8
Jun

Dejando a un lado el siempre espinosísimo tema de los derechos de autor, la otra gran novedad que aporta Apple con iCloud es el de mover el centro de nuestra vida digital desde el PC hasta la nube. Como comentaba el mismo Jobs, cada nuevo dispositivo que hemos usado para digitalizar nuestra vida (reproductores de música, cámaras de vídeo o fotos, agendas digitales, teléfonos …)  ha sido conectado a un ordenador de sobremesa, que ha terminado actuando como el verdadero “hub digital” de nuestras vidas.

Asumiendo que los lectores de esta bitácora son usuarios avanzados, estoy seguro de que habrán consumido horas explicando a sus allegados los alquímicos procedimientos necesarios para que los contenidos digitales que íbamos creando fueran pasando de un dispositivo a otro. Y sabrán lo complicado que puede llegar a ser para un usuario avanzado, y la frustración que produce en quienes no lo son. Pues por eso pienso que quizá sea esta la mejor baza de iCloud: si consiguen que todas esas transferencias se produzcan de manera automática y sin fallos, muchos usuarios tendrán una buena razón para empezar a olvidarse de un PC que cada vez necesitan menos.

Resulta complicado saber en qué medida estaremos dispuestos a hacer esa transición de manera rápida y entusiasta. Tampoco sé qué fuerza pueda tener Apple con relación al total mercado, ni tengo claros qué planes hayan previsto para los usuarios de sistemas de sobremesa Windows, que siguen siendo mayoría. Pero el movimiento parece el primero con entidad suficiente para cambiar hacia la nube toda una filosofía de trabajo que llevaba décadas pivotando sobre nuestras máquinas de sobremesa. Sólo una cosa es segura: Google con sus Chromebooks seguro que no va a andar lejos de la propuesta de Apple. Y, aunque no parece que el nivel de integración de la plataforma Android sea tan bueno, son dos grandes jugadores tirando en una misma dirección.

Habrá que ver qué hacen los interesados en que sigamos pegados a tierra.

Comentarios

jose luis fernandez 10 junio 2011 - 10:59

Yo no soy un usuario avanzado. Y como los servicios se venden mejor cuanto más fáciles sean (diseño para abuelas, niños y manazas como yo, o a prueba de tontos) veo más probable que con estos movimientos se pueda dar el asalto a la masa. Con estos y con la comunidad de desarrolladores, autores, fabricantes de dispositivos….detrás..

julian 10 junio 2011 - 11:29

Es un buen punto, José Luís. Parte de lo que está por venir es lo que se vaya ocurriendo a la comunidad de desarrolladores para hacer uso de todos estos nuevos recursos.

Seguro que suma.

¡Gracias!

Pablo 19 agosto 2011 - 18:51

Probablemente la transición no sea demasiado acelerada, más si continúa y permanente, ya que las ventajas son infinitamente superiores a los inconvenientes.

Últimamente también es posible contar con nubes wi-fi portátiles, con lo cual no necesitaríamos dejar nuestros datos personales en custodia de terceros, pero si podríamos deshacernos de tanto cableado y aparataje para comunicar nuestros dispositivos digitales.

Saludos
computación en nube

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar