20
Mar

La salud del cine

Escrito el 20 Marzo 2006 por Ricardo Pérez Garrido en New Media / Nuevos Medios

Mientras en España se hablaba del último estreno de Almodovar, en Los Angeles se fraguaba otro negocio mas alrededor de la industria del cine y de la explotación de sus derechos en diferentes canales. Viacom vendía los derechos de explotación de DreamWorks. El trato es complejo, con derechos de recompra dentro de cinco años, y habla de las grandes posibilidades de explotación que los mercados alternativos para el cine (alternativos incluso para DVD y la explotación en salas).
El nacimiento de vínculos con el mercado de los videojuegos, las posibilidades de redistribución en canales de cable y ahora la movilidad y plataformas alternativas que todavía son un misterio (la PSP, por ejemplo) significan un amplio abanico de ingresos alternativos para los grandes éxitos. Y, de nuevo, para los que no lo son tanto, al reducir la inversión necesaria para su distribución en soportes como el vídeo bajo demanda, al que parece que por fin le queda poco para ser un producto de verdad, y además de éxito. De este modo, el valor marginal de películas que no han sido número 1 se multiplica, y su vida se alarga en el tiempo.
En este momento la clave se centra en saber si va a ser posible tener más de una industria de cine a nivel global o simplemente un gran centro y unos cuantos éxitos. Michael Khun, fundador de Polygram, lo expresa así, en relación a los éxitos del cine británico:
“Our problem is that we have a hit, but it doesn’t produce an industry. There is a perpetual fight to create a sustainable industry here.”
Después de tanto hablar sobre la necesidad de proteger a las industrias culturales, en este momento se trata de cómo preparar la llegada del negocio de las descargas al cine, después de que ya esté cambiando la forma de hacer dinero en música. Hace unos días se puso a la venta en iTunes la primera película completa. Exacto, los mismos que han vendido mas de 1.000.000.000 de canciones.

Comentarios

Enrique Cabello 21 Marzo 2006 - 16:13

Desde mi punto de vista, la clave de todo esto es si el cine y el cine-on-demand son productos “sustitutivos” o “complementarios”.

Independientemente de que los HomeCinema de la vida traten en mayor o menor medida recrear el ambiente, creo que nunca podran simular el “encanto” de una sala de cine.

Para mi, son claramente complementarios y no creo que debamos hablar de crisis en el sector audiovisual. Son soluciones diferentes a demandas diferentes probablemente incluso del mismo individuo.

Damian Hernadez 17 Abril 2012 - 23:45

pues apenas como este sitio http://www.vidasalud.org

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar