26
Abr

Web 2.0 ¿Mito o realidad? (y2)

Escrito el 26 Abril 2006 por Salvador Aragón Álvarez en Convergencia / Convergence

Al igual que ocurría en las tecnologías, el concepto de Web 2.0 da cabida a un amplio abanico de servicios aportados al usuario final. Si embargo, un mínimo esfuerzo de taxonomización permite diferenciar tres grandes grupos de categorías: publicación y agregación de contenidos, desarrollo y soporte de comunidades y, finalmente desarrollo y soporte de aplicaciones.

Sin duda, los servicios de publicación y agregación de contenidos han supuesto la punta de lanza de la Web 2.0, dando lugar a un ecosistema con características propias al que suele hacerse referencia como blogosfera. Su dimensión que se sitúa en torno 120 millones de blogs con un crecimiento que duplica su número cada 6 meses

En este ecosistema tienen cabida cuatro jugadores fundamentales: las plataformas blog, los bloggers, sus lectores y, finalmente los agregadores de feeds, cuya interrelación da lugar a un sistema relativamente cerrado con un nivel muy alto de endogamía en términos de generación y difusión de los contenidos.

Desde el punto de vista de los servicios, las plataformas de edición de blogs son las que en el momento actual atraen la mayor parte de los recursos generados en la blogosfera. Dos empresas Blogger (adquirida por Google), MSN Spaces y Movabletype concentran ya un 75 % del mercado.

Por su parte, el otro servicio relevante surgido al calor de la blogosfera lo constituyen los agregadores de feeds que permiten a los usuarios consultar de forma agregada los nuevos posts editados en sus bitácoras favoritas. En este caso el dominio de Blogline es abrumador.

Una segunda línea de servicios dentro de la Web 2.0 se circunscribe al ámbito del desarrollo y soporte a las comunidades. En este caso, el ecosistema de referencia es lo que han vendo en denominarse las redes sociales. Una red social puede ser definida como una estructura social compuesta de nodos, generalmente individuos, conectados a través de algún tipo de lazo sociales, se este familiar, laboral, amistoso, etc.

Los servicios basados en redes sociales persiguen facilitar la construcción y mantenimiento de estos agregados. Para ello en primer lugar definen el tipo de relación sobre el que se construye la red, y posteriormente ofrecen servicios que van desde la simple actualización de los datos de contacto hasta la propuesta de nuevos contactos mediante los más diversos criterios de encaje (matching).

Para terminar no puede olvidarse la línea más novedosa de servicios surgidos en el calor de la Web 2.0.: el de la oferta de aplicaciones online que substituyan a las tradicionales aplicaciones residentes en nuestro PC. El caso más popular dentro del segmento doméstico es Writely (www.writely.com), un procesador de textos completamente accesible online, recientemente adquirido por Google.

Sin duda, la importancia real de la Web 2.0 es la llamada de atención que plantea sobre la evolución de los mercados convergentes. En primer lugar señala con claridad la irrupción de las comunidades en los modelos de negocio convergentes. Por otra parte, la Web 2.0 va a profundizar en el papel de homo convergens como productor de contenidos y servicios, lo que va a socavar la base de numerosos modelos basados en presuponer un comportamiento meramente pasivo del usuario.

Y finalmente a la luz de los modelos emergente indicar como las oportunidades de más rápido crecimiento están surgiendo en el interface entre los tres tipos de servicios identificados. Por ejemplo Flickr, un agregador online de fotografías saca partido del contenido generado por los usuarios, para su posterior distribución en comunidades cerradas.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar