17
Jul

Han llegado las rebajas y todo el mundo está como loco aprovechando las ofertas antes de irse a la playa. He aquí una frase llena de tópicos y generalizaciones. Pero lo cierto es que algo así está pasando en el mercado de telecomunicaciones, justo ahora. Las operadoras están haciendo todo lo que pueden para que el mensaje “esto es más barato de lo que parece” llegue de forma clara a todos los rincones del mercado. El reto es conseguir que el cliente medio entienda los precios reales de unirse a la nueva generación de servicios para móviles que se han lanzado en él último año y que han estado generando menos demanda de la que se esperaba. Es decir, explicar que uno no se va a arruinar por videollamar a su novia/o, o por ver los goles del mundial otra vez, pero en el movil mientras esperamos aburridos a que salga el avión.

Lo que puede estar detras es una percepción por parte del cliente de precios muy elevados para los nuevos servicios. Esto explicaría la necesidad de dar este mensaje y de empezar a ofrecer ya tarifas planas, en modo “pruebe usted, pruebe, que ya verá como le gusta”. Siempre hace falta un detonante para que un servicio nuevo arranque, y, en la mayoría de los casos, nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que lo provoca. Hoy los SMS producen grandes beneficios para operadoras, televisiones e incluso algunas empresas que están a punto de salir a bolsa, pero nadie auguraba en su momento este éxito.Howard Rheingold, en su libro Smart Mobs habla de su “descubrimiento” en Tokio de cual iba a ser una de las proximas tendencias al ver a la mayoría de los jóvenes que se cruzaba pendientes de las pantallas de sus móviles y tecleando sin cesar, esto antes de que los SMS fuesen importantes en Europa o USA y que se hayan convertido en toda una cultura específica de comunicación junto con la mensajería instantánea. Puede que lo que falte a la nueva ola de servicios es dar con la aplicación que convenza a todos, o puede que sea solo el precio como parecen indicar las campañas de publicidad en la que nos sumerjen estos días. Seguramente la respuesta, como siempre, está en algún punto medio que se aclarará en los próximos meses. De lo contrario tendremos otra gran campaña en navidad, para intentar una vez más explicar las bondades de los nuevos servicios. Otra vez.

Comentarios

Marco 18 Julio 2006 - 15:29

Lo que cuentas es cierto y refleja que los operadores aún están alejados de los clientes. Se sigue cayendo en una fuerte miopía: más que hablar de las necesidades de los usuarios, están (estamos) aún más preocupados por las suyas propias (crecimiento, rentabilidad de inversiones…). Quizás lo que falta es empatía hacia el cliente.

Fco. Javier Suberviola 21 Julio 2006 - 11:11

¿Quién iba a asegurar el éxito de los teléfonos móviles? Quizás tan solo algún gurú con mucho sentido común que me dijo “Es un teléfono normal, solamente que me lo puedo llevar allí donde esté, …, si quiero”.

Pero además es han convertido en un nuevo modo de comunicación social, con un nuevo lenguaje que tiene hasta sus propios diccionarios.

Y si a esto le añadimos la realidad de la conexión a Internet en alta velocidad. ¿quién aseguraba el éxito del ADSL de forma masiva? Salvo a algunos “locos por la tecnología”, parecía que el gran público no iba a usar esto de forma masiva. sin embargo también ha sido un gran éxito.

La conjunción de ambas situaciones, …, con un adecuada posicionamiento de marketing (y de precios) puede ser una nueva revolución en el comportamiento social.

Pero, ¿cuando estará el público listo para la adopción de la tecnología? Posiblemente, muy muy pronto.

Daniel Torres 3 Agosto 2006 - 13:58

Ambos comentarios me parecen acertados. Actualmente se habla mucho de la nueva ‘killer application’, con el ejemplo clásico de los SMS. Pienso que si existirá, ella encontrará a los usuarios, antes que los operadores la consigan en una búsqueda obsesiva. Habría que tener en cuenta que los clientes de 3G no estarán muy dispuestos a subir su gasto mensual de móvil (porque ellos lo verán como gasto de teléfono, sea voz o datos), con lo que la mejor opción sería, como se ha comentado, promocionar el uso de la tecnología con planes de precios estilo ‘tarifa plana’. Y dejar así que el mercado vaya marcando sus tendencias.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar