28
Nov

De la cuota de pantalla a la cuota de usuario.

Escrito el 28 Noviembre 2005 por Julian de Cabo en Televisión / TV

Desde que se empezó a hablar de la TDT como alternativa a la TV convencional hasta estos últimos tiempos, la verdad es que el tema de la televisión está tomando una cierta recurrencia como noticia. Y descartando la parte de autonoticia que pueda haber detrás del fenómeno, es justo reconocer que hemos venido asistiendo a sucesivas oleadas de cambios en lo que años atrás era uno de los segmentos más pacíficos del mercado. Incluso los de mi generación recordamos los tiempos en los que se hablaba con sorna de “la mejor televisión de España” para referirse al único canal público disponible.
Y el caso es que tanta ebullición no parece que sea lógica cuando tenemos delante un mercado tan maduro. Tomando como referencia la primera edición del EGM de este año, estamos hablando de un medio con un 89,4% de penetración, que coincide exactamente con la cifra de la misma oleada del año 2.001.
De hecho, en el panorama español de los medios, sólo crecen significativamente Internet (15.6 a 28.6% de 2.001 a 2.004, porque en 2.005 cambian la métrica) y la prensa diaria (35,9% a 41% en igual periodo), pero es ese caso entendemos que el crecimiento debe venir bastante ligado a la aparición de los diarios gratuitos.
Así las cosas, cuando uno lee sobre la cantidad de canales que van a aparecer de la mano de la TDT y suma los analógicos en abierto, los locales, los de pago, el satélite y los mediopensionistas, no puede dejar de pensar que en el fondo toda esa oferta viene dirigida a un mismo objetivo, que es uno mismo. Quiero decir, que en el fondo toda esa oferta compite por un mismo objetivo, que es capturar tiempo del usuario. Un tiempo que tiende a ser excluyente, en la medida en que raramente puede el usuario atender a dos medios de comunicación a la vez. Lo cual va a ser un problema porque al tratarse de televisión comercial, sólo ganará dinero aquella TV que pueda demostrar la fidelidad de un grupo suficientemente grande de usuarios.
Honestamente, la sensación que da es de que o las futuras televisiones cambian tanto su oferta como para recapturar ese tiempo que los usuarios prefieren usar hoy en otras cosas (Internet y los videojuegos entre ellos), o el panorama se puede poner económicamente negrísimo para los últimos de la fila.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar