios relacionados con el cine y una televisión donde los horarios no son tan importantes gracias a los dispositivos al estilo de TIVO. Aquí confluyen cámaras digitales, música y cine+televisión alrededor de un dispositivo nuevo que necesita todavía definir sus normas de funcionamiento y, entre otras, sus relaciones con el mundo de la publicidad. En este punto las consolas pueden convertirse en algo marginal, sustituidas por juegos en red que se adapten a las potencialidades de los centros de entretenimiento, o, por el contrario, construir capacidades específicas las conviertan en diferenciales por potencia, capacidad de interacción… no está muy claro.

– De creación y publicación de contenido. Con una cuestión sin respuesta, ¿cómo se van a relacionar estas familias digitales? ¿Tendrán sus fotos e inquietudes en red para compartirlas con familiares y amigos? ¿Tendremos el video del bautizo y la boda, los primeros pasos del niño disponibles en red para quien nosotros queramos? ¿nuestros gustos musicales y opiniones sobre determinado restaurante? Este cambio social, si se produce y deja de estar cerrado a un grupo muy pequeño de la sociedad, puede tener implicaciones no solo para aquellos que ofrecen servicios en red, sino para conocer dónde estará el valor añadido de las telecomunicaciones y quién puede proporcionarlo, si las operadoras o los creadores de software.

El que esta semana se abra de nuevo la guerra de las consolas no hace más que iniciar la discusión, de más calado, de qué cosas se van a hacer desde el salón de casa, y qué compañías se va a llevar los ingresos que pueden generarse.

Technorati Tags: , , , , .

15
Nov

El lento desarrollo del hogar digital

Escrito el 15 Noviembre 2005 por Julian de Cabo en Hogar digital / Digital Home

Pese a que lleva ya un par de años siendo uno de los caballos de batalla de alguno de los gigantes de la industria, parece que el concepto “hogar digital” esté tardando en arrancar más de la cuenta.

La perspectiva de la industria es clara y poco desinteresada: el arranque de esta moda traería consigo un incremento de ventas que no parece que vaya a venir de la mano de la simple renovación de equipos. Pero el caso es que, medido en Simos, han pasado ya cuatro desde que vimos los primeros “Pc de cuarto de estar” en las ferias, pero seguimos sin verlos en hogares interconectados, y poco incorporados a los catálogos de los grandes fabricantes.

Tal vez resulte que la perspectiva del usuario es bastante más difusa, y que probablemente incluso los más avanzados se resisten a desembolsar grandes cantidades de dinero sin una certeza sobre qué estándares o tendencias prevalecerán con el tiempo. Conozco más de un caso de amigos que se dejaron un dinero en montar una LAN doméstica pensando en el futuro y que luego se tiraron de los pelos al ver llegar WiFi por cuatro pesetas.

Entre este panorama de “esperar y ver” en el lado de la industria informática y la incertidumbre sobre lo que aportarán en un futuro muy próximo las consolas que empiezan a salir del lado de la electrónica de consumo, no parece otearse un panorama de arranque claro.

Y es lástima porque la del hogar puede ser la batalla decisiva. El que triunfe en ese ámbito, creo que tendrá espacio para rato. Pero de la mano de la simplicidad, la interoperabilidad y la fiabilidad. Puede que el usuario no sepa deletrear esos palabros, pero intuye con claridad lo que su falta le ha venido costando estos últimos años.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar