6
Mar

La gestión de “lo digital” en el hogar

Escrito el 6 Marzo 2006 por Julian de Cabo en Hogar digital / Digital Home

Días atrás nos reseñaba Salvador el cambio que ha supuesto en los hábitos de consumo la llegada de la imagen digital. Probablemente, pocos ejemplos veremos que resulten tan claros como este del impacto tecnológico en un negocio ya centenario como es el fotográfico.

Pero no nos interesa hoy tanto el ejemplo en sí, como lo que supone el hecho de que la “digitalización universal de la imagen” viene a sumarse entusiásticamente a la que previamente ha sufrido el cine a manos del DVD, o a la de la música con el formato CD por no mencionar el más reciente fenómeno mp3. Lo que interesa es que la suma de todos esos procesos de digitalización tiene como resultado la aparición de nuevas necesidades en el consumidor, que alguien deberá atender. Me refiero a necesidades como: almacenamiento, catalogación, compartición, etc.

Básicamente se trata de las mismas necesidades que ya tuvimos con el “contenido doméstico” que almacenábamos con tecnología analógica. En realidad, si queremos valorarlo como mercado o tamaño de oportunidad, sería algo mayor que una simple sustitución, dado que otro de los efectos de la digitalización es potenciar la intensidad de uso: basta pensar cuantas familias tienen hoy (y en qué cantidad) recuerdos “en cine” de su historias de hace 30 años.

Retomo el hilo central. El caso es que a la par que el despegue de la imagen digital impacta negativamente en las cuentas de resultados de Kodak o Fuji, su convergencia en el tiempo con el boom digital genérico, refuerza la necesidad (aun insatisfecha) de un sistema simple de “gestión de lo digital en el hogar”. Es claro que en los próximos años necesitaremos algo que nos permita manejar eficientemente todos esos ceros y unos sobre los que almacenamos hoy nuestros recuerdos y nuestros elementos de ocio. Resumiendo: a nadie se le escapa que nace un nuevo mercado. De dimensiones aun poco claras, pero con una capacidad de crecimiento enorme.

Y un nuevo mercado significa una nueva oportunidad de hacer negocio, que muchos de los actores en el mundo de la convergencia no están dispuestos a dejar pasar. Si miramos a nuestro alrededor, ya tenemos a una Microsoft con un recorrido que viene del Windows XP “Media Center” y se concreta en una nueva versión de “Windows Vista” específicamente orientada a estos menesteres, o a los fabricantes de hardware viendo la oportunidad del Pc de salón, o a toda una Intel que apuesta por los procesadores de núcleo múltiple como la plataforma ideal para esa “gestión de lo digital en el hogar”, por no mencionar a las telcos que ven en el incremento de los anchos de banda necesarios un modo de reactivar negocios estancados.

Pero creo honestamente que en todos esos casos -y en algunos otros que no menciono por no alargarnos más de lo debido- la industria comete un error que de puro viejo y de puro simple, habría que llamar analógico. Tan estúpido como pensar de nuevo en cómo aprovecho esta necesidad naciente para hacer negocio vendiendo mis cosas en lugar de hacerlo en cómo consigo ofrecer a mis clientes lo que necesitan para hacer su vida digital algo lo más segura, placentera y cómoda posible

Comentarios

Marco 6 Marzo 2006 - 10:50

Cuando he leído tu artículo me he quedado pensando en quién debería ser el que nos proporcione la capacidad de gestión de lo digital en el hogar… y, también en que el propio concepto de hogar debe modificarse. No vamos más bien hacia la necesidad de una gestión digital más a nivel personal? El hogar tiene una complejidad en cuanto a los distintos aparatos que gestionar… pero a nivel personal, además, deben gestionarse más contextos? Quién debe proporcionarnos la posibilidad de que si me descargo un disco, típico ejemplo, desde mi PC de casa también pueda oírlo desde mi móvil … o desde cualquier otro lugar en el que me encuentre (mi 2ª vivienda por ejemplo)?

Miguel Caballero 7 Marzo 2006 - 19:55

Cuánta razón tienes Julián en el último párrafo, y un claro ejemplo de ello es que cualquier fabricante de móviles se desvive por presentar el modelo con “más Megapixels, más memoria y más plano”;
Si trasladamos el modelo a la informática, el resultado es el mismo: Oiga usted, no me atosigue con tanto Megapixel y memoria (oséase, procesador, Disco Duro y RAM) y deme utilidades y aplicaciones que necesite.
Casi ha pasado desapercibido en el 3GSM World Congress un nuevo servicio (a nivel comercial), el Push-To-Talk. Algo útil en ciertos entornos o para cierto cluster de clientes. La industria tiende a fomentar la mejora tecnológica dejando de lado los servicios, y esto no es lo que desde el mercado estamos exigiendo.

Julian de Cabo 10 Marzo 2006 - 08:32

Respondiendo a Marcos, poco puedo añadir. Que pones el dedo en la llaga con el ejemplo que usas en el comentario sobre la portabilidad de la música. Pero que también deberíamos estar pensando mucho “más allá”. Y por ponerte un ejemplo de algo que pensé como tesis doctoral en su momento, no hay aun nada o prácticamente nada en el ordenamiento jurídico sobre el “derecho a la intimidad digital en el hogar”. Es una tradición en nuestra cultura la de la protección de las comunicaciones o el hogar en sentido físico pero nada se ha planteado con rigor sobre el hogar extendido del que hablamos.

En el caso de Miguel, pues más de lo mismo: toda la razón. Cada fabricante mirando “su espacio” en lugar de ocuparse del espacio del cliente.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar