13
Ene

Tecnología disruptiva

Escrito el 13 Enero 2006 por Ricardo Pérez Garrido en Innovación / Innovation

¿Cómo identificar una tecnología disruptiva, que puede cambiar tu negocio de forma radical? ¿A qué indicadores hay que mirar? ¿A quién se puede preguntar? El New York Times publicaba ayer una noticia sobre Nikon, que deja de producir la mayoría de sus cámaras “tradicionales”, para centrarse en cámaras digitales. En un período de menos de 10 años, la industria ha cambiado completamente, y la forma de hacer fotografías y compartirlas, incluso la “forma social” de compartir fotografías, ha cambiado totalmente. Empresas como Kodak han estado a punto de hundirse por culpa de un cambio tan radical. Ha pasado de unos 150.000 empleados en los 90 a los actuales 50.000, vendiendo gran parte de sus operaciones y entrando en la venta de cámaras digitales solo en 2001, con años de retraso frente a sus competidores (Sony lo había hecho en 1981). Su historia, el regreso a los primeros puestos de ventas y de novedades introducidas en sus diferentes mercados, es de reacción, innovación como supervivencia.

Hoy hablamos de muchas tecnologías que parecen tener el potencial de cambiar algunas industrias, y, por el camino, nuestras vidas. ¿Cuantas de ellas han sido apuestas de grandes empresas?

Las empresas líderes suelen tener problemas en adaptar la nueva tecnología. Solo un cambio lento permite que los ganadores tradicionales tengan tiempo de poner su músculo financiero al servicio de la nueva tecnología para sacarle provecho. Parece que éste es el caso, al menos por ahora, de VoIP y las empresas de telecomunicaciones. Hay otros mercados que todos tenemos en mente en los que parece que la capacidad de reacción está siendo mucho más lenta, ante fenómenos como, por ejemplo, el fácil intercambio de información por medio de internet. En el transfondo está la separación entre “los que entienden de tecnología” y el resto de los directivos. Separación que es clara en casi todas las empresas que conozco, y que es incluso llamativa en algunas que se ganan la vida con tecnología. Puede que una forma de evitar estos problemas sea cambiar el tipo de poder que estos expertos tienen, creando directivos ilustrados -en tecnología- y tecnólogos capaces de hablar en el lenguaje del directivo, no en una jerga incomprensible.

Comentarios

Miguel Caballero 17 Enero 2006 - 21:58

Ricardo,

Coincido contigo en la conclusión que citas. Y a los hechos me remito, en el sentido que las grandes operadoras se muestran reacias a cambios tan importantes en sus líneas de negocio (como el introducir servicios de Telefonía IP basados en Voz, Videoconferencia, Videostreaming…) por el simple hecho de tener directivos convencidos que todavía tienen que rentailizar otras tecnologías.

Si observamos el escenario a nivel internacional sí que vemos ciertos cambios que apuntan a que se tiende a ir hacia este modelo. No es que los grandes deban -o no- apostar por nuevas tecnologías de acceso, es que lo tienen que hacer porque “así es”. Así de sencillo. La cadena de valor, las nuevas fórmulas o los nuevos modelos de negocio -asociados siempre a NNTT- han producido tantos cambios que nos obligan a asumir el refrán de “renovarse o morir”.

Nelson, 18 Enero 2006 - 20:24

Tecnologías como Wimax plantean una posilidad clara de un cambio radical en el mercado de las telecomunicaciones, lo cual las hace disruptivas y a estas se les frena un poco en procesos de estandarización para interoperabilidad internacional, sin embargo se crean foros y principalmente los fabricantes están a la vanguardia de propuestas que puedan plasmar en la generación de dicho estándar.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar