24
feb

Standards in Mobile telephony

A pesar de ciertas informaciones optimistas del World Mobile Congress de Barcelona, la estrategia de los operadores respecto del  LTE (Long Term Evolution o 4G), debido a la crisis, parece ser una congelación de las inversiones:

http://www.ft.com/cms/s/0/3e4796f0-fbc7-11dd-bcad-000077b07658.html

La caída en las ventas de Smartphones y la falta de modelos claros en cuanto a los ingresos por datos en Internet parecen llevar a rentabilizar simplemente las inversiones ya hechas: control de costes y asegurar las fuentes de cash flow.

Estas son la voz y los SMS aún. La explosión del tráfico asociada a la banda ancha móvil sin rentabilidad clara y la canibalización de las fuentes principales de ingresos por aplicaciones gratuitas en Internet limitarían este mercado.

Sin embargo, al mismo tiempo, los ARPU de las operadoras caen: hay que vender nuevos servicios.

¿Cuáles serán los ganadores?

Comentarios

Julian de Cabo 25 febrero 2009 - 18:48

Complicado rompecabezas, Miguel.

Y quizá lo peor que tiene es que puede acabar con un círculo (hasta hora) virtuoso que Europa ha desarrollado en torno a la telefonía móvil.

Una crisis como la actual, justo en el momento en que querríamos crear la espiral servicios-terminales-redes es de lo más inoportuno.

Lo peor que nos podía pasar es que se estanque el mercado. Y el horizonte no es como para estar demasiado confiados.

Miguel Gil Tertre 26 febrero 2009 - 11:32

La caida en la venta de smartphones es de lo más preocupante, en el sentido de que un modelo básico de negocio (mediante la subvención de terminales) se está acabando.

Es interesantísima, sin embargo, una noticia que leí en Wired sobre la subvención de portátiles baratos por parte de las operadoras móviles en vez de Smartphones para potenciar el tráfico de datos. EL resto del artículo también merece la pena.

http://www.wired.com/gadgets/wireless/magazine/17-03/mf_netbooks

Antonio 26 febrero 2009 - 21:19

Buenas Miguel,

interesante reflexión la que haces pero que desde luego daría para una conversación bastante larga.

Quiero ser bastante crítico con las operadoras ya que parece que no se dan cuenta de cómo son los consumidores medios y qué es lo que quieren.

Desde hace años y debido a la gran inversión que se hizo en 3G se han visto lastrados por la necesidad de amortizar tal inversión y por otro lado la limitación de la capacidad de red. Si bien por un lado necesitaban cuantos más ingresos mejor, por otro lado no podían ofrecer y abrir completamente la red para evitar una saturación de la misma.

Con este impedimento desde luego no se van a mojar con el 4G, LTE o su evolución. Después de haber trabajado con los azules durante bastante tiempo y estar metido en I+D veo como a diario siguen topándose con los mismos problemas. Decenas de aplicaciones interesantes no salen al mercado y la convergencia fijo-móvil tan necesaria no termina de culminarse.

Cada vez creo más que si todos los que toman estas decisiones no tuvieran móvil de empresa con acceso a internet pagado por ellas, quizás, y sólo quizás, pensarían mejor cuáles son las necesidades y problemas de internet en movilidad.

¿Para qué quiere la gente internet en movilidad? O bien para tú teléfono o para el portátil cuando estás fuera de casa, y las necesidades de ambos es muy diferente.

A día de hoy todo o casi todo el mundo tiene internet en casa. Desde luego que el 99% de los potenciales clientes de internet móvil tienen internet en casa. ¿Por qué hay que cobrarles mil veces todo? 30€ de ADSL, 30€ de 3G, llamadas de móvil, SMS. Por dios, tenemos un límite. Cobrame 40 ó 50 € al mes por todo mi consumo de internet y ya verías como estarías ganando 20€ más de los que ganas ahora mismo, porque sólo tengo el ADSL de casa, pero lo que no pueden esperar es que pague también por una 3G que voy a utilizar algún día que me escape por ahí o algo más en verano.

Sólo yoigo y simyo parece que han dado con esto y plantean más ofertas de este estilo, con un pago limitado a diario y en función de la transferencia.

Como decía esto da para mucho. La verdad que he dado una serie de ideas sin ordenarlas mucho pero en definitiva que hay mucha mediocridad en las empresas. Todos hemos visto quiénes toman las decisiones en las nuestras y otras y no siempre el puesto hace el buen criterio… Las operadoras son monstruos muy grandes, con una inercia muy difícil de variar…

A modo de reflexión, ¿nadie se ha dado cuenta todavía por qué no han funcionado las videollamadas? Por lo mismo que triunfaron los SMS. Más que el precio, es la impersonalidad que ofrece el SMS y la facilidad de enviarlos sin “hacerte responsable”, por eso no triunfa la videollamada: “Y yo con estos pelos”.

Hay que ver las cosas desde tantos sitios… Y tan pocos capaces de verlas

He dicho.

Dejar un Comentario

*