19
Jul

Ya comentabamos ayer que entre las tecnologías PAN basadas en cables destacan USB y FireWire. USB (Universal Serial Bus) es en este momento el estándar dominante en este tipo de redes, especialmente en el ámbito de conexión con periféricos como escaners, cámaras fotográficas o dispositivos de almacenamiento externos. Su tasa de transferencia de datos puede alcanzar los 480 Mb/s.

Dentro del ámbito de aplicaciones específicas como edición de video USB presenta algunas limitaciones que han sido superadas por FireWire. Esta tecnología, también conocida como iLink o DV, permite tasas de trasferencia de hasta 800 Mb/s. Sin embargo su expansión se está viendo frenada por los royalties que Apple, su empresa creadora, impone a los fabricantes.

Pese a la relevancia de las tecnologías PAN basadas en cable, son las redes PAN inalámbricas (WPAN) las que están atrayendo en mayor medida la imaginación y las compras de los usuarios. Dentro de este ámbito varias tecnologías PAN compiten entre sí: Bluetooh, ZigBee. Wíreless USB, IrDA u UWB.

Bluetooth es la tecnología dominante en el ámbito de la interconexión inalámbrica de dispositivos. En su versión más extendida (Blueooth 1.2) soporta la la transmisión simultánea de voz y datos con un alcance alrededor de los 10 metros y una velocidad de 720 kb/s. En enero de 2005 comenzaron a comercializarse los primeros dispositivos que hacen uso de la especificación 2.0 de Bluetooh cuya principal característica es ampliar la tasa de transferencia de datos disponible hasta los 2,1 Mb/s.

Bluetooth ha tenido un impacto similar al de USB en el desarrollo de las redes de interconexión de dispositivos al permitir su funcionamiento al margen del ordenador personal, añadiendo en este caso la característica de la movilidad. De hecho, Bluetooth está siendo la punta de lanza para la incorporación al proceso de convergencia de contextos hasta ahora escasamente influidos. El caso más notorio es del automóvil, donde cada vez más fabricantes incorporan Bluetooth como parte de los accesorios del vehículo Se estima que a finales de 2005, han sido fabricados más de 2,8 millones de vehículos que incorporaran de serie esta tecnología.

El último jugador incorporado a la interconexión de dispositivos ha sido UWB (Ultra Wide Band). Esta tecnología basada en pulsos permite alcanzar tasas de transferencia de datos entre los 100 y los 500 Mbs dentro de un rango de distancias inferior a los 10 m, unos valores muy por encima de los alcanzables por el resto de contendientes.

Otro elemento diferencial de UWB; que será crítico para su éxito, es su bajo consumo de potencia eléctrica frente a otras tecnologías. Además su funcionamiento basado en pulsos evita cualquier tipo de interferencia con otras redes inalámbricas.

Estrechamente relacionado con UWB, Wireless USB (WUSB) puede ser definido como una extensión del estándar USB que pretende combinar la velocidad y seguridad de la tecnología USB con la flexibilidad del uso de las tecnologías inalámbricas.Desde un punto de vista tecnológico, WUSB ofrece tasas de transferencia en un rango que va desde los 480 Mbit/s a 3 metros de distancia, frente a los 110 Mbit/s a los 10 metros.

El desarrollo de la especificación de WUSB fue finalizado en mayo de 2005 por el Wireless USB Promoter Group, cuyos principales participantes son Agere Systems, Hewlett-Packard, Intel, Microsoft, NEC Corporation, Philips y Samsung. Los primeros productos que hacen uso de esta tecnología están disponibles desde finales de 2005

Tras la ratificación de sus especificaciones eb diciembre de 2004, ZIgbee (IEEE 802.15.4) apareces como una alternativa para la interconexión inalámbrica de dispositivos con menores prestaciones y coste que Bluetooth. Con una tasa de transferencia de datos de 250kb/s, esta tecnología ofrece una alternativa interesante en aquellos ámbitos donde el consumo de energía es más importante que la capacidad de transmisión.

Tanto Bluetooh como ZigBee hacen uso de comunicaciones vía radio. Sin embargo, IrDA (Infrared Data Association) impulsa un estándar basado en rayos infrarrojos. El precedente de los mandos a distancia ilustra el potencial de esta tecnología orientada a aplicaciones que demandan baja velocidad y volúmenes de datos transmitidos.

En el momento actual existen dos normas ya completadas IrDA y Fast –IrDA. En su conjunto las soluciones infrarrojas pueden ofrecer en entornos de visibilidad directa entre emisor y receptor tasas de transfrencia de hasta 16 Mbs con un alcance inferior a los 10 metros.

Esta variedad de tecnologías esconde sin emabrgo un escenerio futuro mucho más sencillo. A este se dedicará el último post de esta serie.

Comentarios

Fco. Javier Suberviola 21 Julio 2006 - 11:37

IrDA es una tecnología que siempre ha tenido mis simpatías, al no utilizan elementos del espacio radioeléctrico.

Pero IrDA, basado en el expectro de radiofrecuencia de luz no visible, tiene un problema asociado: La direccionalidad.
Como luz que es, se comporta de forma direccional, es decir, que el dispositivo que utilicemos debe tiene que estar solamente próximo dentro del rango de acción, sino en un ángulo restringido, normalmente “enfrentado”.

Esto es harto incómodo. En mi opinión, hasta que no se produzca una mejora técnica en los emisores y los receptores que desubiquen la posición física de ambos no se producirá el desarrollo del IrDA.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar