29
Sep

Innovación, amenazas y oportunidades

Escrito el 29 Septiembre 2005 por Julian de Cabo en E-Business

Amazon versus Barnes and Noble es uno de los casos que sigo dando casi siempre que me toca impartir “Sistemas de Información” a mis alumnos del Instituto de Empresa.

Pese al tiempo que ha pasado desde los hechos que recoge, pienso que sigue conteniendo enseñanzas que valen para entender muchas de las situaciones que se están produciendo (y que se van a producir) en esta industria en convergencia. Muy especialmente en el campo del software.

Si lo analizamos desde una perspectiva clásica, parte de lo que toca contar en cada edición es el mérito que tuvo Bezos al apostar por fórmulas tan inteligentes como el “Programa de Asociados”, o la apuesta por hacer sentir como real una calidad de servicio soportada en la aparente frialdad de la tecnología.

Lo que muchas veces se obvia al analizar este caso, es lo que podríamos llamar “status mental” del otro contendiente. Podemos ver con claridad por qué Amazon hizo lo que hizo, pero ¿tenemos tan claro por qué Barnes and Noble actuó como actuó?.

En mi opinión, la clave está recogida (al hilo de un ejemplo no tan distinto, como es el de la Enciclopedia Britanica) por un libro llamado “Blown to Bits”. La traducción libre de la idea a que me refiero es “Los mitos y valores de las culturas fuertes pueden cegar a los líderes de esas compañías frente a eventos impredecibles en su estructura mental”.

Y si algún factor contribuye a hacer fuerte una cultura es la moral de triunfo que se vive en las compañías cuando vienen de reescribir con éxito las reglas de un mercado. Es el momento en que suelen encontrarse en pleno convencimiento de que “su revolución” es “la revolución definitiva”. Todos los líderes anteriores estuvieron equivocados, y el nuevo orden que acabamos de instaurar, durará para siempre.

… y Barnes and Noble acababa de ganar una batalla cambiando las reglas de juego en el sector editorial. Con su concepto de megatienda con servicios añadidos le había ido muy bien. Tanto, que probablemente pensó que era imposible mejorar ese servicio con el uso de tecnología, y que consecuentemente su posición de defensa no tenía que temer del ataque de Amazon.

Al final, como tantas otras veces, una misma circunstancia externa (la aparición de Internet en este caso) fue enfrentada con una actitud tan distinta por ambos contendientes, que acabaron por convertirla en amenaza para uno y oportunidad para el otro.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar