12
Mar

Sabemos que es usted completamente idiota …

Escrito el 12 Marzo 2007 por Julian de Cabo en Dispositivos / Devices

… y por eso hemos tomado la decisión de protegerlo de usted mismo, que es lo mejor. Usted sólo debe relajarse, aceptar que nosotros vigilaremos para que todo funcione y dejar que nuestro software tome el control de su música, sus fotos y sus vídeos para su propio bien.

Más o menos eso es lo que me queda por pensar después de haberme pasado un fin de semana jugando a la par con las últimas versiones de los programas de gestión multimedia de Microsoft y Apple. Cualquier intento de toma de control por parte del usuario es inútil. El software de ambas compañías sólo espera a que lo autorices para poner los archivos donde mejor les parezca, cambiarles los nombres a su conveniencia, etiquetarlos como Dios les dé a entender, y si puede ser, convertirlos a un formato propietario porque les resulta más conveniente.

Pero el caso es que me niego. Hace tiempo que decidí como medida de prudencia que iba a independizar mis archivos de datos de cualquier aplicación o sistema operativo propietario. Porque me parecía el único modo de tener un mínimo control de donde y en qué condiciones estaba cada cosa. Bien es verdad que esta decisión la tomé demasiado tarde … justo al darme cuenta de lo que alguien había hecho con mi “Biblioteca de música” sin pedirme permiso. Pero eso es otra historia.

El caso es que la sensación, tras un fin de semana de peleas infructuosas, es que me voy a tener que buscar un software de terceros que me permita gestionar la música trabajando sobre los archivos con control completo, y sólo “permitir” a esos paquetes de software que me protegen tanto que lean el resultado de mi trabajo sobre otros programas. Porque lo que es darle carta blanca al iTunes o el Media Player, va a ser que no. No me fío ni un pelo. Que es lo menos que me puede pasar después de “n” intentos infructuosos de evitar que un archivo que contiene una parte del “Equinoxe” de Jean Michel Jarre sea una y otra vez reclasificado como no se qué canción de los “No me pises que llevo chanclas”.

No tengo nada contra el agropop, palabra. Pero … ¿qué hubiera pasado si le dejo mover los archivos de carpeta en carpeta en lugar de permitirles tocar sólo su propia base de datos de clasificación? ¿Se imaginan 11.000 canciones distribuidas aleatoriamente por un disco duro y un software de control que depende de una sola base de datos que va y se joroba?

Ya me pasó con 2.000 hace años, y no volverá a suceder. Seré un completo idiota, pero he aprendido muchísimo …

Comentarios

Miguel 13 Marzo 2007 - 09:05

Pues cuando des con un software decente, me gustaría aprovecharme de tus descubrimientos.

Estoy con iTunes (el Media Player es irritante) pero me molesta la manía de pasarlo a su propio formato en cuanto te despistas. Y el no poder organizarme las carpetas yo mismo.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar