16
Sep

Lo pequeño es hermoso

Escrito el 16 Septiembre 2005 por Salvador Aragón Álvarez en Tecnologías convergentes / Convergent technologies

Dentro del mundo de las tecnologías para la convergencia la mayor parte de los análisis centran su atención en las redes de acceso y transporte de mayor alcance. Sin embargo, desde el punto de vista del “homo convergentis” las redes de menor alcance, a menudo denominadas redes de área personal o redes PAN, ilustran algunas tendencias del mayor interés.

La primera de estas tendencias es la existencia de un contexto de uso donde lo importante es el individuo de forma aislada. Mientras una red local busca la interconexión de distintos usuarios que puedan compartir recursos, las redes personales se construyen alrededor de un único usuario que comparte su información entre diversos dispositivos. Se trata por tanto de redes usuario-céntricas.

La segunda de ellas es la identificación dentro de este contexto personal de dos escenarios muy distintos. Uno de ellos orientado a la interconexión y otro hacia la intercomunicación.

El escenario de interconexión implica elevados requerimientos de transferencia de datos asociados al intercambio de imágenes, música, video o volúmenes de información considerables. Ejemplos comunes de dispositivos situados en esta tipología de uso son las videocámaras, los dispositivos de almacenamiento externo, los reproductores digitales y los periféricos tradicionalmente asociados al PC. La tecnología dominante en este ámbio es la conexión USB (Universal Serie Bus), que pronto va a verse complemnentado con su versión inalámbrica denominada Wireless USB(W-USB).

Por su parte, el escenario de intercomunicación precisa de una conectividad intermitente y con bajas tasas de transferencia propia de operaciones como la sincronización de agendas o las comunicaciones por voz. En este contexto la posición dominante de Bluetooth es difícilmente contestable por otras tecnologías.

El caso de Bluetooth ilustra la última de las tendencias identificadas. A lo largo del año 2004 se han comercializado más de 146 millones de dispositivos que incorporan esta tecnología, empujando hacia el escenario de la convergencia a contextos hasta ahora escasamente influidos. El caso más notorio es del automóvil, donde cada vez más fabricantes incorporan Bluetooth como parte de los accesorios del vehículo, y se estima que a finales de 2005 serán fabricados más de 2,8 millones de vehículos que incorporaran de serie esta tecnología.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar