2
Abr

En la definición de cuales serán los medios de acceso preferidos a banda ancha móvil para el futuro, dos de los estándares en competencia son Wimax y LTE. Nokia, que en principio está presente en ambos desarrollos, parece definirse cada vez más y hoy en el Financial Times se descuelgan con declaraciones directas, en una presentación en San Francisco, sobre su apuesta: LTE será el claro ganador en 2015, dado que Wimax no está teniendo despliegues en casi ningún sitio, afirman.

El tema aquí está en que otro de los gigantes de la industria que ha ayudado a establecer algunos de los estándares que hoy están en el centro de la convergencia -Intel- apuesta fuerte por Wimax y afirma que unos 100 modelos de PC llevarán capacidades para utilizarlo ya el año que viene. Lo que se ha dicho tradicionalmente es que wimax puede ser una tecnología adecuada para despliegues en áreas con bajas concentraciones de población y en aquellas que carezcan de infraestructuras anteriores… pero también dependerá del grado de madurez y aceptación que tenga. En todo caso está claro que en movilidad estamos en la batalla de las infraestructuras para la próxima generación de red. Como decía Miguel hace unos días, ahora queda buscar, al menos para las operadoras, los ingresos suficientes para hacerlas rentables (y no volver a convertirse simplemente en los que proporcionan el ancho de banda).

Recordemos el papel de Nokia como proveedor de infraestructura de redes para las telco, en un mercado donde no quedan muchos jugadores. Quizás lo único que están haciendo es poner voz a lo que afirman sus clientes, que están apostando en masa por LTE en sus planes de futuro. La buena noticia es que si en verdad, como se afirma en el artículo, los despliegues se están acelerando, tendremos unas velocidades difíciles de creer en movilidad a la vuelta de la esquina. Ahora solo falta saber para qué podemos necesitarlas. Seguro que el mercado se encargará de guiarnos en este tema. Y de paso ayudaremos a crear/mantener a los gigantes de las comunicaciones de los siguientes diez años.

Comentarios

Miguel Caballero 21 abril 2009 - 10:46

Ricardo, hay un matiz importante al respecto: en la prensa en general sólo se trata como WiMax la tecnología en banda licenciada (en España en 3,5 GHz), donde efectivamente ciertos despliegues en ciertos países están siendo lentos; pero no se habla del WiMax en banda libre (técnicamente pre-WiMax), donde está ganando a pasos agigantados a otras tecnologías, incluso no sólo en empresas o admón pública sino en operadores. Me consta por fabricantes WiMax de primer nivel que no imaginaban (en sus Roadmaps) que sus producto en banda libre fuesen a ganar tanto terreno a los de banda licenciada. Insisto, ya hay operadores (de los gordos) que se están metiendo en este terreno.

De cualquier manera pasará como con WiFi y WiMax, que al principio algunos pensaban que una canibalizaría a la otra y el tiempo ha dado la razón a los que decíamos que convergerían. LTE requiere de unas inversiones tremendas, y no está claro el modelo de negocio ni el aporte de valor extra que como usuario te da una tecnología que para navegar por Internet en el móvil (por ejemplo) te pasa de 300 kbps a 7 Mbps. Y una de las cosas que aprendí de Julián es que si no está claro el valor añadido en el SERVICIO que compense un cambio de tecnología… ¿porqué voy a cambiar?

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar