20
May

¿Soy un antisistema?

Escrito el 20 mayo 2011 por Julian de Cabo en Uncategorized

Estuve ayer siguiendo con interés todo lo que iba sucediendo en torno al movimiento 15-M, y debatiendo con mi entorno sobre el fenómeno. Y la verdad es que pocas veces he visto un grado de confusión tan grande a mi alrededor. No me refiero sólo a mi entorno familiar y profesional, sino a los medios de comunicación, los manifestantes, los políticos y la sociedad en general. Debe ser que eso de que alguien haga algo nos resulta poco familiar.

Con algo tan llamativo sucediendo, es complicado hacer valoraciones que vayan mucho más allá que la que hicimos ayer. Y escribir tan en caliente implica asumir el riesgo de que dentro de unos años estas reflexiones resulten una estupidez. Pero vamos a ello, que la ocasión merece la pena.

¿Qué me gusta de este movimiento? Pues probablemente el hecho de que se produzca, y el primer diagnóstico de la situación, que me parece asumible por cualquier persona sensata. Me refiero a que es complicado sostener que muchos de nuestros políticos sean un ejemplo de ética y liderazgo, que la ley electoral nos proporcione un parlamento que refleje la composición de la sociedad, que en nuestro sistema haya un buen balance entre poderes, o que los esfuerzos para salir de la crisis se hayan distribuido con equidad.

Es decir, que si el fin del movimiento 15-M es reclamar que se mejore todo esto, lo suscribo por completo.

¿Qué no comparto? Pues, por lo que estamos viendo en las últimas horas, los medios con que se pretende llegar a esos fines. Que sea una tercera república la solución a nuestros problemas -por ejemplo- no parece muy acertado. Ni, en general, parece coherente que se pretendan mejorar las cosas desde la receta de “más Estado” que aparece detrás de muchas de las alternativas planteadas. Más que nada, porque ha sido este modelo de Estado el que nos ha llevado a donde estamos.

En fin, que me tienen en un sinvivir, porque ya no sé si soy antisistema o reaccionario.

Lo que sí parece claro es que la red está teniendo un papel muy activo en todo esto. Tal vez esta sea una de las mejores conclusiones que podrían sacar los partidos, si estuvieran más interesados en conectar con los problemas de los ciudadanos que en cosechar sus votos. Verían que tienen ante sí un cauce de comunicación como nunca había soñado un político.

¿Sabrán aprovecharlo?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar