22
Ene

t-mobile-mobile-moneyT-Mobile en USA va a ofrecer un sistema de pago móvil ligado a una tarjeta Visa de prepago, con el objetivo de captar a aquellos clientes que no pueden acceder a los servicios de banca tradicionales. Si, aún en un país tan avanzado como este, hay gente que no puede tener una cuenta bancaria tradicional o una tarjeta de crédito. La pista de que este tipo de soluciones podía tener éxito para ayudar a ofrecer servicios financieros a personas no banderizadas lo inició M-Pesa y lo ha continuado Movistar con Wanda en 12 países de América Latina. Ahora llega con una de las grandes (la tercera) en USA, y seguramente habrá más casos en función de su éxito.

Lo interesante es que se trata de que dos jugadores en teoría accesorios para los servicios bancarios modernos, un operador móvil y una empresa de tarjetas de crédito, toman posiciones en un servicio que en teoría debería ser ofrecido por los bancos. Y como además no necesitan ganar mucho dinero con este tema (ya lo ganan vendiendo planes de conectividad o comisiones y fidelizando a los clientes) pues pueden romper las tarifas y ofrecer condiciones muy ventajosas a estos clientes. Que ademas estarán encantados y seguramente seguirán con la compañía más tiempo que la media por esto del famoso “ya que” tengo estos productos aquí… pues voy a seguir porque es un poco complicado cambiarse.

A pesar de que el sector banca está intentando evolucionar a toda velocidad, le están saliendo competidores tecnológicos que atacan a los que no llegan a sus servicios, como es este caso o los primeros pasos de Square, o a los que quieren más simplicidad en sus actividades diarias, como serían los servicios actuales de Square para usuarios individuales -llegar a Starbucks y que tu café esté pedido y pagado.

Y lo peor de todo es que en muchos foros se sigue escuchando que las entidades bancarias tienen que ser startups que se muevan igual de rápido que las pequeñas empresas innovadoras. Esto, para la mayoría de las organizaciones del sector, es directamente imposible. Se han estructurado durante muchos años para intentar evitar errores, con mucha jerarquía y poca flexibilidad. Ahora es difícil cambiar de un día para otro. Lo que toca seguramente es utilizar esta capacidad de ejecución para ser capaces de convertir estos productos que van surgiendo y que tienen éxito en productos realmente de masas, mejorándolos y haciéndolos accesibles ha todos. Mientras tanto, los inconformistas seguirán inventando soluciones nuevas. No es coincidencia que los que se atrevan a cambiar las reglas sean los terceros del sector. Tienen menos que perder, mucho que ganar.

Comentarios

Fernando Esteve 22 enero 2014 - 17:14

Estimado Ricardo,

En ocasiones, la innovación llega a algunas empresas de la forma más inesperada. Tal es el caso que comentas de los pagos móviles.

En África, desde hace mucho tiempo, se está haciendo un gran esfuerzo por “bancarizar” la economía.
Como sabrás, una gran parte de la población africana, no tiene acceso a ningún servicio bancario y esto hace que las compañías tengan que ingeniar sistemas para poder ofrecer facilidades en los pagos para, por ejemplo, los servicios de comunicaciones móviles.
Es precísamente en estos servicios, donde surgió una respuesta: MTN, el mayor operador móvil en África, desarrolló una solución para realizar transferencias mediante teléfono móvil entre cuentas de clientes del propio operador, convirtiéndose, así, en proveedor de servicios bancarios.
En este movimiento de pugna por los servicios bancarios, le han seguido muchos otros: Google Wallet, Paypal… y las alianzas que mencionas.

Como en otras ocasiones, estas innovaciones se adelantan a la legislación (que deberá ser ex-post) y obligan a reinventar el servicio al cliente.

Ahora, además de la posibilizar el acceso a servicios bancarios para personas no bancarizadas, se pueden proveer servicios más “ligeros”, sin la necesidad de contratar varios servicios que antes eran inseparables (como tarjetas y cuentas corrientes), permitiendo decidir al usuario qué servicio quiere obtener (dentro de la oferta) y con qué proveedor.

No me sorprende el hecho de que, a esta iniciativa, se sumen diversos agentes: operadores móviles, empresas de tarjetas de crédito, proveedores de servicios de Internet… y otros que vendrán.
Se produce, así, el fenómeno de “plataforma” que comentas: Un abanico de servicios disponibles para el usuario, dentro de cada compañía.
En mi opinión, en esta pugna, se alzarán con la victoria aquel proveedor que aporte más valor, que sea flexible, que minimice los riesgos.

Veo esta nueva oferta como un soplo de aire fresco. Ya no se trata del “café para todos”. Aparece una mayor oferta, nuevos competidores, tarifas más competitivas… y el poder cambia de manos, para colocarse en las del cliente, donde debiera haber estado siempre.

Personalmente, dudo que tengan un gran éxito aquellos sistemas que se vanaglorien de predecir el comportamiento del usuario.
Si no es con mi consentimiento explícito, me molestaría que se pagara cualquier cosa que no haya encargado (como el caso que comentas de Starbucks).

Para el sector bancario, se trata, efectivamente, de integrar esos servicios de mayor interés para los clientes (y de generar nuevos servicios), sin olvidar el valor que todo banco debería proporcionar: confianza.
Precisamente, por este clima de desconfianza en el que vivimos, salpicado de escándalos, tiene sentido que innoven otros, si bien el gestor inteligente, intentará capturar todo el valor que pueda de las innovaciones, para proporcionárselo a sus clientes.

Bienaventurados los locos, los inconformistas, los rebeldes, aquellos que buscan nuevas formas de resolver los problemas, porque ellos fundarán valiosas startups.

Un abrazo,
Fernando Esteve

Ricardo Pérez Garrido 25 enero 2014 - 12:14

Fernando,

El caso que menciono de M-Pesa es el pionero en este sentido en el mercado de Africa. MTN ha sido muy hábil construyendo sobre esta experiencia y entrando en mercados donde -en muchos- no compite con la solución de M-Pesa y puede capturar rápidamente el mercado de clientes no banderizados que sin embargo sí tienen un móvil.

Sobre el tema de confianza creo que una buena oportunidad para empresas no bancarias es justo esa, aunque a la hora de la verdad -cuando contratamos el producto- nos fijamos en seguridad y confianza a nivel tecnológico del servicio, así que los pequeños jugadores lo tienen complicado en mercados más conservadores.

mr nosa john 11 marzo 2014 - 23:41

¡Hola
Está usted en necesidad de cualquier tipo de asistencia financiera? o necesita un préstamo de
cualquier tipo? si es así, aquí viene tu help.nosajohnloanfirm @ gmail.com
nos da en préstamo a particulares y empresas a un precio asequible
tasa de interés del 3% los solicitantes de préstamos son interesantes consejos para llenar el
formulario de solicitud de préstamo a continuación.
nombre:
edad:
país:
sexo:
número de teléfono:
puede hablar Inglés?:
Cantidad necesaria como préstamo:
duración del préstamo:
estado civil:
estado:
dirección:
código postal:
propósito del préstamo:
el ingreso mensual:
==========================================
Saludos cordiales,
MR nosa john.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar