25
Sep

Convergencia Digital y la Tercera Fase (1)

Escrito el 25 Septiembre 2006 por Salvador Aragón Álvarez en Contenidos / Content

El desarrollo de la convergencia digital no puede ser aislado de los cambios que el homo convergens está viviendo en sus formas de acceso al conocimiento. En este sentido resulta especialmente esclarecedor el concepto de la “Tercera Fase” acuñado por el lingüista italiano Raffaele Simona.

Este autor parte de la identificación de tres fases en los modos predominantes de adquisición de conocimiento. La primera se inicia con la invención de la escritura, la segunda con la aparición de la imprenta, y finalmente la tercera podemos vincularla a la aparición del primer medio de comunicación electrónico, el teléfono.
Para Simona, las dos primeras fases se vinculan al desarrollo de la denominada visión alfabética. Es decir “”la modalidad de la visión que permite adquirir informaciones y conocimientos a partir de una serie lineal de símbolos visuales, ordenados unos tras otros”.

Lo relevante de la visión alfabética es que implica el desarrollo de un tipo de inteligencia no existente hasta entonces: la inteligencia secuencial; que opera interpretando una sucesión de símbolos. Esta inteligencia se superpone a la inteligencia simultánea, que el hombre había desarrollado con anterioridad a la escritura y que estaba basada en la interpretación simultánea, de múltiples estímulos visuales o auditivos que se presentan a la vez.

Pues bien, el desarrollo de la inteligencia secuencial se ha perdido en la tercera fase (que podemos atrevernos a asociar con la convergencia digital). A las consecuencias de dicha pérdida dedicaremos los próximos posts.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar