27
Mar

Por Begoña Beobide, Executive MBA por el IE y Directora Técnica del Área de Cable (Sogecable).

Llegaron nuevos tiempos para la televisión tradicional, en el que la convivencia entre el modelo tradicional y el napsterizado que nos ha explicado Salvador Aragón, es el escenario en el que el usuario tiene mayores opciones de elección para su entretenimiento. En este post, me centraré en lo que se es lo que es la televisión que denominamos tradicional.

Ya hace años que en España la televisión analógica fue dando relevo a la digital, primero mediante la digitalización de las señales en las plataformas satélite allá por el año 1997, y dos años mas tarde en las plataformas de cable, en el que Euskaltel (Operador Global de Telecomunicaciones que opera en el País Vasco) fue pionera con la puesta en marcha de la primera cabecera digital de cable de España, al que le siguieron unos años después AUNA y ONO (hoy ya fusionados).

Estábamos asistiendo en aquel entonces, a lo que sería el cambio en la forma de ver la televisión, tanto a nivel de cantidad y contenido, como de formato, ya que nos permitía acceder a múltiples canales temáticos y servicios interactivos, a través de nuestro mando a distancia, y en el que el STB era necesario para adaptar la señal digital a la señal analógica, (que es el formato que entiende nuestro TV) y abrirnos el canal que nos venía encriptado por nuestro operador de TV de Pago.

Han pasado casi diez años desde aquel 1997, y tanto la televisión como los operadores de la TV de Pago, han ido evolucionando. Mientras que en los primeros años, los operadores de cable realizaban sus mayores esfuerzos económicos en las inversiones en infraestructura y en la captación del cliente para ofrecerles triple-play (voz, datos y televisión), el operador de satélite luchaba por conseguir los derechos de emisión de los mejores contenidos de cine y de fútbol, hasta que en 2003 se realiza la fusión de ambas plataformas (Canal Satélite Digital y Vía Digital) para formar la actual plataforma satélite Digital+ . Mientras, Telefónica cumplía con la moratoria del cable impuesta por la CMT y Quiero TV sobrevive únicamente entre 2000 y 2002, año en el que anuncia su quiebra.

Actualmente, aunque la plataforma satélite sigue manteniendo el liderazgo de la TV de Pago, cabe destacar su tendencia a la baja en el número de abonados, frente a un crecimiento sostenido tanto de los operadores de cable como del espectacular aumento de la cuota de mercado de lmagenio mediante el uso de su tecnología IPTV que ha pasado de un 0,34% al 6% en apenas unos pocos meses. Para completar el estado actual y siguiendo con los operadores que utilizan la plataforma xDSL, Jazztel ha comenzado a ofrecer su servicio de TV mediante su plataforma de Jazztelia TV, y Wanadoo y Ya.com prevén comenzar la comercialización de su producto de TV en los próximos meses.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar