14
Ene

Contratando innovadores

Escrito el 14 enero 2008 por Julian de Cabo en Innovación / Innovation

Charlando con dos buenos amigos, que además son directivos en el sector telco, surgió el tema de lo complicado que resulta encontrar personas capaces de gestionar sin sujetarse a credos preestablecidos. De ahí salió esta pregunta que hicieron en una consultora de prestigio a un grupo de aspirantes a incorporarse.

“Suponga usted que conduce su coche biplaza en un día de tormenta espantosa. Al alcanzar una parada de autobús, ve que en ella se encuentran cuatro personas: una mujer anciana que está a punto de morir y necesita que la lleven a un hospital urgentemente, un amigo que le salvó la vida hace tiempo y al que debe todo el reconocimiento del mundo, y una mujer a la que perdió la pista hace tiempo, pero de la que está convencido de que podría ser la mujer de su vida. Es tarde y usted sabe que ya no pasarán más autobuses hasta por la mañana. ¿Qué hace?”

El cuento no tiene la mayor trascendencia probablemente, pero me llamó la atención que parece ser que sólo una minoría da con la respuesta correcta a la primera.

¿Tan difícil es?

Comentarios

Miguel Roig 14 enero 2008 - 10:26

Sé la solución. Pero no por listo sino porque esta pregunta sale en una película reciente. Se la formula uno de los protagonistas al otro al principio de la película y el otro protagonista la resuelve correctamente al final.
Pero no caigo en cual es la película. Es relativamente reciente y me suenan Tom Cruise, o Bruce Willis, y se desarrolla en un coche. “Colateral” ¿?

Patxi Bonel 14 enero 2008 - 11:24

Yo le dejaría el coche a mi amigo para que lleve a la señora al hospital y me quedaría tranquilamente esperando a un taxi, al que habría llamado previamente con mi móvil, junto con la que podría ser la mujer de mi vida.

Pero por desarrollar la cuestión que planteas: ¿Existen respuestas correctas?
Si fuese así, ¿existirían respuestas nuevas? ¿No es el conjunto de respuestas esperadas la proyección de un juicio “a priori” de lo que suponemos que estamos buscando?
Pero si la respuesta fuese realmente innovadora ¿podríamos anticiparla?
Si la persona es realmente innovadora ¿podríamos predecirla?

Imaginaos que la pregunta hubiese sido: ¿Qué modelos innovadores podemos adoptar en el sector de TELCO para seguir incrementando nuestros ingresos, mejorar la satisfacción de nuestros clientes, incrementar el valor de nuestras acciones y mantener nuestro ritmo de crecimiento? Eso sí, nosotros ya sabemos cuáles son las respuestas correctas.

Un saludo,

Jose Miguel Cansado 14 enero 2008 - 12:15

Dos opciones:

1) Le dejaría el coche a mi amigo para que llevara a la anciana al hospital y luego se fuera a su casa. Mañana ya pasaría a recoger el coche. De momento la noche la paso con la mujer de mi vida, y qué más da que estemos en una parada de bus?

2) Si el hospital y la casa de mi amigo no están muy lejos, pues sería cuestión de llevar a la anciana al hospital, volver a la parada para llevar al amigo a casa, y por ultimo recoger a la mujer de mi vida para irnos a mi apartamento.

Nota: esto suponiendo que no estuviera casado. Estando casado, llevaría a la anciana al hospital y dejaría a la mujer con mi amigo para devolverle el favor. La familia es lo primero!

David 14 enero 2008 - 15:45

Aún a riesgo de no ser contratado por la consultora, y sin haber visto la película que menciona Miguel, contestaré:

Le presto el coche a mi amigo, para que se haga cargo de la anciana a la vez que sale de allí y me quedo en la parada con la posible mujer de mi vida. ¿Qué mejor lugar para intimar que una parada de autobus bajo la lluvia?

Julian de Cabo 14 enero 2008 - 19:30

Está claro que entre los que nos acompañáis (cinéfilos o no) hay mayoría de gente de la que hubiera sido considerada innovadora. Lo que resulta todo un honor para los que escribimos.

Por más que tampoco sean triviales las cuestiones que señala Patxi.

Lo que no sé cómo interpretar es que el 50% de los lectores consideren lugar romántico una parada de autobús.

Gracias a todos por estar ahí, en cualquier caso.

🙂

Miguel Gil Tertre 15 enero 2008 - 00:23

El sector con mas testosterona diría siempre me voy con la chica y que mi amigo se quede con el marrón de la anciana.

La duda está en sí salvando a la anciana, la chica se sentirá impresionada y el amigo lo entenderá como el amigo que es.

Sin embargo la respuesta no es ninguna de estas y está en el outsourcing.

muy bueno el post

Julian de Cabo 15 enero 2008 - 09:11

Mejores los comentarios que el post, Miguel. Al menos, me estoy riendo mucho más ahora de lo que lo hice en la comida en que me contaron la historia.

La verdad es que el anecdotario de los procesos de contratación sería infinito.

🙂

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar