24
Nov

El gorrión mediático y la importancia del share

Escrito el 24 Noviembre 2005 por Julian de Cabo en Televisión / TV

Con esta entrada voy a contravenir todos los principios en los que se basa la filosofía de este blog, o casi. Al menos, entraremos en un tema de actualidad, comentaremos una noticia, y seguiremos la estela marcada por los grandes medios de comunicación europeos en estos últimos días.
Pero es que si la historieta del dichoso gorrión la glosara algún político, me temo que el título de este comentario hubiera sido puramente genital. Y probablemente con razón.
Asumo que si yo me he tropezado con la noticia tres o cuatro veces, la mayoría de los lectores la conoce. Pero aun así se puede resumir diciendo que mientras en un polideportivo holandés se preparaba el record del mundo de caída de fichas de dominó, se coló un gorrión que amenazaba con abortar el intento. Alguien disparó contra el pájaro saboteador, y a partir de ahí, gran zapatiesta de las ONG’s conservacionistas dada la crueldad de los organizadores.
Confieso que en un primer momento casi me indigné pensando en el pobre pájaro … pero cuando analicé a fondo el tema, no supe discernir qué era más estúpido: si matar pájaros, si poner millones de fichas de dominó en cascada, si grabarlo para la televisión, o si que millones de espectadores lo miren. Porque, a lo que parece, el programa de las fichas tuvo un elevadísimo share el año pasado en muchas cadenas europeas. Todo sea por el share.
Lo que no pude evitar recordar es aquella descripción de Constantinopla como aquella ciudad donde mientras la sitiaban los bárbaros, se debatía sobre el sexo de los ángeles.
Y el paralelo tal vez fuera algo más allá. Constantinopla andaba en aquellas disquisiciones dando muestra del agotamiento de su sistema de vida y de su modo de ver las cosas. ¿No parece que a la TV le ande pasando un poco igual de un tiempo a esta parte?. Mientras acuñan propuestas tan enriquecedoras como los reality shows o la caída de las fichas del dominó, y nos informan de pájaros en un polideportivo, las generaciones bárbaras de la consola se pelean en las casas por el teclado del Pc.
Ahora sólo falta que ese teclado traiga a nuestras mentes algo mejor que las pantallas del salón para que el viaje haya merecido la pena.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar