3
Nov

La (discreta) vuelta del Teletrabajo

Escrito el 3 Noviembre 2005 por Julian de Cabo en Convergencia / Convergence

En los tiempos en que se empezaba a producir el encuentro entre telecomunicaciones e informática que acabaría llamándose convergencia, se empezó a hablar de teletrabajo.
Como en tantas otras ocasiones, el concepto pasó a ser “idea de moda”, y a vivir dos fases que son todo un clásico. En este caso partimos de una fase inicial donde sus posibilidades se valoraron tibiamente (en este caso como conjunto de alternativas de gestión para fuerzas comerciales o poco más), y de ahí pasamos a un escenario donde se habló de teletrabajo hasta en la sopa, asociado a conceptos como el coste del alquiler de locales de negocio, etc, etc.
Y como pasa tantas veces, de ahí pasamos a un silencio motivado por una sensación generalizada de decepción. Pasamos de un entorno donde todo iba a ser trabajo desde casa, a otro donde la idea central era que aquello no lo usaba nadie, y que por algo sería.
Y en este punto mental nos quedamos muchos hasta tiempos recientes donde, sin que casi nadie hable de ello, vamos empezando a ver cada vez más casos de experiencias de teletrabajo en todo tipo de entornos y de empresas.
¿Tal vez porque ahora sí hay tecnologías maduras que le den soporte?. ¿Quizá porque se sabe cuales son los parámetros que acompañan al éxito o fracaso de este tipo de programas?. ¿Puede que tenga que ver con la bajada de precio del equipamiento necesario?.
Probablemente no haya una sola respuesta, pero lo que si parece claro es que aunque no esté de moda, el teletrabajo empieza a convertirse en una opción más a la hora de enfrentarse a la jornada laboral.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar