8
Jul

Gestión de personas en 3D

Escrito el 8 julio 2011 por Julian de Cabo en Internet

Hace unos días recibí una invitación de Enrique Dans para probar Google Plus. Confieso que, pese a ser amigos hace muchos años, no siempre comparto el entusiasmo de Enrique por todas las novedades que van llegando en esta llamada “web social”. Pero en este caso, vistos los sucesivos fracasos de Google en el intento de crear una red competitiva, me di de alta y he dedicado algunos días a probarla.

Y el balance no es malo, la verdad. Sigue siendo pronto para saber qué éxito tendrá en comparación con otras alternativas, pero creo que tiene novedades que pueden valer la pena.

La que más me ha llamado la atención es que parece que, por primera vez, alguien se plantea que lo que hay detrás de una red social son personas. Y que cae en la cuenta de que las personas tienen muchos más matices de los que permiten las dos dimensiones del muro de Facebook.

Me refiero a que sobre el fondo blanco del dichoso muro nos caen a borbotones todo tipo de cosas de procedencias dispares, de importancias diferentes, y que al final terminan por hacer que pierdas el interés que la herramienta despertó en ti inicialmente, cuando dedicaste unas horas a buscar antiguos compañeros de colegio, amigos del trabajo o familiares a los que no ves con la frecuencia que quisieras. Por restrictivo que seas en aceptar altas, resulta casi inevitable que, al cabo de un tiempo, tu grupo de contactos (me niego a hablar de amigos) se haya convertido en una feria donde no siempre reconoces a quien te escribe y -lo que es peor- termines por no reconocerte a ti mismo.

Tampoco las redes profesionales están exentas de problemas. Con un poco de mala suerte, seguro que has vivido la experiencia de algún conocido remoto que te piden una recomendación que no te sientes en condiciones de dar … y te habrá tocado pasar el mal rato de tener que explicarle amablemente las razones por las que no piensas avalar a quien no conoces con la suficiente profundidad.

Supongo que parte de estas reflexiones son las que mueven a Google a presentar una red donde el usuario puede predefinir ámbitos de comunicación diferentes con los llamados “Círculos”. Un círculo es un grupo de personas a las que el usuario de la red agrupa por un criterio determinado, para poder tratarlos de manera homogénea. Se pueden usar para compartir determinadas cosas con unos y no con otros, manejar la privacidad en función de cercanía o lejanía a cada grupo, e incluso incluir a determinados contactos en varios círculos de manera simultánea porque encajen en distintos ámbitos de actividad.

Tal vez no sean una solución definitiva, pero recuerda más al modo en que cada uno de nosotros gestiona su vida real. Hay cosas que cuentas en público, otras que reservas a los amigos, otras que quedan para tu familia, y otras que son sólo para ti mismo. Y no necesariamente en “modo cebolla” a base de círculos concéntricos, sino de manera más tridimensional, estableciendo conjuntos que se solapan parcialmente entre sí.

Falta por ver qué eficacia tenga el modelo propuesto por Google cuando la red se abra al público por completo, pero hay que admitir que el punto de partida no es malo.

Comentarios

Antonio Cordero 8 julio 2011 - 18:24

Hola Julian. Me he dado cuenta de que mucha gente piensa que lo de los circulos es algo novedoso, que Facebook no tiene. Y en realidad no es asi. En Facebook puedes meter a tus “amigos” en listas, equivalentes a los circulos, y puedes filtrar los mensajes que ves por lista, igual que en G+. Por tanto esa caracteristica en concreto no tiene nada de nuevo. Lo que si puede ser nuevo es que se muestre al usuario en “portada” en lugar de estar escondida como en FB.

Julián 8 julio 2011 - 18:38

Gracias por el comentario, Antonio. ¿Sabes si permite también “controlar” el tipo de información al que tienen acceso? Para mí es lo más importante … tengo que echarle una mirada, aunque reconozco que tengo a FB un poco olvidado porque me satura tanto ruido.

Antonio Cordero 9 julio 2011 - 11:41

Cuando publicas algo en FB puedes especificar quien lo puede ver, incluso al nivel de “amigos” concretos. Y lo mismo pasa con la informacion de tu perfil.

Julián 11 julio 2011 - 12:04

Supongo que te refieres al botón “Amigos, Amigos de Amigos o Todos”, ¿no?

Cierto, y tiene la -relativa- ventaja de que puedes aplicarlo en cada publicación en lugar de dejarlo “preajustado” como en el caso de Google Plus.

En mi caso, me da más sensación de control el tema de círculos, dado que puedes establecer tantos como quieras y mezclarlos entre sí, lo cual es bueno porque tus relaciones personales tienen matices. Pero, aún así, echo en falta la posibilidad de “limitar el ruido” en la pantalla de inicio de G+ con una selección múltiple de círculos que hoy no existe. Puedes elegir entre el genérico “Novedades” o sólo un círculo. En mi caso daría algo por poder seleccionar varios … o deseleccionar algunos, según como quieras verlo.

PIlar Ortega 12 julio 2011 - 11:47

Creo que los que triunfarán en el futuro serán aquellos que consigan hacer las cosas fáciles. G+ creo que lo está consiguiendo, me parece más intuitivo y usable. Consigue que el usuario no tecnológico tenga más sensación de que controla lo que está haciendo…

julian 12 julio 2011 - 12:05

Coincido con tu impresión, Pilar. De momento, al menos, evita la sensación de descontrol que tienes con otras plataformas. Puede que sea más un factor sicológico que puramente real, pero la sensación la da. Y eso es importante para la mayoría de la gente.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar