17
May

Es viable el Triple Play?

Escrito el 17 Mayo 2006 por Julian de Cabo en Entertainment

A los que llevamos tiempo observando con interés el fenómeno de la convergencia nos impresiona la fe con que algunos jugadores pisan el terreno que abandonan otros. Lo hacen con la felicidad del que llega a la tierra prometida. Tan contentos que ni siquiera se paran a reflexionar sobre el hecho de que los modernos cananeos que la ocupan no parecen ofrecer resistencia alguna.
Por poner un ejemplo claro, es el caso de casi todas las telcos que intentan incorporar a su oferta combinada de voz y datos otra oferta televisiva. Un empeño tan constante que incluso nos está trayendo multitud de titulares sobre el fenómeno de la TV móvil como se ha dado en llamarla. Ni siquiera importa que haya dudas más que razonables sobre la viabilidad económica del triple play en telefonía fija. La TV es el futuro económico del mundo móvil, como antes lo fue del mundo fijo. Vamos a por ello.
Y la pregunta previa sería la de siempre: ¿estoy ofreciendo a mi cliente algo que este me pida, o que al menos pueda valorar, o simplemente le estoy dando aquello que soy técnicamente capaz de hacer? Pero esta pregunta es tan genérica y la hemos planteado tantas veces que no volveremos ahora sobre ella.
Centrémonos en algo tan cercano como es esa TV que ahora queremos integrar en la oferta del Triple Play como panacea universal, y analicemos sus perspectivas, que no es tan complicado como parece.
En el fondo es tan sencillo como cuanto ingreso puedo capturar si me sumo a la oferta de TV. Y la respuesta es doble. Mi primera opción es capturar abonados de pago que quieran contenidos diferenciales. Eso en España tiene una solución tan sencilla como ver cuantas altas hubo en el momento más alto de la TV de pago por satélite, que nunca fue para hacerse ricos vistos los costes de adquisición de clientes y contenidos. Mi segunda opción es capturar ingresos publicitarios, pero eso depende de la audiencia que pueda conseguir cada canal de TV… y con más de 30 canales en abierto próximamente a través de la TDT, es dudoso que un canal ofrecido en cerrado por el Triple Play pueda obtener un ingreso relevante por este concepto.
No sé si con esta reflexión tan ligera es suficiente para hacer entender a nuestros modernos “Josués” por qué los cananeos en lugar de dar batalla se parten de risa al verles llegar. Pero igual deberían analizar la posibilidad de que en lugar de encontrar una solución se estén buscando otro problema.

Comentarios

Q 17 Mayo 2006 - 16:42

Si la pretensión fuera ofrecer una TV de las tradicionales en la modalidad de difusión, claramente tu razonamiento aplica. Lo suyo es ofrecer algo distinto y de difícil replicación por la TV tradicional: una verdadera TV a la carta como las que están apareciendo por Internet. En este caso, sí que pienso que puede existir un mercado que busque contenidos televisivos con la misma interactividad a la que está acostumbrado en Internet.

Julian de Cabo 18 Mayo 2006 - 08:53

Yo también puedo estar de acuerdo con su comentario, caballero.
Aunque lo cierto es que, al menos de momento, las ofertas de Triple Play están formadas por una programación clásica y bastante homogénea. Tanto, que incluso hay canales casi omnipresentes en cualquier “pack” que se contrate.
Y de este modo, no parece que quien gane dinero sea la telco, sino el productor del canal que es comprado por varias plataformas.

Begoña Beobide 29 Mayo 2006 - 12:39

Simplemente mostrar mi conformidad con lo que habéis comentado. Prácticamente todos los proveedores de contenido están en todos los operadores de cable y adsl que actualmente operan en el mercado, sin que ello además les suponga un aumento de costes proporcional al ingreso obtenido, ya que aprovechan la existencia de su contenido en las plataformas actuales (sobre todo la de satélite) para poder proveer a los nuevos operadores a través de los mismos, con gastos de explotación mínimos.
Además de estar casi omnipresentes en todas las plataformas, los productores de contenidos y canales, han explotado otra nueva fuente de ingresos, que proviene de la venta a los operadores de cable/adsl de contenidos que se ofrecen en la televisión tradicional (series de éxito en la televisión analógica) pero distribuyéndola una semana antes.

En cuanto a la posibilidad de ofrecer TV a la carta, la aproximación a dicha personalización se realiza empaquetando el canal en diferentes productos, intentado personalizar al máximo la oferta a los clientes, creando múltiples paquetes de productos que puedan satisfacer al máximo a sus clientes, pero siendo el mismo contenido.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar