20
Jul

Los maravillosos móviles japoneses… que no nos sirven

Escrito el 20 julio 2009 por Ricardo Pérez Garrido en Uncategorized

Como siempre una gran historia en el NYT sobre el mercado de los móviles en Japón, que muchos intuirán es mucho más avanzado que cualquier mercado occidental. Como siempre la clave es cómo definimos “avanzado”. En este caso la capacidad para “hacer cosas” con el móvil. Desde un lector de código de barras, micropagos con dispositivos de proximidad, camaras con distintas capacidades, por supuesto GPS y grandes pantallas. Pensemos que para muchos es su principal acceso a internet, y a un entorno donde por ejemplo se consumen miles de novelas escritas para ser consumidas en el movil por adolescentes (y no tanto)… es decir, todo un mundo alrededor de lo movil.

Y sin embargo en Europa apenas consumimos móviles japoneses y mucho menos modelos equivalentes a los que se ven por allí. Y es que el desarrollo que se ha producido en Japón es dificilmente replicable, primero porque el gran motor de la innovación ha sido el propio operador, con el lanzamiento de un portal propio donde se han agregado miles de servicios y vendedores (si, el famoso i-Mode). Este efecto es dificilmente replicable a estas alturas en cualquier mercado europeo, mucho más desagregado y con unos “operadores dominantes” en poca disposición de sacar servicios de éxito para sus propios portales.

La segunda característica diferencial es el desarrollo más rápido de las redes de nueva generación, y el número de clientes de banda ancha móvil, que ha desarrollado también un consumo de servicios más avanzado. Todo esto mezclado con las dosis adecuadas de cultura y de preferencia por el acceso más personal que facilita el móvil frente a un PC o un portátil… y tenemos el caldo de cultivo para un ecosistema cerrado, con pocas ganas e incentivos para salir al exterior.

Pero también un sistema cerrado que ahora, ante el éxito de un telefono como el iPhone se ve sorprendido. Y es que claramente cualquier dispositivo de tipo medio en el mercado Japonés es tecnicamente muy superior al iPhone, pero carece de la funcionalidad y la capacidad de innovación (vease aplicaciones adicionales) con la que cuenta este ya formidable competidor.

Un par de lecciones interesantes emergen de la lectura atenta del artículo. La primera relacionada con la dualidad local-global. Hoy las oportunidades son globales, y hay que pensar de forma global para poder ser líder en algunos productos. El hardware y el software relacionado con consumo ha de ser global. Aquellos que piensen solo en local pueden tener éxito, pero dificilmente serán líderes. La segunda relacionadas con la innovación y sus ciclos. Está bien pensar en qué es lo que se puede hacer con las piezas disponibles, pero es mejor pensar en qué es lo que puede romper el mercado con las piezas disponibles y que pueda encajar con las del futuro inmediato. iPhone 3GS y N97 son ejemplos de cómo hacer esto (aunque Nokia sigue con su asignatura pendiente del software, ha mejorado, pero sigue sin ser suficientemente rápido y sencillo).

Definitivamente, tanto en el mundo de la web como del móvil, se está librando la batalla de las aplicaciones y la funcionalidad. No solo en términos de sobrepasar a la importancia del hardware, sino a si estas aplicaciones deben estar en tu máquina -appstore de apple- o en “la nube” -como defienden los señores de Google. Va a ser como mínimo interesante verlo. Y para los que se atrevan, lleno de oportunidades.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar