Archivo de la Categoría ‘Contenidos / Content’

6
Abr

Pricing downloads

Escrito el 6 Abril 2006 por Ricardo Pérez Garrido en Contenidos / Content

How good is the revenue model of Movielink for movie purchases? How good is for customers? Prices will be the same you can find in any retail store – actually, probably worse, given the discount prices chains like Wal-Mart offer. The limitations include copies only for two additional computers, and in not compatible with the DVD formats… What is the real proposal? The films don’t even include the additional content that commercial DVD’s currently have. Is this a real, serious, approach to online sales or only a reaction, fast and not completely developed, to the rumors of an iMovies store?
The success of iTunes and the sales of TV series over the same platform (remember: iPods are small, and you cannot use the contents in alternative “gadgets”) have marked a road of additional contents to be sold with the same system: from courses to movies to whatever you can watch and hear.
The traditional strategy has been fighting illegal downloads. But that decision has created more confusion those solutions. The real solutions entered the market with a online store successfully selling contents, and collecting surprising numbers. Of course it was iTunes and the reality was a mix of fashion and technology. The social reaction to iPods and iTunes has been huge, and though most players have been trying to reproduce the success, at this point no one has been able to make it even close to their numbers. And that is a problem for the content owners: the initiative comes from a “gadget maker”, not one of them.
The owners of the contents (the big studios, that is) are willing to find a way to improve their profits from online markets and at the same time create alternative ways to face illegal downloads. The move might signal a first approach to really place a strong bet in a channel that shows signs of being their next big opportunity and replace DVD’s as the bigger market for the film industry.

22
Feb

ERROR: Fallo en modelo de negocio

Escrito el 22 Febrero 2006 por Julian de Cabo en Contenidos / Content

Por Jaime de Yraolagoitia, Profesor del Instituto de Empresa

El terreno de las teleseries está teniendo un auge impresionante en España. Y no se trata sólo de series extranjeras tipo Friends, Mujeres desesperadas o Perdidos, sino que existen producciones españolas que están arrojando unos excelentes resultados, tanto en audiencia como en ingresos de publicidad; por ejemplo, Cuéntame, Aquí no hay quien viva o Los Serrano, por citar algunas de las más representativas.

Lógicamente, una gran parte de los ingresos de estas series se los lleva la productora, que al final es la que arriesga contratando unos guionistas, actores y director/es para grabar unos capítulos piloto que luego sufren el juicio implacable de la audiencia y que, en caso de no tener el beneplácito del público, se retiran automáticamente de la parrilla de programación. Á?ltimamente se ha impuesto el modelo de coproducción, donde la productora fabrica la serie directamente para una determinada cadena de televisión, y participan los dos de los gastos incurridos.
En este contexto, recientemente la cadena Tele5 realizó su apuesta más ambiciosa con la serie Vientos de agua, que ha supuesto la mayor inversión presupuestaria de la historia de Tele5. Se trata de una miniserie de ficción dirigida por Juan José Campanella, el realizador de la espléndida “El hijo de la novia”, y con un reparto interesante encabezado por Héctor Alterio, su hijo Ernesto Alterio, Eduardo Blanco, Silvia Abascal, Angie Cepeda, etc. Narra una doble historia de ida y vuelta: por un lado, un joven asturiano que se ve obligado a emigrar a Argentina en plena guerra civil española y, por otro lado, el hijo argentino de ese asturiano que, a su vez, tiene que emigrar a España en plena crisis argentina del dólar para resolver los problemas económicos de su familia. En ambos casos, se relatan las vivencias y experiencias que han de pasar para adaptarse e integrarse en una sociedad muy diferente a la suya.

Aunque se trata de un producto de calidad, los resultados de la audiencia han sido bastante pobres: los capítulos 1 y 2, que se ofrecieron juntos el primer día llegaron a un share de 16,10%, siendo barridos por la película La momia, que se repetía por enésima vez en TV, y alcanzaba un 30,1%. El capítulo 3 apenas llegó al 12,80% y el capítulo 4 al 11,90%. Una de las razones que se argumentan para justificar estos pobres resultados es que se trata de un producto dirigido a un público más acostumbrado a seguir producciones cinematográficas que televisivas. Es decir, se trata de un producto que se disfruta viendo de forma tranquila, no mientras se está cenando o realizando otras tareas (algo habitual en el prime-time) y por ello la gente prefiere grabar el capítulo y verlo luego con tranquilidad. Esto ayuda a explicar un fenómeno curioso: en Internet los capítulos de Vientos de agua sí que han tenido un share muy alto, si se puede llamar así, pues los 4 primeros capítulos han sido algunos de los vídeos más descargados en el último mes en los sitios P2P (peer-to-peer) de Internet.

Sin embargo, hace un par de semanas nos despertábamos con una noticia cuanto menos sorprendente, tanto el hecho en sí como la causa: “Tele5 ha decidido retirar Vientos de agua para evitar la piratería“. ¿Qué ha pasado? Pues que consciente del interés que despierta la serie en ese público acostumbrado a coleccionar obras audiovisuales completas, Tele5 ha decidido proteger el canal de venta en DVD. La razón última que se argumenta, ante el estupor de los telespectadores, es que “se ha modificado su sistema de exhibición para proteger las futuras ventanas de explotación industrial, como el DVD, de los estragos de la piratería”. De nada han servido las quejas de los usuarios y el último capítulo (el 5º) se emitió el viernes 3 de febrero.

Una de las opiniones más tajantes que he leído al respecto corresponde al blog de un usuario, que dice : “Vientos de Agua no era un producto para Tele5, que no ha dudado en maltratar a los seguidores de la misma ante un fenómeno al que no estaba acostumbrada: todas las series de calidad están ampliamente compartidas en las redes P2P (incluso más que los estrenos cinematográficos) por la sencilla razón de que la gente ya no se amolda a los horarios que imponen las cadenas, máxime cuando estos son un cachondeo como ha ocurrido con Vientos de Agua”. Y la crítica es lógica, pues Vientos de Agua cambió de día de la semana y hora de emisión tres veces en cuatro semanas.

La decisión de Tele5 demuestra algo que es muy común en la mayoría de los medios de comunicación y su forma de enfrentarse ante Internet: miedo y desconocimiento sobre cómo optimizar el negocio de la venta de contenidos digitales. Y no se trata de algo privativo de Tele5, sino que es un mal endémico en todos los medios tradicionales, asustados ante los cambios irreversibles que está causando Internet. Bien es cierto que si se dejan de emitir los capítulos de Vientos de agua a partir del capítulo 6 (como así se ha hecho), no podrán aparecer en los sitios de descarga ilegal de Internet y los piratas tendrán que esperar hasta que se ponga en venta la serie en formato DVD, previsto para dentro de un par de meses. Lógico: si no hay original del que hacer la copia, no existen copias. Pero también es cierto que al día siguiente de empezar la comercialización de la serie en DVD, aparecerán digitalizados todos los capítulos en los principales sitios de Internet, con mejor calidad que si hubieran sido grabados de televisión (calidad DVD) y sin cortes publicitarios. Además, puestos a elegir, casi es preferible descargarse todos los capítulos juntos y grabarlos de forma definitiva en varios DVDs, que tener que estar descargándose un capítulo a la semana sin la posibilidad de cerrar definitivamente el DVD hasta llegar a juntar varios capítulos que ocupen el tamaño suficiente para que el DVD esté lleno. Es decir, para un pirata es más sencillo y cómodo esperar hasta la aparición del DVD que tener que buscar todas las semanas un capítulo individual.

Ahora bien, ¿esta es la única alternativa? ¿No queda más remedio que retirar la serie para proteger la ventana del DVD? ¿Por qué adoptar siempre una actitud defensiva ante Internet? ¿Por qué no regocijarse y celebrar la aparición de una nueva ventana de distribución que abarata enormemente los costes de fabricación, una ventana de distribución que no necesita distribuidores intermedios en la cadena de venta que se llevan dinero sin aportar valor al producto, una ventana de distribución que no requiere almacenamiento de stock y, en definitiva, una ventana de distribución que ofrece la máxima satisfacción a los dos extremos de la cadena: al dueño del producto le ofrece un mayor margen en la venta de su producto y al usuario le ofrece una elevada calidad final con un trato individual y personalizado?

El futuro de la distribución de vídeos (series y películas) por Internet es imparable e irreversible y será más sencillo empezar a amoldarse a esta nueva situación que luchar contra ella, tal y como nos demuestra lo ocurrido en el mercado de la música. Internet es LA (con mayúsculas) ventana de distribución perfecta para la mayoría de los contenidos relacionados con el ocio de las personas. En resumen: existe un nuevo modelo de negocio que ya ha modificado las reglas del juego en el sector de la música, los juegos, la fotografía y las apuestas; y que en el año 2006 modificará notablemente el mercado del vídeo y los libros. Y en este nuevo modelo de negocio, que considera a Internet como la ventana de distribución de contenidos más importante, cada uno tiene que empezar ya a buscarse su sitio.

8
Feb

Cliente Servidor Doméstico o Cliente Servidor Extendido

Escrito el 8 Febrero 2006 por Julian de Cabo en Contenidos / Content

Por Begoña Beobide, Executive MBA por el IE y Directora Técnica del Área de Cable (Sogecable).
El planteamiento que quería realizar en este artículo es si la nueva plataforma Viiv que Intel está desarrollando, puede ser el futuro “Soporte Hardware” o “Media Center” de nuestro salón, dado que si bien el propósito básico de Intel es utilizar dicha tecnología como plataforma de descarga de contenidos de red, no considero demasiado atrevido pensar que se pueda convertir en nuestro “Media Center”: si este soporte esta pensado para poder descargar varios contenidos ¿por qué no utilizarlo para almacenar y gestionar dichos contenidos en diversos formatos? Y si es así, ¿quién se podría hacer cargo de la gestión de estos contenidos de este “Media Center”?

En principio y según la filosofía que marca su vicepresidente para Europa Christian Morales, está plataforma es la que se utilizaría para la gestión de las descargas de red, para dar al usuario la capacidad de bajarse lo qué quiera, cuando quiera y cómo quiera, para lo que están llegando a acuerdos con los diferentes agentes involucrados en el sector de los contenidos digitales, entre los que están los principales Distribuidores de Cine -como Proveedores de Contenido-, Google -como Distribuidor de Contenido- y algunos fabricantes de Hw para desarrollar el “Soporte Hardware” de dichos contenidos a utilizar por el usuario. Parece que la apuesta que está realizando Intel por Viiv es muy fuerte. Pero, ¿cuales son las ventajas que puede disponer Intel con respecto a otras soluciones que se han querido implantar por Microsoft con Xbox o Sony con PSP? Sin extenderme demasiado, considero que la más importante, se debe a la capacidad de negociación que dispone Intel, de poder llegar a acuerdos con los diferentes actores involucrados en este mercado.

Para responder a las preguntas planteadas en el primer párrafo, querría analizar el papel que están desempeñando algunos agentes del entorno, en concreto, el papel de los Proveedores de Contenido, ya que se plantean algunas consideraciones como que, hasta qué punto son únicamente los que nos proporcionan el entretenimiento y no podrían llegar a ser algo mas que content providers.

– Proveedores de Música: uno de los mayores proveedores de música mediante su tienda en red iTunes, es Apple. Las fuertes ventas de los iPod-s (que incluyen funciones para ver vídeos y fotos) del último trimestre, como las buenas previsiones y el acuerdo con Intel, podrían hacernos pensar que el próximo soporte hw podría estar desarrollado por el.

– Proveedor de Libros: si la digitalización de los libros sigue su curso (no olvidemos que Google está preparando una de las mayores bibliotecas virtuales del mundo, aunque esté todavía pendiente de las resoluciones de ley estadounidenses), Google además de ser distribuidor de contenido pasaría además, a ser proveedor de contenido … y quien sabe que más en un futuro ”
– Proveedores de Vídeo: en cuanto a las productoras de televisión, los servicios ofrecidos por Google Video e iTunes music Stores abren otro camino y potencian la comercialización de programas, series, documentales ” producidos por las productoras, adaptando su formato para la distribución por la red y permitiéndolos descargar por Internet, lo que nos permite ver lo que queramos cuando lo queramos. Y otra vez Google y Apple “.

Ante este breve análisis de algunos de los actores de este mercado, ¿sería osado pensar que alguno de ellos pudiese explotar este nuevo modelo de negocio, basado en la gestión de los contenidos de nuestro hogar?, ¿o cabe pensar si pudiese ser otro agente que ya esté dentro de nuestro hogar quien complete el servicio, creando valor añadido a lo que ya existe?. Si tenemos el teléfono fijo, el Set Top Box, el Cable Módem … ¿por qué no dejar que nos instale otro “Soporte Hw” y dejar que nos lo gestione todo?

Según mi opinión, si llega algún día en el que ofrezcamos la gestión y el acceso de nuestros contenidos a algún proveedor (soy muy escéptica en cuanto a que seamos permisivos a la hora de perder ese derecho de la privacidad ” pero hay gente para todo), es más que probable que aquellos agentes que están ya dentro de nuestra casa, aquellos que nos conocen como usuario y a los que nosotros les conocemos, les demos el derecho de gestionar y poder conocer nuestra intimidad y es ahí donde quería enlazar con Imagenio: la plataforma de TV por ADSL de Telefónica funciona como cliente ” servidor (básicamente por la limitación por el ancho de banda a la hora de distribuir vídeo) por lo que ya conoce la arquitectura, tiene los contenidos, tiene el acceso al usuario … pero, ¿puede optar a ser ese proveedor de gestor de contenido ? Mi opinión es que sí, siempre que le interese redirigir su estrategia hacia ese servicio que pueda ser enfocado como un servicio de valor añadido y siempre que el regulador no se oponga.

No quería terminar esta reflexión, sin mencionar que la gestión de nuestros contenidos, puede ser el comienzo o camino en paralelo, de las necesidades de gestión que puedan venir en nuestro futuro “hogar digital” como son la Domótica, la Seguridad, los Datos …¿Llegará el día en que además de gestionar nuestros contenidos, nos dejemos gestionar todo nuestro hogar?

19
Ene

The value of content and creativity for media markets

Escrito el 19 Enero 2006 por Ricardo Pérez Garrido en Contenidos / Content

Though we usually try to maintain some distance from daily news (lots of people already doing that…), this time I am going to use the rumors about Disney’s acquisition of Pixar, creators of “Toy Story”, “Monsters Inc.” and “The Incredibles”. The deal, covered in several articles (FT, Red Herring…), could mark a bold strategic shift by Disney to get better at computer animation, closer to adult audiences and, finally, closer to their latest distribution channel: iTunes.

The role of Steve Jobs as CEO of Pixar, and the great success of Disney’s content in the iTunes store (mostly ABC’s episodes of successful series like “Lost”), adds interest to the deal. With Jobs closer to Disney and rumors of plans to enter the mobile communications market for Apple, new distribution channels and commercial agreements could hit the news shortly.

While most spend time discussing about how to stop illegal activities of content sharing, others are trying to expand a flourishing market, with a challenging and revolutionary understanding of what convergence is: what the customer wants to do with his life and the technology available, easy, convenient, secure and professional. The success of ABC’s content on iTunes ($1,99 each episode) is a clear sign of the latest trend in entertainment / technology consumption patterns: fashion, convenience and great content (well, not so new after all).The arrival of new consumption trends -like video over mobile devices- and new formats yet to be imagined, products generated at the middle of technology and creativity could be a great candidate for leadership in these new markets.

14
Dic

Periódicos gratuitos

Escrito el 14 Diciembre 2005 por Julian de Cabo en Contenidos / Content

Creo recordar que el primer caso “de empresa Internet” hecho en el Instituto fue el caso “La Vanguardia”. Aunque no participé como autor en su desarrollo (ese mérito corresponde a Enrique Dans), sí entré en el tema lo suficiente como para tener claro que la relación entre “lo online” y “lo offline” a efectos de información iba a cambiar para siempre.
Pero a decir verdad, lo que más me llamó la atención de aquel caso fue lo distinta que era la financiación según los casos. Hablo de memoria, pero por aquellos días creo que el balance andaba entre un 60%-40% y un 40%-60% entre precio de portada y ventas de publicidad. Y si la memoria no me falla, era, La Vanguardia y El Mundo los que más y menos dependían del ingreso publicitario.
Era el año 96 y faltaba poco tiempo para que Internet se popularizara con la llegada de Infovía, la eclosión de los ISP y todo aquel movimiento que se produjo al final de los 90. Aquella pléyade de sites que iban a vivir de la publicidad fracasaron en muchos casos como negocio, pero curiosamente pusieron las condiciones para que, años después, alguien se planteara que si ya existían medios cuya facturación estaba en un 60% dependiendo de publicidad, no había muchas razones para que ese porcentaje subiera al 100%.
Y tras unos primeros intentos con los “Chamberí” y demás formatos “de barrio”, aparecen los gratuitos de corte generalista que en tiempo récord se han convertido en los periódicos más leídos en España. Tanto es así que el último EGM publicado sitúa a los tres más grandes (20 minutos, Qué! y Metro) próximos a los dos millones de lectores diarios en los cinco días que operan cada semana.
Entiendo que es pronto para ver cómo encaja en la economía del sector este fenómeno, con lo que no haremos valoraciones en esa área. Pero lo que si parece una noticia positiva es el hecho de que en un segmento que se creía estancado estemos incorporando de golpe seis millones de nuevos lectores. Sé que para hallar el número real deberemos eliminar muchos solapes, pero limpiemos lo que limpiemos, de esos lectores adicionales nos quedará un buen grupo de personas que por primera vez se acerca a la prensa escrita. ¿Un millón, dos millones?
Tanto da, en el fondo, el caso es que la fórmula Internet de financiarse con publicidad no sólo está resultando válida para los sites de tráfico elevado, sino que ha resultado ser útil para revitalizar al más clásico de los medios vivos.
¿Quién lo hubiera dicho cuando se escribía aquel caso?

14
Nov

El blog como herramienta

Escrito el 14 Noviembre 2005 por Julian de Cabo en Contenidos / Content

Sin duda alguna, uno de los fenómenos más interesantes en el panorama de lo que hemos llamado a veces “Internet 2.0” es la aparición de los blogs y el consiguiente desarrollo de eso que alguien dio en llamar “la blogosfera”.
Algunos de los que venimos de muy atrás en esta historia y recordamos la época en la que la métrica para evaluar el éxito de un portal eran las “páginas vistas” recordamos bien cómo uno de los datos menos comunicados en aquellos años era el de “porcentaje de páginas personales sobre el total de páginas vistas”.
Incluso producía preocupación ver cómo del total de páginas de un portal, menos de la mitad eran aquellas “producidas en casa”, mientras que las “personales” superaban frecuentemente este porcentaje. Era la época en que Lycos debía a Tripod un gran porcentaje de su tráfico, igual sucedía a Yahoo con Geocities y así sucesivamente. Pero nadie lo decía, y se vivía con un relativo sentimiento de frustración. Se podría pensar que muchos queríamos ser medios de comunicación al viejo estilo, y el éxito de las páginas personales no encajaba muy bien en esa pretensión. No había periódicos cuyo contenido fueran prioritariamente las cartas al Director. Nadie entendía de verdad aquello.
Hoy las cosas son tan distintas, que probablemente las cifras se sacarían con orgullo para demostrar lo importante que es el fenómeno de las comunidadades en mi portal. Si no tengo una comunidad a mi alrededor, soy un fracasado. Y si es de bloggers, mejor que mejor.
Pero el caso es que más de uno empieza a tener la sensación de que el fenómeno blog no debería ser tan perdurable en el tiempo como mucha gente pretende. O al menos no como herramienta básica de publicación, que es lo que está sucediendo ahora.
Y no es una afirmación política ni con ánimo de generar polémica. Se basa puramente en prestaciones: el blog es fantástico para editar material de usar y tirar. Es maravilloso para un periódico electrónico o para un diario digital, donde pretendo comentar hoy sobre mi tema preferido, pero con razonable brevedad y sin mucha profundidad. Para olvidarlo en el medio plazo. Pero si la información que suelo colgar tiene una pretensión de vida más larga, el blog no es lo más indicado: el puro paso del tiempo me la hace caducar muy fácilmente.
Cosa parecida sucederá si quiero generar debate en una comunidad amplia de usuarios: un foro clásico me da mil veces más flexibilidad a la hora de configurarlo, y es más plural al admitir una autoría de grupo frente al esfuerzo individual del blogger.
Probablemente sólo desde la tranquilidad que da el tiempo será posible valorar la medida exacta de lo que los blogs aportaron en la revolución digital. Pero no puedo evitar la sensación de que se está haciendo demasiada mística de lo que no parece ser mucho más que una herramienta.

27
Oct

¿Bloggers al redil?

Escrito el 27 Octubre 2005 por Julian de Cabo en Contenidos / Content

Aunque no solemos comentar noticias frescas de la industria, sería estúpido ocultar el hecho de que el post de hoy viene de la mano de una noticia tan llamativa como la compra de “Weblogs Inc” por parte de America On Line.
De hecho, incluso estuve pensando seriamente si titular el artículo usando el término “deconstrucción” en homenaje a Ferrán Adriá y su sorprendente reinvención de la tortilla de patatas, porque era lo más próximo que se me ocurría como precedente.

Intentaré explicarme. Pero me temo que esta vez voy a tener que arrancar de muy lejos.

Parte de las consecuencias de la muerte de las ideologías se pueden percibir en la prensa diaria. Basta con mirar las portadas de los periódicos un día de noticia polémica para tener la sensación de que hay tantas realidades como rotativos de tirada nacional se publican.

Pero si eso resulta peculiar, más curioso resulta comprobar como esa portada radicalmente diferente convive con un interior donde el 80% del contenido de cada uno de ellos es exactamente igual al de la portada opuesta: información “neutra” de agencia, casi sin procesar. Hay veces que incluso los telediarios de grandes cadenas sirven los mismos vídeos para enriquecer una noticia. Cosas de la globalización y de la necesidad de optimizar costes de producción.

El caso es que, visto de este modo, parece claro que un medio de comunicación clásico se compone hoy de un 80% de material de fondo, más un 20% de opinión a la que muchas veces se achaca ser demasiado tendenciosa, aunque casi siempre de forma “políticamente correcta”.

A muchos nos parece evidente que una de las razones por las que este tipo de medio ha venido perdiendo audiencia progresivamente es precisamente esa: ¿por qué pagar por un 80% de contenido que puedo obtener en cualquier parte, más un 20% que conozco de antemano?.

Y estando en estas, aparece Internet, lugar donde ya los “portales” fuímos los primeros medios en ser conscientes de que las “páginas personales” tenían siempre más tráfico total que el conjunto de los contenidos que elaborábamos de un modo más clásico.

En estos últimos tiempos, aparecen los blogs. Que técnicamente aportan poco más que ser una página personal para torpes como yo, aunque eso importe poco ahora. Lo que importa es que del mismo modo que se montó toda una mística en torno a los cambios que vendrían de la mano de la primera oleada de Internet, mucha gente ha llegado a pensar que la aparición de la “blogosfera” traería de la mano el advenimiento de la verdad, la limpieza en la información y la redención del ser humano. O casi. Estoy exagerando, pero sí es cierto que empiezan a surgir desde ese ecosistema personajes que alcanzan rápido predicamento al calor de la moda blogera.

Pues bien, aunque sea nadar a contracorriente, muchos pensamos que la compra de Weblogs Inc no hace sino confirmar lo que se intuía con claridad: que los chicos de la blogosfera no son tan distintos de los periodistas normales, ni lo que producen difiera tanto de lo que la prensa lleva años trayendo. Y hay movimientos que parecen confirmar esta tendencia. Tal vez el primero fue la aparición de publicidad en muchos blogs, luego vino la adquisición o puesta en marcha de sistemas de edición/hosting de blogs por parte de los interesados en generar tráfico a través de contenidos, y finalmente pasó lo que tenía que pasar: un grupo de medios (AOL) se compra un centralizador de blogs con tráfico.

Tal vez, en términos de Adriá, se dijera que el dueño de las patatas se hace con los huevos que necesita mezclar para seguir vendiendo tortillas.

La pregunta que le queda a uno de todo esto es … ¿qué diferencia real va a existir entre periodistas y bloggers?. Y aunque no tenga una respuesta, si que parece que el contacto se va produciendo poco a poco, y que tal vez la tan aludida “blogosfera” quede sólo como lugar de paso para el periodista de éxito, le llamemos en el futuro como le llamemos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar