1
Mar

Imagen Digital

Escrito el 1 Marzo 2006 por Salvador Aragón Álvarez en Tecnologías convergentes / Convergent technologies

La imagen digital se ha convertido en una de las áreas de la convergencia digital con un crecimiento más rápido en el ámbito doméstico. A lo largo de los dos últimos años su presencia en los hogares españoles ha pasado de apenas un 8 a un 33 por ciento y las ventas globales de estos dispositivos se sitúan en torno a las 2,5 millones a lo largo del año 2005. Así mismo, más de un los 60 por ciento de los móviles vendidos en el año 2005 en España, llevaban incorporada una cámara digital.

En una reciente nota titulada Imagen Digital: Un mercado convergente entre fotografía y comunicación, publicada por ENTER, se analiza el nacimiento de este mercado. La imagen digital no sólo esta suponiendo la muerte de la fotografía analógica, reducida al segmento profesional, sino que esta permitiendo la aparición de nuevos ámbitos de uso donde se combina la novedad del contexto con la tecnológica.

A principios del año 2006, se aprecia la existencia de dos escenarios que se superponen en la imagen digital. El primero de ellos, caracterizado por la pervivencia de los usos tradicionales, muestra las huellas de los orígenes de la imagen digital vinculados al ordenador personal y, puede ser descrito con toda propiedad como fotografía digital. Su dispositivo clave es la cámara digital que se ve acompañada por la impresión digital y el revelado online con una finalidad básica: la de ser el almacén de recuerdos de nuestra vida.

Más allá de la fotografía digital aparece un nuevo concepto al que podría bautizarse como de comunicación visual digital. Con el móvil con cámara asociado a los MMS y el acompañamiento de los servicios de almacenamiento distribuido online, el escenario de la comunicación visual se caracteriza por su inmediatez, primando una distribución rápida y amplia de la imagen, frente a su calidad y su reproducción o almacenamiento con carácter permanente.

En el momento actual, la separación entre ambos contextos de uso se ve favorecida por las diferencias existentes en términos de calidad de imagen entre los dos principales dispositivos: la cámara digital y el móvil con cámara. Mientras que la cámara media soporta resoluciones del orden de los 5 Megapixels, su equivalente en móviles apenas supera el megapixels, sin considerar otros elementos como el flash, las ópticas adaptativas o la capacidad de almacenamiento primario.

La separación entre ambos contextos de uso se mantendrá en el medio plazo. Frente a lo que muchos afirman, no se producirá una substitución de la cámara digital por el terminal móvil, salvo en los segmentos de menor precio, equivalentes a lo que en la fotografía analógica fueron las cámaras de un solo uso.

Por otra parte, el contexto de la comunicación móvil verá aparecer nuevos servicios vinculados a la catalogación y compartición de imágenes. Los movimientos iniciales de Flickr y Google en el mundo Internet van a continuar con su extensión a los entornos móviles.

Es precisamente en dichos entornos móviles donde se va a desarrollar la batalla clave en el entorno de la comunicación visual digital. La limitación que hasta ahora suponía el precio de los MMS esta siendo progresivamente derribada, lo que va a permitir que la imagen se incorpore al texto en la mensajería móvil. El precedente de los tonos y logos permite confira en que el mercado de íconos para esta nueva forma de comunicación resulte muy atrayente.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar