13
Feb

Del púlpito al salón de té

Escrito el 13 Febrero 2007 por Salvador Aragón Álvarez en New Media / Nuevos Medios

Como pone de manifiesto un excelente artículo aparecido en el número de esta semana de The Economist titulado It’s the links, stupid, la evolución de la blogosfera está transformando su propia naturaleza. Si en sus inicios un blog era un diario o incluso un púlpito digital, su singladura está acercando cada vez más a parte de sus usuarios hacia un medio interactivo en su esencia, más orientado al diálogo que a la difusión de contenidos.

El ejemplo más claro de ello lo tenemos en LiveJournal, una herramienta de blogging desarrollada por Six Apart ,los creadores de TypePad y Movable Type. LiveJournal se define a sí mismo como una combinación de plataforma de blogging, red social y diario privado. Lo más interesante es que está orientado al diálogo entre un grupo reducido de personas que comparten sus vicisitudes diarias.

Curiosamente el grupo mayoritario de usuarios de LiveJournal corresponde a chicas menores de 21 años que utilizan esta herramienta como forma de dialogo social. este diálogo toma la forma de compartir planes a uno o dos días de plazo, o simplemente preguntar quien de la pandilla se apunta a una actividad dada.

Para los miembros de una o dos generaciones digitales previas, el medio natural para coordinarse de forma asíncrona es el email. Sin embargo, para esta nueva generación LiveJpurnal ofrece dos ventajas significativas: es mucho más cool, y además no hay spam.

Quien nos iba a decir que el heredero del salón de té de las abuelas iba a ser el hijo de púlpito digital. Perdón, quise decir del blog.

Comentarios

Julian de Cabo 13 Febrero 2007 - 18:10

La verdad es que hay una cierta sensación de bifurcación con relación a la llamada blogosfera. Por un lado está sirviendo como lugar en el que aparecen nuevos referentes de opinión que terminan siendo algo muy parecido a un periodista (incluidos vicios y virtudes); por otro empieza a haber una “long tail” de gente que le da otros usos a los que no se si llamar menos “pretenciosos” y que se acercan más a la charleta de café en versión cibernética.

Un par de mundos en paralelo, y muy dificil anticipar cual será la herencia real de esta oleada.

Patxi Bonel 14 Febrero 2007 - 12:13

En relación a lo que habéis comentado tanto Julián como Salvador, Ross Mayfield propone un modelo de Long Tail en base al nivel de participación de los usuarios 2.0. (Se lee en un minuto) http://ross.typepad.com/blog/2006/04/power_law_of_pa.html

Me llamó la atención cuando lo leí la siguiente proposición: un bajo nivel de participación (utilización de sistemas de recomendación social) da lugar a eso que los americanos han llamado “inteligencia colectiva”; otros niveles de participació, interacción y compromiso más altos dan resultados superiores que denominan “inteligencia colaborativa”. (Por ejemplo Sourceforge). En mi caso personal he encontrado en LiveJournal una comunidad internacional creciente de jóvenes doctorandos e investigadores bastante interesante.

“…Tons of interesting types of collaborative filtering, like Digg, is TiVo like, indicating individual preferences, with some algorythm logic. Valid and interesting, but people are not connecting. Different from a bunch of people focusing on creating something. That is higher value than collaborative filtering, my thesis, if you can get people to work together. ”

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar